fbpx Los hoteles buscan adaptarse a los protocolos ante el comienzo de la temporada de verano – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Los hoteles buscan adaptarse a los protocolos ante el comienzo de la temporada de verano

El presidente de la Asociación de Cabañas, Luis Cerone, analizó el impacto de las disposiciones elaboradas por la Provincia. “Hay que aceptar que será un verano distinto y con un montón de restricciones”, sostuvo.

El Eco

Tras conocerse los protocolos que deberán cumplir los prestadores de servicios turísticos en los municipios autorizados para recibir visitantes, entre los que se encuentra Tandil, la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines puso la atención en los requerimientos con miras a adaptar las instalaciones ante el inicio de la temporada, habilitada a partir del martes próximo.

En medio de la “sorpresa” que causaron las disposiciones entre cabañeros, el presidente de la entidad, Luis Cerone, sostuvo que algunas medidas lograron cierta flexibilización, por lo que los asociados buscarán ajustarse a lo que marca la Provincia para el desarrollo de la actividad, una de las más afectadas por la pandemia.

Estas acciones se suman a las recomendaciones sanitarias que hacen hincapié en el distanciamiento social, el lavado frecuente de manos y el uso de tapabocas para la realización de cualquier tipo de actividad del rubro.

“Es imprescindible que quienes conforman la cadena de valor del turismo se preparen para una nueva etapa pos Covid-19, en donde la forma de viajar y hacer turismo y las nuevas conductas de consumo suscitan una ‘nueva normalidad’. Este nuevo escenario para el sector exige revisar y actualizar de manera integral las gestiones operativas de cada prestación”, se expone en los documentos elaborados por el Gobierno provincial.

Frente a este escenario, el representante del sector argumentó que “hace ocho meses que tenemos los hoteles cerrados, con lo cual no estamos felices. Pero también somos conscientes que estamos en una situación absolutamente extrema” y que “estamos dispuestos a cumplirlos”.

“Un verano distinto”

En diálogo telefónico con El Eco de Tandil, el dirigente contextualizó que desde hace unos dos meses participan en el desarrollo de los protocolos específicos para la actividad, con miras a la habilitación del turismo, en una negociación que permitió flexibilizar algunas medidas.

En efecto, evaluó que es una discusión que contempla la mirada de equipos técnicos propuestos por las autoridades provinciales y la de quien opera un emprendimiento de este tipo, en medio de la cuestión de la salud y comercial.

“Si se quiere un cuidado absoluto de la salud, hay que aceptar que será un verano distinto y con un montón de restricciones en cuanto a los alojamientos”, enfatizó.

En su planteo, no obvió hacer referencia a lo que podría suceder en el ámbito privado ni tampoco en los alojamientos que no se encuentran regularizados, donde “no habrá forma de controlar” el cumplimiento de las recomendaciones para evitar contagios de coronavirus.

No obstante, Cerone sostuvo que “hay ciertas cosas que se pueden aplicar” y remarcó que las autoridades provinciales se enfocaron en limitar la utilización de los espacios cerrados.

“Todas las medidas generan impacto” si se las observa desde la costumbre de los visitantes, en un contexto sin pandemia. “Somos conscientes que, si esto ayuda, está bueno”, resaltó.

Adaptarse a las disposiciones

Según los protocolos que publicó el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, no se habilitará el ingreso a las áreas de piscina, spa y gimnasio que se encuentren en lugares cerrados.

En tanto, se permitirá el uso de la pileta cuando se encuentre en espacios abiertos, con un sistema de turnos que garantice un 30 por ciento de aforo, con limpieza frecuente de las superficies de alto contacto y sosteniendo las medidas de cuidado individual indicadas para la población.

En el caso de los hoteles, dijo “tratamos de adaptarnos” con miras al comienzo de una temporada de verano en medio de un contexto atípico.

Asimismo, reconoció que “nos complicaba mucho el tema del desayuno con take away o room service”, ya que implicaría una mayor circulación de personas por el interior del hotel.

“El problema más serio que teníamos era el restaurante, que estaba prohibido y ahora lo habilitaron, y el desayuno, que ahora se puede retirar y llevar a una mesa al aire libre sin ingresar a la habitación”, detalló Cerone.

Según la Provincia, los servicios de desayunos y comidas incluidos en la tarifa podrán ofrecerse preferentemente para consumo en la habitación, pudiendo utilizarse la modalidad de entrega al huésped para llevar.

En caso de utilizar el salón comedor para el consumo de los alimentos “para llevar”, el establecimiento deberá determinar un sistema de turnos o cualquier otro mecanismo para garantizar un aforo de hasta el 30 por ciento, distanciamiento de 2 metros entre los grupos y la higiene y desinfección de los elementos utilizados.

Los emprendimientos deberán limitar la ocupación de espacios como salas de reunión, oficinas, comedor, cocina, vestuarios, posiciones de trabajo, que podrá ser de una persona cada 2,25 metros cuadrados de espacio circulable.

Los complejos de alojamiento no podrán habilitar los espacios comunes como salas de estar, salones de usos múltiples o de juegos, entre otros. En simultáneo, deberán limitar el uso del salón comedor y desayunador para el consumo de los alimentos para llevar, incluidos en la tarifa, con una ocupación de hasta el 30 por ciento de su capacidad, distanciamiento de 2 metros entre los grupos, y la higiene y desinfección de los elementos luego del uso.

Nivel de reservas

A días del inicio oficial de la temporada de verano, Cerone aseguró que el nivel de reservas “está muy bajo” y alertó que la cantidad de consultas que ingresan “no llevan a pensar en un desastre, pero tampoco que vamos a tener un muy buen movimiento”.

Así, graficó que para el fin de semana largo de diciembre son “prácticamente insignificantes” en el hotel de su propiedad.

En esa línea, citó una serie de eventos culturales y deportivos que todos los años forman parte del calendario local y que generan su impacto en el sector turístico, como el Festival de las Sierras, el Cruce Osde Tandilia.

Para finalizar, el presidente de la Asociación de Hoteles deseó que para marzo la situación “esté controlada” y que existan “menos restricciones” para Semana Santa.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario