Los operarios de Metalúrgica resisten y apuntan a agotar las instancias de discusión

Mientras continúa la vigilia frente a la planta, en Figueroa al 500, apuestan a lo que pueda suceder en la reunión del lunes. Tras la audiencia en la que Renault ratificó su decisión de concluir la actividad, las partes volverán a reunirse en la delegación del Ministerio de Trabajo un día antes de que caduque la conciliación obligatoria.

El Eco

A casi un mes de conocerse la decisión de Renault de cerrar Metalúrgica Tandil, los trabajadores aún resisten y continúan firmes con su lucha en pos de sostener la fuente de empleo de la que dependen cerca de 160 familias tandilenses.

La audiencia de este jueves en la delegación del Ministerio de Trabajo provincia dejó poco margen de acción y trasladó las expectativas a la convocatoria del lunes próximo, un día antes del vencimiento de la conciliación obligatoria.

Si bien aún queda la alternativa de extender por cinco días más ese ámbito de negociación, todo apunta a lo que suceda en los días venideros aún con la esperanza de los obreros de lograr revertir una decisión que, hasta aquí, se presenta como definitiva.

Independientemente de este escenario, los operarios ratificaron su postura. En medio de un estado de asamblea permanente decidieron sostener la vigilia frente a la planta para evitar el vaciamiento y evaluar las medidas que sean necesarias hasta que se agoten todas las instancias de discusión disponibles.

Como se informó, este jueves las partes involucradas en el conflicto volvieron a juntarse ante el delegado de la cartera laboral, Blas Pugliese, en una nueva instancia de negociación.

La compañía automotriz rechazó, previo análisis, el proyecto formulado por tres exgerentes –Enrique Lalloz, Miguel Cicimarra y Carlos Etcheverri- y confirmó su determinación de concluir la actividad en la planta local. La contraparte no aceptó negociar los despidos y el lunes volverán a encontrarse para cumplir con la convocatoria a una nueva audiencia, con miras al fin de la medida obligatoria adoptada por el organismo gubernamental que actuó como mediador.

El principal objetivo

Al resguardo de la lluvia y resistiendo a las bajas temperaturas de la jornada de ayer, los operarios fueron rotando por turnos con la intención de mantener presencia en el puesto montado días después de que se decretó el fin de la toma de las instalaciones.

Allí, uno de los voceros de los empleados, Daniel Mendieta, planteó ante El Eco de Tandil las distintas alternativas con miras a perseguir el objetivo de máxima, mantener los puestos de trabajo, mientras se cumplen los plazos previstos.

Indicó que la decisión adoptada por los trabajadores en la asamblea que se celebró este jueves por la tarde fue “seguir con el plan de lucha” hasta que se cumpla el plazo de la conciliación obligatoria y, cuando eso suceda, evaluar qué es “lo mejor para nosotros”.

El intercambio con la conducción de la UOM se desarrolló en un clima poco alentador en función de los resultados que tuvo la audiencia en las instalaciones de Pinto al 500. “Renault sigue inflexible ante nuestro reclamo por sostener las fuentes de trabajo”, objetó y ratificó que, al menos en su caso, continuará con la lucha “hasta las últimas consecuencias”.

Mantener la esperanza

A propósito de los resultados del encuentro, reconoció que “era difícil” que la automotriz multinacional accediera al proyecto alternativo presentado para reactivar la planta pese a las expectativas que tenían. “Tenemos todavía la esperanza de conseguir los puestos de trabajo, por eso estamos acá todos los días”, reflejó Madarieta.

Cualquiera sea el desenlace, mantendrán presencia frente a la planta, su lugar de trabajo, y la disposición que adopten surgirá de la asamblea de trabajadores. “Mientras tanto, seguimos con el acampe, cuidando el portón principal para que no se lleven nada hasta tanto quede definido el futuro de Metalúrgica Tandil”, concluyó el operario.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario