Los recuperadores urbanos solicitaron la reapertura del acceso al predio del relleno sanitario

Trabajadores de la CTEP y el MTE hablaron con funcionarios municipales para buscar una solución frente a la restricción de ingreso al predio comunal del relleno sanitario, lugar donde desarrollan sus tareas. Acordaron elaborar un registro de personas con acceso autorizado y a continuar el diálogo para regularizar el trabajo dentro de ese espacio.

Los trabajadores del sector de recuperación y reciclado se acercaron al Municipio para solicitar alternativas que les permitan el acceso a su fuente de trabajo.

El Eco

Los recuperadores y recicladores urbanos que forman parte de la CTEP y el MTE y llevan adelante sus tareas en el predio del relleno sanitario municipal, denunciaron que desde la semana pasada se les cortó el acceso al lugar, lo que redundó en la imposibilidad de realizar su trabajo diario de subsistencia.

Ante este inconveniente, decidieron acercarse al Municipio para conversar con las autoridades competentes sobre las alternativas viables para desempeñar su labor. En el mediodía de ayer fueron recibidos por el subsecretario de Coordinación Juan Martín Pissani; el subsecretario de Desarrollo Social Pablo Civallieri, y funcionarios de Usicom -a cargo de la gestión integral del tratamiento y disposición final de los residuos en el predio que la comuna posee- para debatir la problemática y exponer sus necesidades.

Tandil cuenta desde hace casi 20 años con el relleno sanitario ubicado en la Ruta 226, frente al Parque Industrial, un lugar destinado a la disposición final de desechos o basura, en el cual se toman múltiples medidas para tratar de reducir los problemas generados por las 130 toneladas diarias de desechos que la ciudad genera. Con el tiempo, el espacio comenzó a ser frecuentado por los recicladores y recuperadores que se encargan de recuperar los desechos.

Las condiciones laborales

Tras la reunión, los representantes del MTE y los recuperadores entablaron un diálogo con el móvil de El Eco Multimedios para relatar los detalles del encuentro. Según contó Daniel Fernández, del MTE, surgió la necesidad de regularizar la forma de trabajo dentro del predio, para garantizar la entrada de personas y las condiciones de higiene y sanidad.

“En la reunión se charló de la inmediata apertura del relleno para que puedan entrar a trabajar y de medidas particulares que se abren a partir de esta mesa de diálogo y van a continuar debatiéndose”, explicó el referente social. En el encuentro quedó sentada la necesidad  de contar con indumentaria y elementos adecuados para la clasificación de los materiales, así como la confección imperiosa de un registro y el uso de seguros para el desenvolvimiento de la actividad.

La recicladora Soledad Benítez afirmó que del relleno sanitario obtienen los insumos para vender y subsistir día a día. “Se nos cortó la entrada porque crece la cantidad de personas que ingresan, por eso se habló de armar un registro para controlar el ingreso. Esto no es un capricho, queremos trabajar dignamente”, señaló.

Los trabajadores se ocupan de seleccionar todos los materiales descartados por la gente pero que sirven para vender o reciclar. Chatarra, papel blanco, cartón, papel de diario y folletería, están dentro de los residuos revalorizados, en cantidades variables dependiendo de la jornada. Además, obtienen ropa, calzado y muebles que son descartados, “todo es aprovechable, lo que vemos que nos puede servir lo usamos, de eso vivimos”, aclaró Soledad.

Según el MTE hay aproximadamente unas 50 familias que viven de esta tarea y confirmaron que harán el registro en los próximos días, para poder presentarlo en el Municipio y establecer un sistema de turnos hasta formalizar un esquema y seguir avanzando en la regularización del trabajo.

El acompañamiento municipal 

Desde la jefatura de Gabinete, Juan Martín Pissani, en comunicación con este medio, brindó más precisiones sobre los temas tratados en la convocatoria y enfatizó en la urgente confección de un listado con todas  las personas que los trabajadores consideran que se encuentran dentro de este marco de situación. Con respecto a las medidas de seguridad e higiene, Pissani manifestó que deben garantizarse las condiciones para que puedan trabajar de manera segura,  por lo que se trabajará en la entrega de ropa y elementos aptos  para el desarrollo de las tareas.

Además, informó que el  listado va a ser utilizado por el área de Desarrollo Social para evaluar las condiciones de cada familia y hacer los relevamientos correspondientes.

“Nuestra idea es relevar todo, no queremos permitir que haya menores en el predio, ellos deben estar en la escuela, pero hay algunos que colaboran con la economía familiar, así que vamos a trabajar en cada caso particular”, aseguró el funcionario, para que haya un real acompañamiento del Estado.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario