Luego del traspaso al Municipio, el CFP 401 recibió a un funcionario del Ministerio de Trabajo provincial

Luego de que el Ejecutivo efectuara la firma del convenio de traspaso de Provincia a la órbita del Municipio, un funcionario del Ministerio de Trabajo bonaerense se acercó a las dependencias del servicio para conocer de cerca la situación y articular los cambios inminentes. La comunidad del CFP 401 repartió volantes ayer en la peatonal céntrica para seguir visibilizando la problemática.

Sandra Aspitia, directora del CFP 401 brindó detalles de las novedades sobre el traspaso.

Mariano Leunda

El Centro de Formación Profesional (CFP) 401 continúa el reclamo por su disconformidad ante el pase de la institución de la órbita de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia al ámbito municipal. Los directivos, docentes, alumnos y gremios advirtieron que de este modo peligran las fuentes de trabajo y la calidad educativa.

Este sábado al mediodía organizaron una “volanteada” en la esquina de San Martín y 9 de julio para seguir adelante con la visibilización del conflicto y juntar firmas en apoyo a la causa. En los papeles repartidos a los ocasionales transeúntes podía leerse “la educación pública no es responsabilidad del Ministerio de Trabajo”.

Dentro de las razones que sostienen para reclamar acerca de la municipalización del CFP,  se halla la reducción de la carga horaria, el tipo de certificación otorgada –que pasaría a ser laboral en lugar de profesional-, la conversión de los cursos en talleres, la restricción de la edad para acceder, el cambio del personal y el riesgo en la continuidad laboral de quienes se desempeñan en el establecimiento.

Cabe recordar que el intendente Miguel Lunghi y el jefe de Gabinete Julio Elichiribehety viajaron el miércoles a La Plata para concretar la firma del convenio que permite que el establecimiento ubicado en Garibaldi 853 empiece a funcionar bajo el control del Municipio.

El Eco de Tandil conversó con la directora de la institución Sandra Aspitia, quien confirmó que ningún funcionario del Gobierno se acercó hasta el momento a dialogar nuevamente con ellos tras la rúbrica del acuerdo de traspaso. Luego de la reunión que mantuvieron con la Comisión de Educación del Concejo Deliberante el pasado miércoles, desde el establecimiento aguardan respuestas que permitan vehiculizar un canal de diálogo para construir consensos en torno a la instrumentación de los cambios.

Las certezas

La docente informó que este viernes se acercó a la sede del centro Osvaldo Coira, funcionario del Instituto Provincial de Formación Laboral, dependiente del Ministerio de Trabajo, para conocer de cerca la problemática.

“Fue la única persona que nos acercó la copia del convenio firmado. Dijo que van a analizar los distintos casos que hay en la Provincia y ver cómo va a ser la nueva articulación con municipalidad, porque es demasiado desprolijo todo, en varios distritos. En aproximadamente 10 días volvería para ver cómo sigue la situación”, señaló Aspitia.

En sus dichos expuso que es fundamental que haya un poco de  buena voluntad de ambas partes para arribar a una solución y remarcó que “el diálogo es importante, pero un diálogo real, en el que se puedan poner las dos partes de acuerdo, que ellos sepan lo que es el servicio nuestro”.

Con respecto a los cambios en la oferta educativa, la directora expresó que su mayor preocupación radica en el “ninguneo” que hay sobre determinados cursos, que parecen que no son “productivos” y sin embargo, a lo largo del tiempo se observa que esos espacios de formación impulsan a la gente a seguir estudiando.

“Quizás no se dan cuenta de que a lo mejor los egresados no pueden insertarse  en determinada empresa o comercio, pero cada alumno puede generarse su propio trabajo independiente. Hoy en día es valedero, las mamás pueden trabajar desde sus casas, por ejemplo”, finalizó.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario