Más de cuatrocientos alumnos llenan las aulas destinadas al plan nacional 111 Mil

El éxito de convocatoria que el Plan 111 Mil tuvo en Tandil comenzó a verse en las aulas: más de cuatrocientos inscriptos llenaron los primeros veinte cursos del programa nacional que tiene como objetivo formar en los próximos cuatro años a 100 mil programadores, 10 mil profesionales y mil emprendedores. Durante las próximas semanas, serán asignadas las sedes para el resto de los anotados -la ciudad alcanzó la cifra de más de mil aspirantes para el primer cuatrimestre-, quienes podrán informarse a través de la Oficina de Empleo.

Cuarenta son los instructores que se pusieron al frente de los veinte cursos que ya comenzaron a dictarse. Los siete laboratorios que hasta el momento se pusieron en funcionamiento se encuentran en la Cámara Empresaria, el club Ferrocarril Sud de Tandil, la Universidad Barrial, la Escuela Sábato, la Escuela Nacional Técnica 5, la Asociación Civil Redes y la empresa de Software Globant.

Aquellos inscriptos que todavía no tienen una sede asignada deberán chequear la página web de la Cepit (www.cepit.org.ar/padron-alumnos/), comunicarse con la Oficina de Empleo al 442-9234 o acercarse a Rodríguez 1179 y hacer la consulta personalmente.

web_9loc

Las primeras clases se vivieron con mucho entusiasmo. Los alumnos se mostraron con ganas de aprender este nuevo lenguaje global y con la idea de aprovechar esta capacitación gratuita que les brindará, en un corto plazo, oportunidades laborales de calidad y en la ciudad. En relación al contenido, los alumnos del Plan 111 Mil vieron hasta el momento lenguajes de programación, elementos informáticos y construcción de programas –introducción a los algoritmos– y PseInt como herramienta de programación.

Una oportunidad

El plan 111 Mil es un programa nacional que busca promover la generación de empleo en la industria del software. Se trata de un curso gratuito de diez meses de duración que le da a sus estudiantes herramientas de desarrollo de software para distintos usos y destinatarios. Al final de la cursada y luego de un examen, los alumnos contarán con un certificado de validez nacional avalado por el Ministerio de Educación y el Ministerio de Producción de la Nación.

Quienes completen el curso contarán con un conocimiento básico para poder trabajar en las empresas del sector. Dentro de las herramientas que otorgará el plan 111 Mil, necesarias para ingresar al mundo laboral como programador, aprenderán a desarrollar software para diferentes usos y destinatarios; a armar bases de datos para las aplicaciones creadas, a estimar cuánto tiempo y recursos se necesita para hacer el trabajo y a establecer relaciones con otros profesionales del sector

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario