Más del 80 por ciento de las ventas de corralones tiene por destino obras que se realizan en Tandil

Se desprende de los resultados de la encuesta de la actividad de corralones realizada por el Municipio junto a la Provincia. Entre los resultados se logró establecer que el 88 por ciento de las ventas se destina a obras que se realizan en el territorio municipal. En tanto, más del 90 por ciento se corresponde a proyectos privados. La modalidad de pago más elegida por los clientes es en efectivo.

El Eco

Con la intención de dar continuidad al monitoreo de una actividad de relevancia en la estructura productiva local, como es la de la construcción, las direcciones de Estadística de la comuna y de la Provincia actualizaron los datos del Indicador Municipal de la Actividad de la Construcción (IMAC), referidos al primer semestre de 2018.

En paralelo, a partir del rol que cumple el sector, se continuó con la encuesta de ventas de materiales de la construcción (EVMC) con el objeto de recabar datos cuantitativos y cualitativos en el sector.

El trabajo, al que accedió El Eco de Tandil, muestra que el nivel general del IMAC evidenció una contracción de 0,9 por ciento en el primer semestre del año, valor que resulta en un crecimiento de nueve por ciento si se observa la tendencia desestacionalizada.

En la comparación trimestral interanual, el indicador exhibe en el segundo trimestre del año un crecimiento de 21,1 por ciento respecto al mismo período del año anterior.

Adicionalmente, en ocasión de la segunda edición de la Encuesta de Ventas de Materiales de la Construcción, se pueden mencionar ciertos datos sobre la actividad.

Por un lado, se observa que la modalidad de pago elegida en mayor medida por los clientes es el contado efectivo (40 por ciento de las ventas), en tanto el cheque se ubica en segundo lugar (25 por ciento de las ventas) y el débito en tercer lugar (15 por ciento).

Además se logró conocer que el 88 por ciento de las ventas se destina a obras que se realizan en el territorio municipal, y que el 92 por ciento corresponde a obras privadas.

Finalmente, en relación a las expectativas de la evolución de las ventas, 46 por ciento de los corralones consideró que estas se mantendrán estables, mientras que el 47 por ciento se mostró pesimista al respecto y el siete por ciento admitió como posible un escenario de aumento.

 

Resultados obtenidos

De acuerdo a la evolución mensual del nivel general del Indicador Municipal de la Actividad de la Construcción, el informe indica que el primer semestre del año pareciera replicar el comportamiento observado en el mismo período de 2017, con la excepción de una marcada reducción de la actividad en junio del corriente año.

Sin embargo, este año registra una menor contracción de actividad en términos relativos, siendo que los primeros seis meses del año acumulan una caída de 0,9 por ciento, mientras que en 2017 el equivalente fue de -2,7 por ciento.

Dada la estacionalidad que caracteriza a actividad, resulta conveniente ampliar el análisis con comparaciones alternativas. Por un lado, es pertinente comparar interanualmente el promedio trimestral del indicador: el primer trimestre del año evidenció un crecimiento del 18,3 por ciento respecto al mismo período del año anterior, valor que ascendió a 21,1 por ciento en el segundo trimestre.

Por otra parte, la evaluación del índice desestacionalizado también arroja resultados más alentadores. El valor de venta de materiales de la construcción en el primer semestre de 2018 acumula un aumento del nueve por ciento, lo que revierte la contracción que evidencia el índice con estacionalidad.

 

Formas de pago

 

Adicionalmente, en el mes de mayo se llevó a cabo la segunda edición de la Encuesta de Ventas de Materiales de la Construcción (EVMC) en el Municipio, con el objeto de recabar datos cuantitativos y cualitativos del sector.

Producto de ese relevamiento, es posible agregar algunos aspectos adicionales al panorama de la actividad.

En lo que respecta a las formas de pago, el estudio observa que la modalidad elegida en mayor medida por los clientes es el pago al contado (40 por ciento de las ventas), seguida por el cheque (25 por ciento) y en tercer lugar el débito (15 por ciento).

Al ser consultados sobre las ventas dentro y fuera de la ciudad, los corralones declararon que el 12 por ciento se realizó a clientes cuyas obras se llevan a cabo fuera de la ciudad, mientras que el 88 por ciento restante corresponde a construcción local.

Se buscó conocer también la distribución de las ventas de los corralones según sean dirigidas a obras privadas o públicas. El sector privado absorbe el 92 por ciento de las ventas totales, en tanto el sector público representa solo el ocho por ciento restante.

Finalmente, se consultó sobre las expectativas de la evolución de las ventas en los tres meses siguientes al relevamiento. El 46 por ciento de los corralones consideró que las ventas se mantendrán estables, mientras que el 47 por ciento se mostró pesimista al respecto. Solo el siete por ciento admitió como posible un escenario de aumento de las ventas.

 

Anexo Metodológico

 

El último apartado del estudio refiere que el IMAC es un indicador que resulta del cociente entre el monto de ventas mensuales, a valores corrientes, de materiales para la construcción, y un índice de precios representativo de la actividad.

A este monto deflactado se lo ajusta de modo que el valor correspondiente a enero de 2016, período tomado como base, sea igual a cien.

La información de las ventas surge de la Encuesta de Venta de Materiales de la Construcción (EVMC) y de los registros provenientes de la Dirección de Ingresos Públicos del Municipio, y la magnitud que se utiliza como deflactor es el Capítulo Materiales del Índice del Costo de la Construcción (ICC), elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

La EVMC fue realizada por primera vez en mayo de 2017. Se seleccionó una muestra de 23 establecimientos dedicados a la venta de materiales para la construcción, comúnmente denominados corralones, a los cuales se les indagó acerca de sus ventas (volumen, productos, formas de pago, destinos) y ocupación (categorías y horas trabajadas).

A raíz de dicha encuesta surgió el IMAC, que fue confeccionado sobre la base de la información de ventas proporcionada por las empresas del rubro.

Dado que la encuesta tendrá una periodicidad anual, el indicador será actualizado mensualmente con los registros de la Dirección de Ingresos Públicos del Municipio, y publicado con una frecuencia trimestral.

La información cualitativa, vinculada a la evolución de la ocupación, las expectativas, la modalidad de pago y las proporciones de las ventas dentro y fuera de la ciudad, y a los sectores público y privado serán actualizadas y publicadas anualmente.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario