Medio millón de bonaerenses pide que regrese el tren al interior de la provincia

El Eco

#QueVuelvaElTren es el nombre de la iniciativa y los resultados serán presentados al Gobierno nacional, desde donde anticiparon que serán recibidos “con gusto”.
La consulta fue coordinada por la ONG Verificación Informativa y Auditoría Social (VIAS), SUBI, Monafe, Tren Para Todos, La Bordó de Mitre y Tren Para Todos, los usuarios manifestaron estar de acuerdo con que “se reconstruya el sistema ferroviario nacional y con que vuelva el tren de pasajeros al interior del país y a la provincia de Buenos Aires”.

La novedad surge cuando en los últimos días se conoció que ya fue publicado en el Boletín Oficial el traspaso de Ferrobaires a la esfera nacional, lo que generó incertidumbre en los trabajadores del servicio ferroviario, entre los que se encuentra Tandil.

“En el interior la gente reclama mucho el tren, sobre todo los productores y sectores de las economías regionales porque abarata costos y permite sacar las producciones”, expresó el secretario general de Libres del Sur y director de VIAS, Jorge Ceballos, y agregó que “el tren es un transporte económico, seguro, que aliviana las rutas de camino y genera que haya menos accidentes. Queremos recuperar, sobre todo, los trenes de pasajeros para los pueblos del interior del país”.

La consulta -que continuará en otros puntos de la provincia- congregó el trabajo que desde hace un año venían realizando en distintas asambleas vecinos de la ciudad, como de Brandsen, Pigüé, Saavedra, Ranchos, Torquinst, Capitán Sarmiento, Laprida, Pringles, y Sierra de la Ventana, entre otros, afectados por la ausencia de ramales que conecten estaciones.

Los primeros resultados de esta consulta se presentaron en la Estación Federico Lacroze, para pedir que regrese el servicio del Gran Capitán que llegaba a Misiones y paraba en 30 estaciones y las urnas se colocaron en más de cien pueblos y ciudades bonaerenses, como La Plata, Mar del Plata, La Matanza, Lomas de Zamora, Pergamino, Bahía Blanca, entre otras localidades.

“En cientos de localidades los ciudadanos tuvieron la posibilidad de decirle al Gobierno nacional si el proyecto ferroviario que propone es el que ellos quieren”, dijo el director de VIAS, quien manifestó su deseo de que “estos 500.000 votos a favor de que vuelva el tren de pasajeros al interior, sean escuchados por el Gobierno” y confirmó el pedido de reunión con el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, de quien ahora dependen los ferrocarriles bonaerenses.

Al ser consultados por Télam, desde el Ministerio aseguraron que “recibirán con gusto el informe” y remarcaron que se hizo “un gran esfuerzo para mejorar el servicio y las frecuencias en los trenes a los lugares donde ya se estaba llegando, como Junín, Bahía Blanca o Mar del Plata, trabajando para ofrecer el mejor servicio, seguro y cómodo para los pasajeros, que son nuestra prioridad”.

En este sentido, remarcaron que se aumentó “de una a tres las frecuencias semanales a Junín y Bahía Blanca, sumando cuatro nuevas paradas en total entre estos dos servicios”.
“Además sumamos un nuevo tren directo a Mar del Plata para la temporada de verano, que se suma al tren diario con paradas en once localidades que volvió a correr en julio y que había dejado de funcionar en agosto de 2015”, agregaron.

En cuanto al resto de los destinos, las fuentes de Transporte aseguraron que “se están evaluando las condiciones del ramal, con foco en la seguridad, que es el eje prioritario de un servicio de transporte de calidad para trenes de pasajeros”.

Hace más de un año, luego de un choque de una formación de pasajeros que dejó un saldo de 28 personas heridas en Rawson, en el partido de Chacabuco, la gobernadora María Eugenia Vidal ordenó la suspensión del servicio de Ferrobaires al citar un informe de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte que calificaba de “crítico el estado de la empresa y de deficiente el estado de las vías y del material rodante”.
Este accidente aceleró el traspaso de la empresa a la órbita nacional, que se concretó con el decreto firmado el lunes pasado en el que se confirma el cierre de Ferrobaires y el traspaso de la operatoria al Ministerio de Transporte de la Nación, a partir del 15 de marzo próximo.

 

Despidos

Como se informó en ediciones pasadas, desde el sindicato ferroviario La Fraternidad denunciaron que Ferrobaires anunció despidos el viernes último en el interior bonaerense.

“Sabemos que algunos compañeros de Mechita y Bragado fueron cesanteados antes del último fin de semana”, dijo Jorge Giannone, titular de la seccional Mar del Plata.

En declaraciones al diario La Capital, el sindicalista agregó que “en el ramal de nuestra ciudad ya se traspasó a bastante gente y, hasta el momento, estamos trabajando en las mismas condiciones que antes”.

“El problema lo tenemos en las líneas en las que no está corriendo el tren, como Tandil, Quequén, Bolívar y Junín”, dijo el sindicalista.

Asimismo, sostuvo que “es una situación bastante crítica” para todos los trabajadores de la compañía que ahora atraviesan “una gran incertidumbre”.

“Hasta el momento tenemos 137 compañeros traspasados a Trenes Argentinos, pero hay otros 152 que no”, expresó el representante gremial de Mar del Plata.

La Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario Provincial (Uepfp) fue una empresa pública cuyo nombre comercial era Ferrobaires, juego de palabras entre ferrocarril y Buenos Aires.

Creada el 15 de enero de 1993 por el decreto provincial 99, heredó de Ferrocarriles Argentinos la prestación del servicio interurbano de pasajeros tanto en su provincia de origen como en la vecina provincia de La Pampa en parte de las líneas Roca, Sarmiento y San Martín.

 

En Tandil

En la ciudad hay gran incertidumbre entre los 14 trabajadores que permanecían hasta el momento bajo la órbita de Nación (eran 15 pero 1 fue despedido unos meses atrás).

Los trabajadores vienen expresando su incertidumbre desde que el tren dejó de funcionar, el 29 de junio del 2016 cuando la gobernadora María Eugenia Vidal decidió suspender todos los servicios de pasajeros en la provincia de Buenos Aires de Ferrobaires.

Desde ese momento, los trabajadores desconocen cuál será su futuro. Ahora aguardan noticias oficiales acerca de su situación ya que en Tandil lo que saben hasta el momento es lo que salió en los medios de comunicación pero hay temor por su futuro laboral y por lo que sucederá con el servicio de ferrocarril en Tandil.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario