Mientras siguen las gestiones, crece la incertidumbre por la continuidad del edificio de la exPolivalente

La obra de la Escuela Polivalente se encuentra paralizada y su futuro es una incógnita.

El Eco

El futuro de la obra del nuevo edificio de la Escuela Polivalente a partir de la decisión que adoptó la Dirección General de Cultura y Educación que, a través de la resolución 2378, promovió la disolución de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP) aún se presenta como incierto.

En ese marco, las autoridades mantienen las gestiones en busca de información que permita aclarar el escenario actual a partir de la eliminación del organismo que ejecuta, entre otros, el proyecto de la institución educativa de Sarmiento y de 4 de Abril.

Con preocupación y especial hermetismo sobre las alternativas, la comunidad educativa se mostró cauta y a la espera de información que permita obtener un panorama más preciso sobre la situación que se atraviesa.

En ese marco, el jueves el intendente Miguel Lunghi, y parte de su equipo de colaboradores, recibió directivos e integrantes de la asociación cooperadora que manifestaron su inquietud y, en conjunto, plantearon las posibles acciones.

Allí se acordó impulsar gestiones a nivel provincial en busca de certezas, ya que el compromiso apunta a finalizar la construcción, más aún frente al avance que presenta.

El lunes pasado, en tanto, el jefe comunal acompañado por el jefe de Gabinete, Julio Elichiribehety, el presidente del Concejo Deliberante, Juan Pablo Frolik, y el concejal Mario Civalleri se presentaron en la escuela y recorrieron las instalaciones.

Lo cierto es que la paralización de la obra volvió generar alertas frente a un proyecto postergado por años y que finalmente dio sus primeros avances en el último tiempo.

 

Sin información

Sin información certera, la directora de la Escuela, Nancy Mazza, aseguró a El Eco de Tandil que “estamos en busca de precisiones”, en una tarea que se complejiza por el receso de verano y la merma en las actividades administrativas en los distintos niveles.

En una obra a la que le resta un 20 por ciento para concluir, aspecto que demanda especial atención y determinación para continuar con las tratativas que permitan cerrar todos los aspectos.

Por otro lado dijo que la única certeza es que la obra se frenó el 12 de enero pasado y que resulta una incógnita la continuidad de las acciones.

Pese a que la perspectiva apuntaba a iniciar el ciclo lectivo con la totalidad de la matrícula en el nuevo edificio, el escenario actual obligó a posponer esta idea.

 

La situación de los obreros

Como se informó días atrás en estas páginas, el titular de la seccional local de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina -Uocra-, Daniel Sagrera fue el encargado de informar que la empresa a cargo, Serber SA, desvinculó a los obreros que estaban trabajando en el último tramo del proyecto edilicio.

“Hasta que no se normalice la situación, la empresa no va a seguir. Los trabajadores fueron despedidos hace aproximadamente diez días. Ahora la constructora pagará las liquidaciones finales, a la espera de que la situación se normalice para poder retomar la obra. Pero por ahora no saben qué pasará y no pueden seguir”, explicó a este Diario.

Frente al avance de obra cerca de doce empleados cumplían tareas en el lugar, algunos de los cuales fueron reubicados en otros proyectos. “A medida que va saliendo algún trabajo, los vamos tratando de reubicar. No pueden quedar parados”, afirmó.

Desde el gremio, en tanto, aclaró que no les queda más que aguardar las novedades que surjan al respecto. “La Provincia decidió disolver la UEP y desde nuestro lugar no podemos hacer más que esperar a que se solucione la situación, tanto para la comunidad educativa como para la finalización de obra”, analizó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario