fbpx Miles de tandilenses presenciaron la experiencia Tandil Brilla 2019, pero esperaban más del show – El Eco

Miles de tandilenses presenciaron la experiencia Tandil Brilla 2019, pero esperaban más del show

Por primera vez el clásico evento de principio de año se realizó sin fuegos artificiales. Desde el Municipio recurrieron a la renovada opción de un espectáculo con luminarias y una propuesta variada de música y danza en vivo con artistas locales de todo tipo. Además, el esperado cierre a cargo del reconocido tenor Darío Volonté. Si bien la concurrencia fue multitudinaria, las expectativas no fueron satisfechas para muchos.

El Eco

Se llevó a cabo anoche el primer Tandil Brilla sin fuegos artificiales y la convocatoria fue un éxito, aunque la expectativa de la gente no pareció estar colmada completamente. Tal como estaba previsto, el Lago del Fuerte fue un escenario múltiple donde transcurrió una noche diferente, con luces que jugaron sobre el agua y a lo ancho del espacio al ritmo de la música. El broche de oro a cargo del tenor Darío Volonté, junto al cielo despejado, el ambiente templado y una leve brisa, completaron la postergada velada.

Antes de que caiga la tarde tanto el Playón del Dique como el sitio donde está ubicado el monumento a Juan Fugl y todos los alrededores del lago ya estaban cubiertos por ciudadanos y turistas precavidos que buscaron la mejor vista para disfrutar de la primera experiencia con sus sillas, mantas y mesas. La mayoría se aproximó con equipo de mate, picadas e incluso heladeras portátiles. Para aquellos que no llevaron nada, pudieron contar en distintos lugares con puntos de venta de comida y bebida, que tuvieron largas colas de clientes que aprovecharon a cenar y brindar.

En la isla donde se encuentra el Centro Náutico del Fuerte (CNF) otra gran parte del público encontró su espacio, también estuvo allí el intendente Miguel Ángel Lunghi junto a su familia y otros funcionarios.

El encuentro comenzó apenas pasadas las 20.30 con la previa, que se realizó en un escenario auxiliar ubicado en el Playón, donde sonaron artistas locales como Esteban Arévalo, Paola Reyes y la banda A todo ritmo.

Se trató de un espectáculo lleno de sorpresas que no habían sido anunciadas, ya que alrededor del espejo de agua hubo una diversidad de intervenciones artísticas a cargo de grupos de bailes de distintas instituciones de danza de la ciudad, como los chicos del Centro Náutico del Fuerte con sus canoas. También, sobre el mismo murallón hubo tres escenarios donde José Alcobruni deleitó con su bandoneón, Marisol Pilar Martínez con el violín,  Nicolás Salvaneschi en guitarra y Juan Torrisi en saxo barítono, además de los cuerpos de baile Relevé Academia de Danza y de malambo de la Peña El Cielito.

El momento del show lumínico fue lo más esperado y empezó con la intervención de los chicos del CNF. El reconocido lírico impuso su voz pasadas las 22 y entonó temas de todos los tiempos y orígenes. Entre ellos, Darío Volonté entonó Mamma”, “Muñequita linda”, “Granada”, “Caballo viejo”, la marcha de San Lorenzo, “Cielito lindo”, “Poquita fe”, “Funi culi funi cula” y “Aurora”.

 

La previa

En el predio del playón se dispusieron dos pantallas gigantes, que gracias a la interacción de dos cámaras y un dron proyectaron todo el evento para que esté al alcance de todos. Los presentadores se refirieron al marco natural de una jornada “soñada”. Para un mejor disfrute del evento se apagaron todas las luces que cercan el dique.

La cantante local Paola Rey inauguró el escenario del Playón con el clásico tema de la Bersuit Vergarabat “Un pacto”, y sin dudar, al unísono la gente encendió las palmas. Ella, junto a Esteban Arévalo conforman el dúo Páez, y su compañero la sucedió en la pista con una salsa bien latina de Luis Enríquez “Yo no sé mañana”. A continuación, cantaron juntos la chacarera “Déjame que me vaya”, los más entusiasmados no tardaron en acercarse al centro para ilustrar el folclore con su danza, que siguió con otras zambas y hasta pañuelos de los bailarines al aire.

Por último, la cumbia se hizo presente con el grupo A Todo Ritmo. Los nueve músicos hicieron bailar a niños y adultos que tímidamente se fueron entregando al movimiento.

 

Luces danzantes

Mientras terminaban de sonar en el playón los artistas locales, en la isla del Centro Náutico y el resto de los espacios, aguardaban por el momento más esperado de la noche: el show lumínico. De hecho, los grupos de personas empezaron a trasladarse de lugar para mejorar aún más su visión, así la senda peatonal que rodea el lago se volvió a colmar de gente. Con relación a esto, cabe destacar la fluidez del tránsito en todo momento, ya que a pesar de la cantidad de autos estacionados a la vera del camino y los cortes programados, no se generó ningún tipo de inconveniente y se mantuvo una circulación lenta pero constante.

Pasadas las 21.30, alrededor de la isla las luces se apagaron y zarparon en cadena varias canoas, donde los chicos del CNF con antorchas recorrieron el espejo de agua y luego encendieron una lluvia de estrellitas luminosas, que terminó siendo uno de los momentos más celebrados por el público. En simultáneo, el murallón se pintó de rojo y ahí empezó la intervención de colores, que se hizo en dirección al agua.

El ritmo de las luces y láser fue contantemente marcado y guiado por la música, que pasó por géneros como rock, pop, cumbia y tecno. De esta manera, Gilda, Queen, A-Ha y Guns and Roses, a pesar del desvío sonoro generado por el viento, sonaron en la primera experiencia de un Tandil Brilla sin pirotecnia. Al compás de esos, y otros clásicos, no solamente brillaron las luminarias sino también distintos grupos de danza, que fueron apuntados con los reflectores para realzar su presencia en distintos puntos del predio del Lago del Fuerte.

Como si fueran peces brillantes, uno de los efectos más utilizados, fueron pequeñas líneas que parecían salir del agua y volver a hundirse, a veces trasladándose, otras en el mismo lugar.

Por momentos incluso se podía vislumbrar la generación de humo para que el haz de luz que cada reflector pueda distinguirse en las alturas, sin embargo fue difícil de lograr. El espejo de agua se iluminó, de a ratos en casi toda su extensión, con una amplia gama de colores. Las líneas de azul, violeta, verde e incluso reflejos tipo arcoíris cambiantes con la intensidad del ritmo fue en lo que principalmente se basó esta edición del tradicional festejo de comienzo de año.

Entre los comentarios de los espectadores, se repitió la idea de que si bien fue algo distinto, no era lo que esperaban. De hecho, algunos decidieron no bajarse del auto estacionado y permanecieron solo un rato.

 

La voz de Volonté

El espectáculo de luces, como estaba estimado, duró aproximadamente 25 minutos. Apenas pasadas las 22, la esperada interpretación de Darío Volonté llegó con la entonación de “Mamma”, un tema escrito en 1940 según describió el cantante, que brindó detalle de cada uno de las canciones elegidas para esa noche.

Sobre el escenario, el artista advirtió que el viento por momentos volaba sus letras y partituras, tal es así que lo mismo ocurrió en ocasiones con el sonido, que cambiaba la intensidad de sus niveles de acuerdo a la dirección de las ráfagas.

Sin mucho problema, siguió con el tema de una mexicana “Muñequita linda” que, como contó, fue interpretado por todos los tenores que existen. A continuación, impuso su talentosa voz en la canción “Granada”, una letra y música hechas con amor notable hacia esa ciudad. Entre otras interpretaciones, eligió la conocida marcha a San Lorenzo y culminó con “Aurora”.

A cargo del broche de oro, el reconocido cantante lírico que ha recorrido los escenarios más prestigiosos del mundo, compartió aproximadamente seis temas de su amplio repertorio que combina lo clásico con lo popular.

Tanto en la conferencia de lanzamiento del evento como sobre el escenario bajo las estrellas, el artista se mostró muy contento por la invitación, de hecho desde lo alto escuchó los aplausos y los agradeció.  “Hace 20 años que recorro el país y creo que la música sigue moviendo mucha gente alrededor del mundo, venimos con esa idea de dar un muy buen espectáculo y recibir el 2019 con alegría en este Tandil Brilla. Tienen suerte, vivir acá es realmente vivir en un paraíso”, se despidió el afamado tenor.

 

El intendente destacó valores como la convivencia

Durante la celebración, el intendente Miguel Lunghi destacó “el nivel” del espectáculo y la participación de miles de familias tandilenses.

“Una vez más nos encontramos los tandilenses para celebrar juntos, en una ciudad donde importan los valores como la convivencia,  el respeto, la amistad, la tolerancia, la diversidad y la integración. Ese es el camino que venimos transitando hacia nuestro Bicentenario, es lo que nos distingue y una de las claves para construir un Tandil cada día mejor”, aseguró el jefe comunal.

Lunghi también resaltó que “seguimos promoviendo la cultura, el arte y la creatividad, disfrutando juntos nuestros espacios públicos, nuestra naturaleza. Generando espacios para que nuestros artistas muestren su talento, hoy tuvimos una gran jornada del mismo modo que ocurrirá en muchas otras que tendremos a lo largo de la programación de Tandil en verano”.

Concurso fotográfico

Como ya es habitual, Tandil Brilla incluyó un Concurso Fotográfico, que a su tradicional modalidad sumó una nueva propuesta a través de Instagram, para que quienes participaron del evento pudieron subir sus fotos con el #TandilBrilla2019 y premiar a la imagen con mayor cantidad de likes.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario