No se realiza el Salón Nacional de Arte Sacro

La titular museísta habló del emblemático Salón.

El Eco

La primera sensación fue de sorpresa cuando el calendario nos advirtió que no habría Salón, ya que nunca llegó información a los medios ni de la jura, aceptaciones, ganador, entre otras cosas. Y fuimos a la fuente para informar a los tandilenses.

-Nos llamó la atención poderosamente que no se realice este año el 47mo. Salón Nacional de Arte Sacro ¿A qué se debe?
-La reedición del Salón XLVII se sustanciará en otro momento del año con un nuevo reglamento y una variable temática que permitirá no solo abordar lo espiritual o sacro, sino alentar la reflexión sobre los motivos que nuestros artistas actuales desarrollan como preocupación estética y conceptual. Una institución genuina es un espacio para que las miradas desplieguen su heterogeneidad, incluso su incompatibilidad, formen una red, se hibriden y vivan juntas en la contemplación del espectador. Entonces, el tema libre es propiciador de este pensamiento que constituye un museo vivo y orgánico que se transforma con la sociedad. Además si nos remontamos a la historia del Salón en el transcurrir de sus primeros años de realización desde 1970 hasta 1975, se observa en paralelo que comparte dos categorías: motivo religioso y paisaje. Es evidente que la escuela imperante en el arte local tenía una posición muy definida por los temas paisajísticos, marcando fuerte tendencia. Así, el “paisaje” persistía como escenario o contexto de la imagen religiosa o de forma autónoma. Esto quiere decir que es necesario escuchar la pulsión de cada época.

-¿Por qué no se le comunicó a la comunidad?
-La comunidad artística que año a año solicita las bases pertinentes para su interés y desarrollo fue informada a detalle, por los mismos canales que solicitó la información, tanto de las variables del Salón, así como los motivos por los cuales la reedición no se concreta en Semana Santa. Entendemos que la decisión implica una puesta superadora: la presentación de la publicación “Colección Arte Sacro-1970-2017” el día 4 de marzo a las 9.45 en el Mumbat, constituyéndose como un elemento de valor para la conservación de la memoria colectiva y la propia indagación de dicha colección. Entre otras acciones sirve para ordenar, sistematizar, profundizar, poner en valor cada una de las adquisiciones y en consecuencia las figuras de los artistas premiados, muchos de la ciudad, porque es innegable el poder legitimador del Museo en las diversas audiencias.
Esta presentación de la primera publicación del Museo en el historial de sus colecciones en formato libro-catálogo, con la selección en sala de algunas de sus obras será el marco para la Semana Santa tandilense.

-¿Existe algún problema de presupuesto en cuanto a los premios o adquisición de obra?
-No, por el contrario, el presupuesto para realizar dicha publicación implica un costo superador entendiendo que además del registro de cada obra en alta definición, el trabajo de diseño de la publicación, las acciones ligadas a la investigación de la colección, así como la materialización con su impresión de casi 70 páginas a todo color en papel ilustración y soporte tapa rígida, exigieron una definición y esfuerzo adicional por parte del Municipio.

-Este año estarán las obras de salones desde los setenta en adelante ¿Cómo se dio esto?
-Como consecuencia de dicha presentación y del estudio y revalorización de la colección, se decide en el marco de Semana Santa exhibir parte de la misma para disfrute de los tandilenses y turistas, recorriendo diferentes momentos y enfoques, estéticas, técnicas, poéticas y preocupaciones en torno al tema. Cada año se podrá apreciar en igual fecha un recorte de la misma con un guion curatorial diferente. Así mismo, la publicación nos permitirá acompañar la itinerancia de este proyecto que nos identifica, a otros espacios vecinos.

-Los envíos nunca mermaron a través de los años y siempre hubo un jurado de relevancia, ¿por qué se corta?
-Como usted bien dice y sobre todo en los últimos años, los jurados han sido de excelente nivel y los envíos siempre interesantes en cantidad y calidad, esto no va a variar, se contemplará en la reedición. La decisión está basada en un cambio de paradigma de los museos contemporáneos, que responde a las exigencias de las nuevas sociedades: la construcción de la memoria histórica reciente, el registro de la realidad natural y, por supuesto, la representación artística capaz de rastrear los nuevos valores sociales, en ese sentido la ampliación del tema es facilitadora de los disímiles mensajes, sin excluir los ya existentes en torno a lo espiritual. Amplia los envíos y los debates estéticos.

-Si vuelve a sus orígenes donde la temática era variada dejará de ser Salón Nacional de Arte Sacro y no se realizará como apertura de la Semana Santa.
-Como le decía anteriormente, será Salón Nacional de tema libre. Lo importante es su convocatoria a las nuevas necesidades de los artistas y sus inquietudes contemporáneas. La fecha de Semana Santa tiene un material excelente para trabajar a partir de su colección que se puede vivificar en diálogo con artistas locales, nacionales, con diferentes recorridos en guiones curatoriales, siempre en el marco de dicha fecha.

-¿Cómo cree que se sentirán los amantes de este Salón emblemático en la región?
-Es una pregunta que no puedo responder, intuyo que reencontrándose con parte de la colección, gustosos de poder interpretarla, contemplarla. Y capaces de organizar nuevos envíos con las propuestas que en sus talleres estén desarrollando, que no siempre responden a la temática espiritual y ahora amplían su universo de posibilidades.

-¿No cree que se tendría que haber enviado información a los medios para conocimiento de los vecinos?
-Los canales de contacto con los artistas hoy son diversos, las redes sociales en todas sus variantes y las respuestas directas a cada interrogante fueron saneadas, quienes son los verdaderos actores de este cambio.
El museo trabaja de forma permanente, y cuando alcanza un logro lo comunica. Las puertas de la institución siempre están abiertas para responder a las inquietudes de todos los medios periodísticos.
Aprovechando este requerimiento, quiero reforzar esta postura institucional comentándole que la Sala Mercedes Santamarina del Mumbat está en pleno proceso de acondicionamiento museológico para replantear la exhibición de otra importante colección, la donación de Mercedes Santamarina, no solo atendiendo a un cambio de guion, sino a necesidades de conservación de la misma, cambio de pisos, luminarias, pintura de salas, entre otros, a cargo de Obras Públicas.

-Nos comentó, por otro lado, que tenía una primicia.
-Sí. Hemos sido seleccionados entre todos los museos del país como institución nuevamente en arteBA, que además de posicionarnos, este año tiene un plus, formaremos parte en el Programa Matching Funds arteBA – Banco Ciudad. Esto nos permitirá obtener obra para completar las colecciones del Mumbat con la duplicación del importe que tengamos al momento de la adquisición por parte de dicho Banco. Este programa solo selecciona tres museos de Argentina.

-¿Una última reflexión?
-Sí, en torno a la nota de su interés, contarle a los ciudadanos que la gestión de colecciones concentra la responsabilidad del conjunto de las colecciones del Museo Municipal de Bellas Artes: obras de arte que incluyen, pintura, escultura, grabado, dibujo, objetos, mobiliario, fotografía, entre otras. Se ocupa de todos los aspectos relacionados con el cuidado y desarrollo de las colecciones, en las reservas o depósitos del Museo, hasta su instalación y presentación al público en las salas del Museo a través de la conservación y restauración de las obras de arte en su laboratorio. La capacidad de guardo de una colección, en las limitaciones de un espacio-reservorio, implica una responsabilidad mayor, porque direcciona un perfil de museo, que en la ciudad es municipal y plural de allí la importancia de que las obras que se adquieran en el presente y con vistas al futuro permitan ampliar la mirada de los artistas y el recorrido por sus distintos imaginarios, sin duda diferentes a los museos de carácter solo religioso.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario