Operaron al paciente con el linfedema y afirmó que “después de 10 años de tristeza, hoy soy feliz”

Walter Marcelo Tomes, el hombre de 38 años que sufre de linfedema, pudo operarse luego de 10 años de sufrimiento, gracias al aporte de vecinos de la ciudad y del mutualista Raúl Escudero, que puso el dinero que faltaba.

Tomes sufría de linfedema, que es la acumulación anormal de líquido en el tejido blando debido a una obstrucción en el sistema linfático. Ante la desesperación porque IOMA no le cubría la operación y su pierna derecha pesaba 72 kilos, lo que prácticamente no le permitía movilizarse, hizo público su caso en El Eco de Tandil.

A partir de ese momento, abrió una cuenta y la gente empezó a colaborar. Raúl Escudero se hizo cargo del dinero que faltaba para que la operación pudiera finalmente concretarse.

El miércoles pasado, a las 7, comenzó la operación, que se llevó adelante en el Hospital Militar de Buenos Aires y duró 10 horas.

 

Un éxito

“Fue un éxito total. Salí del quirófano, estuve un día en terapia y ahora estoy en sala común. Estoy dolorido por la gran cirugía que hicieron, pero bien, gracias a Dios. Me tengo que quedar hasta el miércoles de la semana que viene, porque el doctor me quiere controlar todos los días. El posoperatorio es muy importante. Fue una cirugía muy grande”, explicó.

Afirmó que la recuperación va a llevar tiempo, aunque espera poder hacer una vida completamente normal.

“Agradezco al señor Raúl Escudero, que me está ayudando aún, porque me está pagando los días de internación”, expresó el paciente.

También le agradeció a “Claudia Barrientos, gente que colaboró en la cuenta que yo tenía en el banco, a El Eco de Tandil, a Rodrigo Ciocca que fue quien me llevó a la operación, me trajo a los estudios médicos, al prequirúrgico, y Johnny Giancovich. Mucha gente me ha ayudado, gracias a ellos pude lograr hacerme la cirugía y con el apoyo de mi esposa y mi hija”.

 

“Me siento feliz”

“Me siento feliz, de 10 años de tristeza pasé a ser feliz”, expresó. Y lamentó que su obra social IOMA “nunca más me llamó”.

También le agradeció al equipo médico. “Quiero agradecer también al doctor Miguel Amores y todo su equipo” que no le cobraron sus honorarios para operarlo. “Me hicieron la operación totalmente gratis. Ellos me regalaron la operación, muy humanos, muy buena gente. El resto de mi vida voy a estar agradecido a los doctores”, concluyó.

 

Nacer de nuevo

Por su parte, Raúl Escudero, quien vistió a Walter Tomes en Buenos Aires, describió que “está bárbaro. La noche anterior no se quería operar, le dio miedo, pero finalmente lo hizo. Ayer (por el jueves) tuve la oportunidad de hablar con el doctor y la verdad que salió todo bárbaro”.

“El pensaba salir hoy o mañana del hospital, pero se va a quedar internado hasta el miércoles. Así que vamos a seguir pidiendo la colaboración de la gente en la cuenta que tiene Walter en el Banco Columbia, porque la cirugía salió 60 mil pesos y cada día de internación son 5 mil pesos. El se internó el lunes y tiene que quedarse hasta el miércoles, los 60 mil pesos eran por dos días, 8 días más son 40 mil pesos más. Cien mil en total”, puntualizó.

No obstante, recalcó que “yo voy a salir a manguear a los concejales, a todo el mundo, porque creo que nosotros como sociedad tenemos que reaccionar ante estas cosas. Es imposible que el Estado municipal mire para otro lado. Si no quiere hacerse cargo del desembolso del FAS (Fondo de Ayuda Solidaria) este año, en el cual están recaudando casi 10 millones de pesos, una asistente social de la Municipalidad debería haber hecho las gestiones para que IOMA le cubriera la atención”.

Escudero sostuvo que “nosotros vamos poniendo lo que va faltando. El recaudó 39.265 pesos, hasta hoy llevamos gastados 85 mil y cada día son 5 mil. Nosotros le dijimos que le íbamos a garantizar poner la plata para que se pueda operar, porque sino es un cuento de nunca acabar. Después a alguno se la vamos a reclamar, a IOMA, al Municipio a través del FAS, a alguien”, afirmó.

Cuestionó que “tenía 72 kilos en su pierna, estaba atado a su pierna. Resulta inentendible que las autoridades de la Municipalidad no se hacen cargo”.

“El va a poder hacer una vida normal, esto es nacer de nuevo”, resaltó.

Y lamentó también que “su habitación no tiene cielorraso me dijeron los familiares, y él necesita un ambiente sano, cálido, que no tenga posibilidad de agarrarse ningún tipo de infección. Voy a ver si consigo el material y con los chicos de la obra nuestra le voy a hacer el cielorraso”.

Por último, Escudero anticipó que “hay un chico que trabaja en Bienestar Social que tiene idéntico problema. Yo el martes voy a ir a saludarlo, a conocerlo”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario