fbpx Por un reciclaje inclusivo, promotoras ambientales lanzaron los “Puntos Azules” en la Facultad de Humanas – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Por un reciclaje inclusivo, promotoras ambientales lanzaron los “Puntos Azules” en la Facultad de Humanas

El programa surgió de la Cooperativa de Recuperadores Urbanos, en articulación con el MTE, la Facultad de Ciencias Humanas y el Municipio local. En el campus se instalaron diversos tachos para lograr una separación de residuos en origen. Las promotoras ambientales son las encargadas de capacitar a docentes, directivos y alumnos para crear conciencia.

El Eco

Finalmente se puso en funcionamiento “Puntos Azules”, una iniciativa en la que vienen trabajando desde el año pasado los integrantes de la Cooperativa de Recuperadores Urbanos de Tandil. La idea se materializó en el campus en un trabajo mancomunado entre el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), la Facultad de Ciencias Humanas (FCH) de Unicen y la Municipalidad.

El proyecto apunta al reciclado con un fuerte componente de inclusión social y consiste en la disposición de tachos para diferentes tipos de residuos, tanto en oficinas como en el exterior del espacio educativo, donde se podrán depositar papel, cartón, plásticos y metales, entre otros, para luego ser reciclados. Asimismo, con la generación de conciencia ambiental hacia todos los que forman parte de esa institución como otro de los pilares.

La secretaria de Extensión y Transferencia de esa facultad, Mónica Blanco, celebró el hecho y contó que desde allí vienen trabajando dese 2018 con un proyecto de extensión del Centro de Investigaciones y Estudios Ambientales (Cinea), “Humanos Sustentables” dirigido por Luciano Villalba. Fue el quien acercó la inquietud a través del Programa de Municipios que está radicado en la Secretaría de Extensión, por lo que se pusieron en contacto con la Cooperativa, ya que desde esa unidad académica estaban interesados en comprometerse con la separación en origen de los residuos.

“Nosotros tenemos una carrera vinculada a las problemáticas ambientales, como es Gestión Ambiental, con lo cual creemos que tenemos un compromiso y responsabilidad en ese sentido”, manifestó.

Así fue que las partes interesadas se juntaron a coordinar detalles del acuerdo y el plan se presentó y aprobó a fines del año pasado en el Consejo Académico. De allí resultó que la Cooperativa de Recuperadores se hiciera cargo de la confección de los tachos, además de trabajar en la concientización a través de las Promotoras Ambientales.

 

¿Qué son los Puntos Azules?

Según describió la secretaria de Extensión de la FCH, son lugares de recolección de cartón y papel por un lado, y de plásticos y tetra packs por el otro, que funcionarán a partir del compromiso de separación de residuos de cada persona.

El pasado lunes llegaron los primeros contenedores hechos por la gente de la Cooperativa, que terminarán siendo entre 20 y 25. Estos recipientes serán de distintos tamaños y estarán dispuestos tanto en las oficinas, como en las aulas y pasillos. A su vez, lo recolectado irá a un punto externo a las facultades donde entra en juego la responsabilidad de la Municipalidad, que se hará cargo de vaciar esos tachos más grandes una vez colmados y llevar el contenido al galpón de los Recuperadores.

Cabe destacar que esos cestos son fabricados con materiales reciclados, por manos cartoneras, y contarán con bolsas de tela, que serán confeccionadas por las mujeres que trabajan en la cooperativa textil Coopeva, que forma parte de Ctep.

Además, uno de los pilares fundamentales para que esto funcione será la generación de conciencia hacia todos aquellos que son parte de esa facultad. “Se trata de una construcción gradual que se irá haciendo y todos iremos aprendiendo no solamente sobre la separación sino sobre la importancia que tiene desde lo social”, aseguró Blanco.

La capacitación ambiental

Una etapa fundamental del proyecto, según explicó la directiva, es poder formarse con conciencia ambiental, tanto los estudiantes como los docentes y nodocentes, asimismo comprometer al personal de limpieza para darle sustentabilidad al proyecto.

Las capacitaciones se están dando desde principio de marzo y se prolongarán durante todo el año de la mano de las Promotoras Ambientales, que es un programa que surgió para mujeres cartoneras a principios del año pasado desde el MTE.

Estas formaciones no están orientadas por tema, sino que lo hicieron por destinatario, ya que la intención es que los receptores entiendan, no solamente le rol ambiental del proyecto sino también el social. Actualmente se está trabajando con los ingresantes, que son quienes están en estos meses en la institución; luego se llegará a los nodocentes y docentes; y una vez que estén incorporados los estudiantes, a partir de abril, comenzará la divulgación para ellos.

“Entendemos que es todo un proceso, que se irá logrando progresivamente, porque no se puede obligar a la gente a que separe los desechos, pero sí hay que comunicar la intención y el impacto social que tiene el planteo”, analizó la secretaria de Extensión. En este sentido, explicó que se trata de colaborar con los recuperadores urbanos facilitándoles la recopilación de este tipo de residuos, que para ellos es fundamental porque les permite tener un ingreso económico.

Asimismo, desde el punto de vista ambiental, aseveró que todos están aprendiendo también sobre la separación de restos en origen donde identifican que el problema de los residuos no empieza cuando uno lo desecha, sino que ahí empieza.

Por su parte, Natacha Milazzo del MTE, en conversaciones con el programa Tandil Despierta de TandilFM (104.1), sostuvo que más allá de aplicarlo en esta unidad académica, esperan poder extenderse a toda la Universidad.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario