Preocupación de una asociación de consumidores porque el Municipio no les quiso tomar una denuncia

Lucas Sanz y Gustavo Lagoutte explicaron la situación vivida en la OMIC.

El Eco

Desde la Asociación Consumidores Tandil cuestionaron duramente a la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) por no haberles querido tomar una denuncia e interpusieron un recurso de amparo por esa situación.

Lucas Sanz, el abogado asesor de la asociación, explicó que se presentó en la OMIC como de costumbre para hacer dos denuncias por incumplimientos a la Ley de Defensa al Consumidor, con la presentación formal “que utilizamos siempre en la OMIC, con un escrito que detallaba los hechos, el motivo por el cual se hace la denuncia, los datos del denunciante y la representación que es de la Asociación de Consumidores en uno de los casos y el otro particular con el patrocinio letrado mío, hacemos la presentación para que nos fijen una fecha de audiencia como suele suceder”.

Pero la directora de Relaciones con la Comunidad de la que depende la OMIC, Zulma Ferreira les manifestó que no iba a tomar las denuncias porque no se encontraban hechas en un formulario preestablecido de la oficina.

“Me llamó poderosamente la atención que no me las quieran tomar porque yo ya había hecho presentaciones de ese tipo miles de veces en el mismo lugar y nunca tuve problemas, en el mismo formato y todo. Le pregunté cuál era el fundamento legal, en qué norma se amparaba para negarme hacer una presentación, y me manifestó que en la de ella misma, porque ella tiene elaborado un formulario y que si no se hace en ese formulario la denuncia no la toma”, sostuvo.

Ante estos hechos, Sanz basándose en la normativa de defensa al consumidor le pidió hacer la denuncia de forma oral, y también se negó.

“Al otro día fui con un escribano para dejar constancia de la situación y volvió a suceder lo mismo. Me llamó poderosamente la atención que suceda esto porque no hay un fundamento para negarse. La normativa de defensa al consumidor tiende a facilitar que se hagan los reclamos, no a entorpecer el ejercicio que como consumidores tienen”, expuso.
Ambas denuncias eran contra empresas de telefonía celular y puntualmente sobre cobros indebidos al momento en que los consumidores querían dar de baja el servicio. “Eran montos muy grandes, en uno de los casos 66 mil pesos, en otro 9 mil”, señaló.

“En otras oportunidades hemos hechos presentaciones por esto mismo y en una audiencia en la OMIC lo resolvimos. La administración tiene que tener un fundamento jurídico para negarse a algo. No existe una norma que diga que las presentaciones ante la administración se tengan que hacer de determinada forma”, sostuvo.

Y añadió que “expresamente el artículo 45 de la Ley 13133 dice que las denuncias se formalizarán en forma escrita u oral”.

“El formulario está para que el consumidor que no va con asistencia letrada, pueda completarlo. Pero nada dice que uno pueda hacer la presentación escrita de otra forma con ciertos requisitos o en forma oral”, manifestó.

Estado de
alerta

Gustavo Lagoutte, el presidente de la asociación, expresó preocupación por una situación que se da “ante una presentación realizada por una organización como la nuestra con matrícula provincial de defensa al consumidor, y con la posibilidad de tener asesoría letrada”.

“Nosotros tranquilamente podemos adjuntar el formulario pero nos pone en situación de alerta fundamentalmente que no hayan querido tomar la denuncia oral porque si eso nos sucedió a nosotros teniendo los instrumentos y los conocimientos de la ley, teniendo asesoría, qué le puede pasar a un ciudadano de a pie que quiere ir a hacer una denuncia a una empresa y por alguna razón quiere hacerla oralmente”, se preguntó.

Y agregó que “nos da mucho miedo de que esto le suceda a vecinos que no sepan cómo reaccionar”.

Acciones
judiciales

A raíz de ese hecho, presentaron un amparo, para que la Justicia se expida sobre la situación.

“Aún no tenemos novedades, lo presentamos el martes. También se presentó una opinión consultiva en la Administración Nacional de Defensa al Consumidor y en la provincial solicitando que nos informen de qué manera se tiene que interpretar el artículo que dice que las denuncias tienen que ser orales o escritas”, indicó Sanz.

Y agregó que “imaginemos una persona que no sabe leer y escribir y quiere hacer una denuncia oral. De qué manera se resolvería, le van a vedar un derecho constitucional. Ese es un miedo muy grande que tenemos”.

“Nosotros no somos caprichosos, somos muy fieles de respetar la ley. Mientras esperamos una respuesta de la Justicia vamos a adosar el formulario a nuestra presentación, queremos presentar ese tipo de escrito porque hay ciertos ítems que en el formulario no están”, recalcó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario