Preocupación en la actividad hípica tras la reducción de subsidios y la ley que busca eliminarla

“Derogar ese fondo sin un plan B significa lisa y llanamente la desaparición de la actividad hípica en el país”, admitió Santiago Zaffora, secretario de la comisión directiva del Jockey Club de Azul.

El Eco

En el marco del paquete de medidas aplicadas contra el juego, la gobernadora María Eugenia Vidal presentó una reducción del subsidio a la actividad hípica que le permitiría al Estado ahorrar unos 300 millones de pesos anuales, además anunció el envío de un proyecto de ley para directamente eliminarlo.

“Por ley la provincia le dio a los hipódromos, asociaciones vinculadas a la hípica y entidades gremiales una suma de 1.000 millones de pesos en 2017, que debería ascender este año a 1.300 millones, pero desde el Ejecutivo hemos decidido recortar ese subsidio en 300 millones de pesos, que es el mínimo que la ley nos permite darle al sector”, anunció Vidal.

Santiago Zaffora, secretario de la comisión directiva del Jockey Club de Azul de quien depende el circo de carreras tandilense, anunció que hoy junto al presidente del club serán recibidos en Lotería y Casinos para tener precisiones acerca del anuncio. La ley estipula que de los fondos que se generan de las máquinas tragamonedas entre un 9 y 15 por ciento es lo que podría distribuir Lotería, hasta el año pasado ese porcentaje estaba en 13 y ahora lo reducen a 9 por ciento. “Aspiramos a enterarnos de qué manera nos afecta a nosotros y qué proporción representa”, informó.

“Lo que más nos preocupa tienen que ver con el proyecto de ley que se ingresaría en marzo. Derogar ese fondo sin un plan B, significa lisa y llanamente la desaparición de la actividad hípica en el país”. Explicó que alrededor de 400 familias en Azul tienen su economía organizada en torno al hipismo, más la gente de toda la zona, con lo cual el impacto es altísimo.

“Estimamos que en Tandil serán entre 100 y 130 familias que verían total o parcialmente afectados sus ingresos”, dijo.

La posibilidad de que esta medida se hiciera realidad, ya resonaba fuerte el mes pasado, lo que mantuvo alerta al hipismo de Tandil. Así fue que el veterinario Marcelo Valle, vinculado al ambiente del turf, defendió al sector como generador de empleo.

Tras un repaso de las distintas variables que intervienen en la problemática, Valle no descartó una posible “merma en la actividad”. No obstante, se mostró esperanzado en que “la Gobernadora entienda lo que es la actividad, aunque pida reglas más claras”.

En diálogo con El Eco de Tandil, Valle sostuvo que la problemática planteada es “más grande” ya que la baja de subsidios no solo afectaría a esta ciudad sino también a los hipódromos de San Isidro, La Plata y Azul.

Cabe recordar que en el mismo acto del anuncio, el presidente de Lotería y Casinos de la provincia, Matías Lanusse, precisó que en la provincia de Buenos Aires hay cinco hipódromos: el de Azul, Tandil, La Plata, San Isidro y de Dolores; y destacó que la reducción del subsidio será “destinada a los ejes vinculados a la infraestructura, educación y la parte social”.

Al abordar la decisión que adoptó la gobernadora María Eugenia Vidal de avanzar hacia el sector en la lucha contra el juego, el profesional la calificó de “equivocada” ya que el turf es una actividad “generadora de trabajo” y además, en el juego, tiene “cero incidencia”.

Es por esas razones que “se ayuda desde el Estado a la industria, al que trabaja, no al que apuesta”, explicó y aclaró que el Fondo Reparador de Turf no se conforma con el aporte de los contribuyentes bonaerenses sino con los recursos que genera el uso de las máquinas tragamonedas.

“El Estado subvenciona una producción que da trabajo” y que en la provincia de Buenos Aires se traduce en unas “100 mil personas que vivimos directamente del turf”, que se inicia en los haras donde se crían los caballos (empleados del campo, veterinarios, ingenieros agrónomos, entre otros), y continúa con la venta de potrillos mediante compañías que se dedican a eso y con el comprador.

Para él, el turf es la actividad hípica “más importante en Argentina, porque es la que siempre marca la tendencia”.

“El problema
no es el juego”

En el caso de esta localidad, explicó que se organizan carreras una vez por mes según lo que establece la ley, y los subsidios que otorga el Estado deben ir al mantenimiento de las pistas de carrera y a premios. Además, indicó que el nivel de apuestas en el Hipódromo es bajo e insistió con que “el problema no es el juego”.

Al abordar la situación actual, Valle sostuvo que en la ciudad “no se ha logrado la explosión en la actividad que nosotros quisiéramos que tenga”, más aún en comparación con Azul.

Independientemente de las carreras, que son una vez al mes, el veterinario indicó que “lo importante son los propietarios que tienen caballos en el Hipódromo y que todos los meses pagan su pensión”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario