fbpx Preocupación en la Unión de Kiosqueros por el aumento de precios – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Preocupación en la Unión de Kiosqueros por el aumento de precios

El titular de la UKRA dialogó con El Eco Multimedios y expresó su preocupación por la situación que están atravesando en este momento, luego de que las principales empresas proveedoras incrementaran el precio de sus productos entre un cuatro y un diez por ciento. Reconoció que esperan que el Gobierno tome cartas en el asunto y se retrotraiga el incremento.

Adrián Palacios, titular de la UKRA. Foto: Journey

Internet

A raíz del aumento de precios que se registró en los productos que se ofrecen en los diferentes kioscos del país, el titular de la Unión de Kiosqueros de la República Argentina, Adrián Palacios, dialogó con el ciclo radial Buenas y Santas, que se emite por 104.1 Tandil FM, y aclaró que el problema es que los principales proveedores incrementaron hasta un 10 por ciento los valores.

Las constantes críticas de los consumidores y el desmedido aumento que sufrieron los kiosqueros por parte de las empresas multinacionales afectan de manera contundente al sector, por lo que los delegados se mostraron preocupados.

“Entre un 70 y un 80 por ciento de la producción de estas compañías se venden en nuestros comercios. Y nos preocupa porque hace unos días hubo un encuentro de empresarios y representantes de la alimentación con el presidente Alberto Fernández, donde estuvieron dialogando sobre estos aumentos, y aseguraron que no incrementarían ya que querían estar en el acuerdo económico y social”, informó Palacios.

Sin embargo, pese a lo que habían acordado en aquella reunión, las principales cadenas optaron por elevar el precio entre un cuatro y un diez por ciento, así como también lo hicieron los productos lácteos hasta un 21 por ciento.

Los inconvenientes se están registrando a nivel nacional y lo que más preocupa al presidente de la Unión de Kiosqueros de la República Argentina es que los vecinos “ya tienen el salario gastado porque venimos desde hace cuatro años con aumentos casi trimestrales”, por lo que los insumos que están dejando de comprarse son todos aquellos que no son de primera necesidad, “como por ejemplo un alfajor”.

“La realidad es que no sabemos por qué especulan estos empresarios. La luz no aumentó y el petróleo viene en caída, entonces no entendemos por qué vienen estos aumentos. Nos preocupa”, reconoció Adrián Palacios.

Por los desmedidos aumentos que comenzaron a registrar, decidieron darle aviso al Estado Nacional a fin de que evalúe la situación y pueda tomar alguna medida para que los comerciantes no deban trasladar esos incrementos y sean, en definitiva, los vecinos quienes terminen abonando más. “No somos los comerciantes los que subimos los precios, queremos dejar al descubierto las maniobras político-económicas que están realizando las multinacionales”, aclaró.

Lácteos, lo que más aumentó

Según reveló Palacios los productos que más aumentaron en este último tiempo fueron los lácteos, que en algunos casos, como por ejemplo el yogur, alcanzaron el 21 por ciento. En tanto, las galletitas, los alfajores, los chocolates, los chicles y los caramelos oscilan entre el cuatro y el diez.

“Esto genera que los kiosqueros tengamos que comprar menos cantidad para reponer en el kiosco. Y, además, eso se traslada a nuestros vecinos que cada vez tienen menos poder adquisitivo para la compra”, clamó.

Para evitar que los clientes sean quienes deban sufrir la suba de precios, indicó que lo que comenzaron a hacer es buscar otros productos, de segunda o tercera marca, procurando mantener la calidad, para reponer el producto y mantenerlo a un precio relativamente similar, ofreciéndole al vecino una alternativa diferente.

“Pero el acuerdo social y económico que se hizo con el Estado, las empresas no lo están respetando. Y queremos poner al público en conocimiento que no somos los comerciantes los que aumentamos”, remarcó.

Afirmó también que si no pagan el valor de estos productos que las empresas comenzaron a distribuir a nivel nacional, son ellos quienes terminan yendo a los mayoristas a comprar artículos similares a los que venden esas compañías.

Debido a este inconveniente, que comenzó en Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires, pero que rápidamente alcanzó a otras localidades, muchos kioscos debieron ponerle un fin a su actividad comercial, “lo que generó una mayor desocupación”.

“Esperamos tener una mesa de diálogo”

Indicó Palacios que el aumento del precio de los productos generará que se retrotraiga el consumo interno y el vecino, que usualmente compra algún artículo en los kioscos, ocupará el dinero para afrontar otros gastos: “La gente cuida el dinero porque no llega a fin de mes. La realidad económica de nuestros vecinos es esa y les pedimos a las empresas que tengan un poco de piedad para los comerciantes y las personas”.

Tras dar a conocer la situación a la que hacen frente reconoció que esperan tener una mesa de diálogo de la que participen los diferentes actores involucrados a fin de aunar criterios para que, en caso de que deban aumentar los precios, se haga de manera razonable y el impacto no sea tan fuerte.

Asimismo, expresó que esperan que el Gobierno nacional tome cartas en el asunto y que las multinacionales retrotraigan los aumentos, por lo menos, por seis meses o un año.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario