Preocupación local por la ley de accesibilidad para discapacitados en los hoteles y albergues

“Los hoteles deberán modificar desde ascensores hasta el tamaño de sus habitaciones, aberturas y baños”, explicó Luis Cerone.

El Eco

El Gobierno bonaerense promulgó el 26 de este mes una ley que obliga a los hoteles, hospedajes, albergues o alojamientos turísticos de la provincia a contar con accesos y habitaciones especiales para personas con movilidad reducida y que utilicen silla de ruedas.

La norma sancionada por la Legislatura en diciembre último y publicada la semana pasada en el Boletín Oficial, establece que esos establecimientos deberán contar con un número de plazas adaptadas para personas con movilidad reducida en una proporción no inferior a 1 cada 20 habitaciones. Sin embargo, no especifica si están comprendidos los hoteles o albergues con menos de 20 habitaciones o estacionamientos con menos de 10 lugares.

La iniciativa, que fue presentada por la diputada de Cambiemos Sandra Paris, prevé también que los hoteles que cuenten con estacionamiento de vehículos, deberán reservar y señalizar un espacio cada 10 para personas con movilidad reducida.

La nueva ley pretende “evitar el tortuoso camino de acudir a miles de llamados telefónicos o visitas in situ a fin de constatar que el establecimiento hotelero, alojamiento o albergue se encuentra en condiciones para alojar a una persona en silla de ruedas o con movilidad reducida”, según indicó su autora en los fundamentos.

“En las publicidades que se hagan de los establecimientos señalados, cualquiera sea el medio empleado deberá constar mediante un símbolo indicativo que el mismo se encuentra adaptado y es accesible para personas en sillas de ruedas”, plantea la norma.

La gobernadora María Eugenia Vidal observó el artículo 6 de la ley que determinaba que “la reglamentación podrá establecer promociones impositivas parciales para quienes superen los cupos previstos en los artículos 1 y 2 de la presente”, es decir los referidos a la cantidad de habitaciones y puestos para estacionar.

Una mala sorpresa

El presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines de Tandil, titular del complejo El Centinela y presidente de la SA del Hotel El Libertador, Luis Cerone, mostró su preocupación ante dicha disposición, ya que deberían modificar los establecimientos antes de las vacaciones de inverno.

Los alojamientos turísticos de la provincia deberán contar con accesos y habitaciones especiales para personas que utilicen silla de ruedas.

“Es una mala sorpresa”, lamentó, destacando que un hotel como El Libertador debería contar con tres habitaciones disponibles, teniendo que destinar seis moradas para acondicionarlas a los requisitos.

Además, según su análisis adolece de un enorme error: “Tener una habitación (doble, no single) para discapacitados cada 20 significa que cada 40 personas hay uno discapacitado, entonces significa que hay en nuestro país un millón de personas en sillas de ruedas”.

Cabe destacar que en el Censo Nacional de Hogares 2010, surge que el 12,9 por ciento de la población tiene alguna discapacidad. Mientras que en el mundo el porcentaje es mayor, la Organización Mundial de la Salud calcula que más de mil millones de personas (cerca del 15 por ciento) viven con una discapacidad.

“Hoy las sillas de ruedas se han modernizado y tienen aproximadamente un ancho de 93 centímetros, esto conlleva a que los hoteles que no cuenten con ascensores de 95 centímetros tengan que cambiar la caja de la cabina. Además de los cambios en las aberturas internas de cada habitación que en general son de 70 u 80 centímetros”, advirtió el empresario.

Si bien es una medida beneficiosa e inclusiva, se insistió que la preocupación radica en la inversión a realizar en tan corto plazo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario