Preocupados por el edificio, estudiantes de Polivalente se manifestarán el sábado

La comunidad educativa de Polivalente va a manifestarse el sábado en la Plaza Independencia.

El Eco

Una vez más, y como ya sucedió en innumerable cantidad de oportunidades en los últimos años, la comunidad educativa de Polivalente vive una situación de gran incertidumbre respecto a la construcción del edificio nuevo y padece las promesas incumplidas de los gobernantes.

En diálogo con El Eco de Tandil, Nancy Mazza aseguró que desde el diálogo que tuvieron con el ministro de Educación de la Provincia de Buenos Aires Gabriel Sánchez Zinny hace 10 días, cuando lo abordaron en el cierre de Escuelas Abiertas en Verano, no hubo más novedades. Cabe recordar que en esa oportunidad aprovecharon la oportunidad en que el ministro visitó Tandil para plantear la problemática de que la obra se frenó y la preocupación que eso generó en la comunidad educativa. En ese momento, Zinny garantizó que en siete meses va a estar finalizada la obra.

No obstante, ante la falta de contacto de las autoridades en los últimos días, la preocupación e incertidumbre siguen, ya que se suponía que en breve se iba a abrir una nueva licitación.

“Hemos estado en contacto con la cooperadora, ellos quieren estar atentos y los chicos organizaron algo para el sábado están en todo su derecho de hacerlo”, manifestó.

Y lamentó que “la obra ha sido muy importante, todo lo que esperábamos era empezar el ciclo ahí, ya es algo que no se puede dar y los chicos tienen todo su derecho de expresarse”.

Adelantó que va a realizar gestiones para intentar obtener respuestas más concretas acerca de cómo va a avanzar el tema.

Paciencia
agotada

“El Intendente fue una de las primeras personas con las que tuvimos una entrevista, está al tanto de todo lo importante que es la obra. Nos apoyó, nos pidió paciencia, que la tenemos pero se nos acaba. Hace mucho tiempo que estamos sufriendo esto, hemos tenido paciencia antes, tenemos paciencia ahora pero ya nos cansamos”, admitió.

Y agregó que “no es que uno no sea tolerante pero hay muchos sueños detrás de esto, mucha paciencia agotada, es lógico que estemos así”.

Frente a este panorama, rememoró que “no es la primera vez que la obra se para por distintas cuestiones, nos agarró de sorpresa porque como estaba avanzado no pensábamos que se iba a detener”.

“El ministro prometió que esto iba a avanzar rápido en una semana o un mes se solucionaba y que para julio ya iba a estar la obra terminada, pero son más meses de los que ya venimos esperando. Me dijo que confíe que si para julio no entregaba la obra ahí sí le reclamara, porque él no estuvo en otros momentos en los que pasamos estas cuestiones de promesas incumplidas y demás”, sostuvo.

Una sorpresa

Mazza lamentó estar nuevamente atravesando esta situación de gran incertidumbre y admitió que “si bien veíamos que algo estaba pasando, teníamos la esperanza de que en enero se empezara a trabajar otra vez. Esta rescisión del contrato nos cayó muy de sorpresa”.

“Teníamos la esperanza de empezar en el nuevo edificio”, resumió.

En cuanto a la forma en que iniciarán las clases este año, aseguró que van a tener que reorganizarse porque tenían la idea de que el edificio estuviera concluido.

“Hace mucho tiempo que venimos trabajando en dos edificios, lo cual es un esfuerzo bastante importante desde lo pedagógico. El esfuerzo que hacemos son muchas horas de trabajo, y siempre estás pendiente del otro edificio, hacemos dos actos escolares, siempre es doble todo, los chicos mismos tienen que estar en un lado y otro”, expuso.

Admitió que “desde lo pedagógico nos cuesta mucho más que en cualquier otra escuela. El teléfono del edificio nuevo lo paga la cooperadora, lo pusimos para poder estar comunicados con el otro edificio”.

Un reclamo
más que justo

“Los chicos hicieron algún tipo de manifestación en el Festival de la Sierra, y el centro de estudiantes está organizando una movida para el sábado, el reclamo es más que justo, es solo tener un edificio. Desde el año ‘74 que viene este reclamo del edificio”.

Adelantó que buscarán tener comunicación con el Gobierno provincial porque la que tuvieron hace 10 días fue “una charla rápida, no es que nos convocaron a nivel institucional, que es lo que la cooperadora pretende, que nos convoquen para ver cómo sigue todo esto, tenemos la promesa de que en julio va a estar pero la cooperadora tiene derecho a pedir información”.

“Ya tenemos experiencia de que puede haber demora, y eso es lo que más tememos, no conocemos si la empresa ha incumplido, sí sabemos que nos pasó otras veces y que ha llevado no unos meses sino años de demora. Queremos una pronta resolución y no hemos sido convocados a una explicación”, sostuvo.

Y afirmó que “la promesa a nivel municipal es el acompañamiento, pero lo que queremos es tener la escuela”.


El centro de estudiantes
expresó su temor

Sofía Reynoso, la presidenta del centro de estudiantes de Polivalente, invitó a la población a acercarse a la Plaza Independencia el sábado a las 18 cuando van a hacer una intervención artística en la Glorieta con el fin de visibilizar la problemática que atraviesan.

“Vamos a estar abriendo las puertas de Poli. Vamos a tocar, pintar en vivo”, adelantó.

Y agregó que “la idea es que la gente conozca lo que hacemos en Poli, lo que somos, y se solidarice con la causa, que urgente necesitamos el edificio”.

Contó además que llevan tres días juntando firmas y van a seguir haciéndolo hasta el sábado.

“Los pibes tienen muchas ganas de moverse, todas las ideas salen de ellos, y la verdad que nos sentimos con una presión muy grande, tenemos mucho miedo a que nuevamente nos prometan cosas que no van a cumplir”, confió a El Eco de Tandil.

A la vez que recordó que “llevamos 25 años con la promesa de que vamos a tener un edificio propio, digno, en condiciones, nuestros propios padres arrancaron con esta lucha. Queremos que todo Tandil se sume y nos apoye”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario