Repararon los ascensores del Hospital y estiman que para febrero estarán instalados los nuevos

El presidente del Sistema Integrado de Salud Pública Gastón Morando aseguró que el lunes comenzarán las obras para instalar uno de los nuevos ascensores. La causa del último desperfecto, de acuerdo al informe técnico, fue un impacto fuerte de una camilla contra la puerta, lo que hizo que se descarrilara. Consideró que algunos intentarán sacarle “rédito político” a lo sucedido, pero remarcó que “estamos preocupados por garantizar que hasta que comience la obra, se esté operando bien”.

El Eco

El presidente del Sistema Integrado de Salud Pública Gastón Morando aseguró que el miércoles por la tarde quedaron ambos ascensores del Hospital Ramón Santamarina reparados y el lunes comenzará la obra civil para instalar uno de los nuevos. Estimó que en febrero estarán operativos los dos nuevos elevadores. Ayer recibieron el informe técnico sobre el desperfecto sucedido el lunes, donde se reveló que la causa fue un impacto fuerte de una camilla contra la puerta.

Tal como se informó, el lunes por la tarde un ascensor sufrió un desperfecto técnico por el cual quedó trabado entre los pisos en su camino hacia planta baja, sin causar lesionados. El hecho causó gran alarma y dejó sin movilidad interna de pacientes que no pueden utilizar las escaleras.

Las problemática de los ascensores ya había generado polémica y quedó expuesta en pleno debate legislativo durante la sesión del 9 de agosto pasado. En la oportunidad se dieron a conocer detalles de un informe técnico que indicó que los elevadores son inseguros para personal, pacientes y familiares, y de otro documento que determinó que existe “un riesgo inminente de desprendimiento total del piso” por el uso de camillas y pacientes, “con las imaginables y funestas consecuencias que esto ocasionaría”.

Los arreglos

En diálogo con El Eco de Tandil, Gastón Morando indicó que el ascensor que sufrió el desperfecto el lunes quedó reparado el martes cuando se reemplazó el contactor que se había roto, el cual fue adquirido en Mar del Plata.

En tanto, el otro ascensor que no estaba en funcionamiento quedó arreglado el miércoles por la tarde cuando se le reparó la puerta.

Explicó que a partir del lunes uno de los ascensores dejará de funcionar porque comienza el cerramiento y la obra civil para la posterior instalación del nuevo, el cual, de acuerdo a los plazos establecidos en el contrato, debería estar listo para utilizar el 10 de diciembre.

“Mientras se hace la obra civil y luego se instala el ascensor, quedará funcionando uno y una vez que se termina el primero, se pasa a la instalación del segundo. En principio, de acuerdo a lo que dice el plan de trabajo, son más o menos 30 días para colocar cada uno, así que para febrero estarían los dos”, afirmó.

Y agregó que “a partir de que comience la obra civil uno de los ascensores dejará de estar operativo, así que vamos a concentrar como ascensor camillero uno solo. Incluso, estamos evaluando la posibilidad de poner una ascensorista para mejorar las condiciones de seguridad, una persona que abra y cierre los ascensores, eso sería mientras esté funcionando un único ascensor”.

El informe técnico

Por otro lado, resaltó que están en diálogo permanente y en articulación con Ascensores Tandil, que es la empresa que realiza el mantenimiento.

Asimismo, explicó que esa firma les entregó el informe técnico de lo sucedido el lunes, donde expone que hubo un impacto fuerte de una camilla contra la puerta, lo que hizo que se descarrilara.

“Nosotros nos estamos ocupando del tema de los ascensores. De hecho, estamos en una licitación, con un contrato firmado; la empresa está construyendo los dos ascensores; estamos dentro de los plazos establecidos en el contrato”, argumentó.

Y sostuvo que “obviamente que los ascensores deben ser cambiados y hemos hecho varias intervenciones para mejorar las condiciones de los dos ascensores mientras se avanza con la implementación de la licitación.

Rédito político

En tanto, cuestionó que “muchas de las cosas que se dijeron, que se plantearon con una actitud de catástrofe, no son así porque la verdad es que la información que podemos constatar es que hubo un descarrilamiento de la puerta interna”.

Y deslizó que “evidentemente habrá alguno que intente sacar algún rédito político de esto, pero la verdad es que nosotros estamos preocupados por tratar de garantizar que hasta que comience la obra, que será en los próximos días, que se esté operando bien”.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario