Río Paraná presentó una queja por el desembarco de una firma de transporte y no descartó otras acciones

El titular de Río Paraná, Mario Morel.

Archivo

Tal como adelantó El Eco de Tandil en su edición pasada, el desembarco de una empresa de transporte de larga distancia puso en duda la continuidad en la prestación del servicio y el futuro de Río Paraná. La incertidumbre y la eventual pérdida de cerca de 200 puestos de trabajo movilizaron a los representantes de la empresa y a las autoridades de la ciudad en busca de una alternativa a este esquema.

En efecto, tras un primer encuentro en la Cámara Empresaria, del que participó el propio intendente Miguel Lunghi y sus colaboradores, ayer por la tarde se concretó una reunión en la Subsecretaría de Transporte de la Provincia de Buenos Aires gestionada por el director regional de Empleo del Ministerio de Trabajo de la Nación, Gonzalo Santamarina.

La comitiva local, encabezada por el funcionario tandilense y por el propietario de Río Paraná, Mario Morel, fue recibida por Mariano Campos, responsable de la repartición dependiente del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos.

En ese contexto, la queja de la empresa –que el próximo 4 de abril celebra 99 años de su creación- estuvo direccionada al modo en que se otorgó la licencia para cubrir con el recorrido que une Tandil con La Plata.
La presentación abrió un compás de espera hasta tanto la dependencia evalúe la situación y elabore una respuesta.
No obstante, mientras se resuelve esta acción, desde la empresa no descartan la vía judicial para evitar que la firma cumpla con ese recorrido turístico.

“Hacer todo
lo necesario”

En conversación telefónica con El Eco de Tandil, el propietario de la empresa local, Mario Morel, brindó detalles del encuentro en La Plata, ratificó la decisión de mantener las acciones para evitar el cierre y llevó tranquilidad a los trabajadores que directa e indirectamente dependen de la firma. “Vamos a hacer todo lo necesario para que esto no se lleva a cabo”, sentenció. En tanto, reconoció las falencias en el sistema que brinda y anunció que, hasta que se resuelva el planteo, implementarán mejoras para subsanar esa situación.

En primer término dijo que presentó, con el asesoramiento legal de su abogado y acompañado por uno de los choferes, Javier Levigna (además concejal mandato cumplido y candidato a intendente), un descargo en el que “protestamos por la resolución que autoriza a Plusmar a cumplir el servicio de La Plata – Tandil por cinco meses”.

Entre los argumentos, el empresario se respaldó en uno de los artículos de la Ley de Transporte que establece que en aquellos lugares donde hay una empresa “preestablecida, no deben autorizar” a otra para que explote el mismo recorrido.

En respuesta, el funcionario y su equipo de colaboradores contestaron que “van a analizar la situación ajustándose a derecho” y que se expedirán en cuanto tomen una determinación.

De todos modos advirtió que harán “todo lo que la empresa tenga para hacer a nivel jurídico”.

“Plantemos lo que teníamos que plantear”, dijo el empresario, que garantizó que la preocupación “más grande” son las 200 familias que dependen de Río Paraná. ´

El empresario revalidó que la llegada de la firma marcará “el final de Río Paraná”.

“Competencia desleal”

A más datos sobre la postura adoptada, Morel reparó en la “competencia desleal” que ejercería la firma oriunda de Quilmes por cumplir con ese servicio turístico, que además “no corresponde”.

Contó a este Diario que se enteró de esta situación por un comentario y por la difusión en los medios de comunicación y renegó que la resolución firmada por la Subsecretaría de Transporte “no aparece”.

“No sabíamos nada porque tampoco nos notificaron”, enfatizó y agregó que “tenemos 200 personas a cargo y de repente aparece un competidor, con colectivo nuevo, a mostrar todo, y nos dieron ni una posibilidad de poder defendernos”.

Calificó de “irracional” esa conducta y presentó como amparo la normativa que regula la actividad a nivel
provincial. “Los servicios turísticos están para cubrir zonas que son necesarias pero en La Plata no queda nadie en verano”, advirtió.

Un plan de
mejoramiento

En sintonía con las innumerables quejas de los pasajeros, que en el último tiempo buscaron el modo de hacer oír sus reclamos, y pese al impacto que tendría el desembarco de Plusmar para la continuidad de la empresa, Morel reconoció que existen algunas cosas por mejorar.

“Estamos con un plan de mejoramiento para el servicio que une Tandil con La Plata para que los usuarios vean que la empresa se preocupó”, insistió.

Pese a esta perspectiva, el empresario revalidó que la llegada de la firma marcará “el final de Río Paraná”.

En defensa de una
empresa de Tandil

En cuanto al impacto en la ciudad y el acompañamiento de las autoridades, Morel resaltó las gestiones impulsadas y citó la reunión con la Cámara Empresaria, funcionarios del Ejecutivo y otros actores, en la que se expuso la realidad del emprendimiento.

“Todos entendieron la gravedad de la situación porque estamos defendiendo una empresa de Tandil”, sostuvo.

Y subrayó que si bien las “cosas no están bien”, renovó su compromiso por “intentar mejorarlas” pero afirmó que “si no podemos seguir, nosotros mismos nos vamos a ir y no porque venga alguien de afuera a llevarse la plata de Tandil”.

“Vamos a resistir; necesitamos de los tandilenses que nos apoyen esto y nosotros les vamos a corresponder”, concluyó el empresario.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario