Se acelera la discusión y el nuevo valor del boleto de colectivos podría tratarse en la próxima sesión

El Eco

El Concejo Deliberante se prepara para dar una nueva -y acalorada- discusión frente al pedido de actualización del cuadro tarifario del boleto del transporte urbano de pasajeros.

Tras el análisis de los estudios de costos de la Cámara de Transporte y el encomendado al Iapuco, el tema parece agotado y solo resta definir, en términos políticos, el porcentaje a otorgar para que los usuarios sufran menos el impacto de un nuevo aumento y que las empresas que brindan el servicio puedan mantener el negocio.

En ese sentido, el feriado del lunes postergó la reunión entre los integrantes del espacio legislativo para el próximo encuentro a comienzos de la semana entrante. El presidente de la comisión, José Luis Labaroní (UCR – Cambiemos), se presentará con la idea de lograr un dictamen (al menos de mayoría) que contemple la proyección que tendrá el ajuste en el servicio para llegar a la reunión de Labor Parlamentaria con un escenario más claro y poder sumar el expediente a los temas del orden del día para la sesión del jueves.

En principio, y aún sin definición sobre los valores, el oficialismo apunta a otorgar un ajuste en dos tramos, una metodología ya implementada en anteriores oportunidades. La primera parte comenzaría a regir a partir del segundo semestre del año en función de los pasos que deberá seguir tras la eventual aprobación en el recinto.

En ese marco aparece como posibilidad un esquema que incluso se instaló durante la puesta en marcha del Sistema Unico de Movilidad Ordenada (SUMO) en 2015 y que apunta a trasladar parte de lo recaudado por el estacionamiento medido al boleto electrónico para sostener sus costos.

En tanto, la implementación del SUBE (sistema nacional) también podría traer un poco de alivio a un grupo determinado de usuarios por los beneficios que contempla en el precio del pasaje, entre otras medidas que el Estado podría impulsar.

El presidente de la Comisión de Transporte, José Luis Labaroni, repasó las perspectivas de avance del pedido de aumento del boleto.

Agotar las instancias

El presidente de la Comisión de Transporte del Concejo Deliberante, José Luis Labaroní, confirmó a El Eco de Tandil que durante una serie de encuentros informales logró una aproximación sobre la propuesta de ajuste que se impulsará.

A partir de allí solicitó un encuentro con el Ejecutivo y con el bloque para llevar los lineamientos elaborados y formalizarlos con la perspectiva de que llegue a la reunión de comisión del lunes. “Voy a agotar las instancias para que se dé el debate en la próxima sesión”, programó el edil que justificó el tiempo con que contaron para estudiar y elaborar una propuesta.

“No hay ninguna definición”, aclaró el concejal del oficialismo, que evitó adelantar porcentajes con respecto al precio que podría tener el boleto a partir de junio y del año entrante, si se considera un aumento desdoblado.

También declaró que los estudios resultan “bastante compatibles” y objetó así las diferencias en cuanto a los resultados obtenidos por ambas proyecciones ya que el valor global de los costos es prácticamente el mismo. “Se va a discutir sobre un valor, si se arrima o no a la realidad” sobre la base de los estudios de costos con que cuentan, enfatizó.

Como se informó en estas páginas la estimación de la Cámara de Transporte alcanzó resultados que permiten sustentar una solicitud de ajuste que se ubica en el orden del 29 por ciento, que llevaría el boleto plano de 11,62 pesos (valor vigente) a 14,98 pesos.

Sin embargo, el relevamiento del Instituto Argentino de Profesores Universitarios de Costos (Iapuco) llega a un porcentaje inferior, que se traduciría en un boleto plano muy por debajo de los 16 pesos (se presume que en el orden de los 14 pesos).

Una actualización que no supere el
porcentaje otorgado en paritarias

El concejal de Unidad Ciudadana, Darío Méndez, que además es el vicepresidente de la Comisión de Transporte del Concejo, realizó un planteo político respecto de la suba que se avecina y demandó la necesidad de limitar el porcentaje de ajuste en función de las paritarias.

La postura apunta a que ninguna tarifa supere el porcentaje de las paritarias, es decir, un 15 por ciento, y suma el pedido para retrotraer el esquema al 31 de diciembre, en sintonía a lo que propuso Diputados en el dictamen por mayoría logrado este miércoles en comisión.

La bancada aplicó esta misma postura durante la discusión del presupuesto 2018, especialmente en cuanto al incremento de las tasas municipales. En esa oportunidad, el Gobierno nacional proyectaba una inflación que se ubicaba en el orden del 15 por ciento, mientras que el Ejecutivo llevó adelante una actualización de los impuestos en un porcentaje superior.

El concejal de Unidad Ciudadana, Darío Méndez, aportó su mirada política en torno a la discusión.

Con esta premisa que busca aplicar para las tarifas se pretende “estabilizar la pérdida del poder adquisitivo que están teniendo los sectores asalariados”, remarcó Méndez.

“Es un planteo político” y en esos términos se resolverá, independientemente de la estructura de costos que presentó la Cámara de Transporte y los resultados a los que llegó el informe elaborado por el Iapuco a pedido del Concejo Deliberante.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario