Se agudiza la crisis del sector lechero

Luego de conocerse un informe técnico de la entidad rural Coninagro que muestra que en el país cierra un tambo por día, desde la Cuenca Mar y Sierras adviertieron la necesidad de revisar la cadena de producción para evitar la crisis que atraviesa el sector.

El Eco

La Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) advirtió a través de un informe que la crisis que atraviesa el sector lechero, produce en el país el cierre de más de un tambo por día, en promedio.

La entidad rural aseguró,que en el último quinquenio la reducción de estos emprendimientos se dio a una tasa del 2,3% anual y la disminución de las vacas se produjo a una tasa del 7,2% anual.

Según los cálculos que ofrece la entidad, al productor se le paga unos 0,20 dólares por litro de leche cuando la media de los últimos cinco años había sido de 0,40 dólares. Si este indicador se traduce a precios, se perciben 8 pesos en tranquera mientras que para adquirir el producto en góndola, se desembolsan unos 30.

En este marco, el presidente de la Cuenca Lechera Mar y Sierras, Alejandro Stefano indicó que los números en la región se condicen con el registro nacional. “Si bien no tenemos contabilizados formalmente aquellos que dejan la actividad, hoy deben quedar unos 9 mil tambos en Argentina y si tomamos como parámetro la medición interanual, se han cerrado unos 600 aproximadamente”.

Muchos de los productores que abandonan este segmento, lograron reconvertirse y migrar hacia la industria cárnica. Stefano aclara que esta posibilidad “depende de la situación de cada tambo porque los más chicos son los que no lograron realizar esta transformación y tienen que retirarse”.

El referente de la actividad informó además que “los tambos tienen el 50 por ciento de la superficie alquilada a nivel nacional, pero la renta se ha vuelto muy onerosa y aquellos que no pueden subsistir se vuelcan a la siembra o la cría, si es que la tierra se los permite.”

El relación a los factores que inciden en el proceso de crisis que enfrenta el sector, Stefano advierte que si bien el dólar hoy tiene un valor favorable, ”las fábricas no se juegan a exportar, hay un 57 por ciento de capacidad ociosa de las empresas que optan por quedarse en el mercado interno porque las reglas son flexibles y nadie pone ningún tipo de cota”.

“Es necesario que se sinceren las partes de la cadena para que se vea que la producción no puede subsidiar las ineficiencias de las fábricas que no han invertido, ni supieron estar a la altura para poder bajar los costos”, subrayó.

La diversificación que reviste este segmento primario, muestra que en la actualidad en el país existen unos 360 tambos denominados “mega” que tienen una producción de más de 15 mil litros diarios. Los considerados “chicos” tienen un rendimiento de 4 mil litros y los emprendimientos familiares que suman un total de 5.800, obtienen menos de 1.000 litros diarios.

Stefano esbozó una fuerte crítica hacia quienes incursionan en la actividad con el fin de tener una rentabilidad, y poco entienden del negocio. “Los tambos chicos representan un 50 por ciento de la totalidad del territorio nacional y el pequeño productor apuesta su capital a diario mientras que otros, invierten con dinero fresco bien o mal habido y no arriesgan nada en pos de asegurarse una renta”.

Por último consultado sobre la expectativa  que el sector tiene a futuro el presidente de la entidad lechera dijo que “estos factores hacen que hoy se cierren muchos tambos y en un futuro próximo, lamentablemente se cerrarán muchos más”.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario