Se destrabó el conflicto de Río Paraná y los colectivos volvieron a salir a las rutas con el servicio normalizado

El Eco

Por tercera vez en este incipiente año Río Paraná logró sortear los obstáculos que se le atravesaron en el camino. Alrededor de las 20.30 de ayer, la empresa de transportes tandilense logró destrabar el conflicto que le impedía la circulación de los colectivos de la línea.

Tras 48 horas de medidas de fuerza decretadas por la Unión de Tranviarios Automotor (UTA) Mar del Plata, anoche los servicios volvieron a sus habituales recorridos.

El dueño de Río Paraná, Mario Morel, viajó a la ciudad Capital el sábado por la noche para avanzar en la adquisición de las nuevas unidades, y tras haberse confirmado con éxito la transacción los choferes se dispusieron a tomar nuevamente el mando de cada uno de sus colectivos para volver a la ruta.

“Eso era parte del acuerdo”, aseguró José Suarez, delegado de la empresa. Según detalló, una vez que estuviera la nueva flota asegurada, la firma podría volver a ofrecer su servicio normalmente. Y así lo hicieron anoche.
De acuerdo a lo establecido, mañana a más tardar podrían estar arribando estas incorporaciones para ser parte de la compañía, renovarla y cumplir con los reclamos del gremio marplatense.

Si bien aún se desconoce la procedencia de los vehículos y la forma en que se pudo conseguir tan rápidamente, la realidad es que ya es un hecho. Se trata de entre 10 y 20 colectivos modelo 2012 y 2013, que si bien no son a estrenar, aseguran que están en buenas condiciones y claramente mejorarían el servicio brindado para los pasajeros, que también han hecho conocer su descontento en diferentes oportunidades por el mal estado del transporte.

Cabe recordar que en la tarde del sábado el titular de la firma reunió a los trabajadores que se encontraban en la ciudad, y ya que muchos habían quedado varados en diferentes destinos. En ese encuentro llevado adelante en los talleres ubicados por avenida Marconi, se habló de la situación que los atravesaba y la solución a la cual se encaminaban.

Al término de esa reunión también se había anunciado esta posibilidad de que los micros retomen la circulación normalmente a más tardar en la mañana de hoy. Sucedió antes y lo celebraron.

El problema no
estaba en los sueldos

La crónica narra que la determinación de UTA llegó tras el acuerdo sellado con la empresa en febrero pasado, que logró destrabar el conflicto y reanudar el servicio luego de arduas negociaciones.

En aquella oportunidad Morel se comprometió, entre otros puntos, a cambiar la forma y tiempos de pago de los salarios, lo que habría sido incumplido y por eso la decisión del gremio de volver a paralizar la empresa.

Entonces, en principio la irrupción estaba ligada a la supuesta falta de pago de sueldos a algunos trabajadores u honorarios incompletos, cuestión que fue desmentida por los mismos trabajadores de Río Paraná.

Se presentaron a las oficinas de la empresa con la expresa orden de suspender todos los servicios programados, quedando vigente solo los que estaban en tránsito en ese momento. Según expusieron, habrían corroborado el incumplimiento de la promesa dada por parte de Mario Morel de abonar la totalidad de los sueldos que faltaban.

Sin embargo, ante la ausencia de dicha deuda, el impedimento de circulación siguió vigente, alegando un mal estado de los micros. Finalmente este fue el tema que se logró resolver y que destrabó el conflicto del momento.

Otra vez
a las pistas

La primera visita que desveló a los integrantes de la empresa tandilense fue el 5 de febrero. Allí la lista de problemas a resolver fue mucho más extensa, pero el mismo día pudieron negociar y levantar el paro.

Más adelante, a principios de marzo nuevamente un coletazo por parte del gremio los sacudió. Otra vez la comitiva marplatense decretó el paro de actividades, por incumplimiento de algunos puntos, que finalmente pudieron resolver a tiempo y en buenos términos.

Desde la firma esperan que esta tercera sea realmente la vencida. Nuevas unidades que suman, no solamente para destrabar un conflicto, sino para ofrecer un mejor servicio y seguridad a sus conductores.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario