fbpx Se entregaron los más de 200 paquetes que se juntaron en una campaña solidaria – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Se entregaron los más de 200 paquetes que se juntaron en una campaña solidaria

En el marco del festejo de su sexagésimo cumpleaños, Liliana Marcolongo pidió que como regalo le acerquen hasta su domicilio paquetes de galletitas para poder llevar a diferentes barrios de la ciudad. Su meta era alcanzar las 60 unidades, sin embargo la repercusión que tuvo la campaña fue tal que se recolectaron más de 200.

Liliana Marcolongo junto a los más de 200 paquetes juntados

Rody Becchi

Ignacio Larsen, hijo de Liliana Marcolongo, compartió el miércoles de la semana pasada, a través de su perfil de Facebook, una peculiar iniciativa solidaria: su madre cumplía 60 años y como regalo quería paquetes de galletitas para distribuir en diferentes barrios y comederos.

Como suele suceder en nuestra ciudad cada vez que alguien inicia una campaña de este estilo, la acción se compartió y superó las expectativas de los propios impulsores, que nunca imaginaron tamaña repercusión.

En el mensaje que Larsen había posteado en su cuenta personal de Facebook había expresado que el objetivo de esta propuesta era alcanzar los 60 paquetes para poder llevar a distintos hogares de barrios.

Sin embargo, afortunadamente más de mil personas compartieron la publicación y el resultado fue muy superior al que imaginaban: lograron superar los 200 paquetes recolectados.

Cómo surgió

Marcolongo cumplió 60 años este lunes y días antes sus hijos y su marido le preguntaron si pensaba realizar algún festejo en particular. “Les dije que lo de siempre, algo a la tarde  o unas pizzas, pero nada en especial”, comenzó relatando a este medio.

“Haciendo las cosas acá dije: ‘¿Y si armamos algo o pedimos algo?’ Y  como era un  cumple se me ocurrieron galletitas. Así que les comenté la idea a los chicos y les propuse que lo compartieran entre todos sus contactos, solicitando a los que pudieran colaborar un paquete”, continuó.

Si bien la meta era llegar a las 60 unidades, la realidad es que imaginaban que recolectarían, como mucho, entre 20 y  30. Pero para su sorpresa, la viralización de la campaña fue tal que personas de diferentes barrios de la ciudad colaboraron. “El lunes por la noche, como cierre, contamos los paquetes y eran 208”, informó Liliana a El Eco de Tandil.

Este martes, feriado por el carnaval, recorrió algunos barrios llevando galletitas para que varios niños pudieran comerlas. Hoy se apersonará en tres o cuatro merenderos “no tan reconocidos” para también alcanzarles una caja con diez o quince paquetes.

“Yo realmente no entiendo nada de internet y las redes sociales, pero por lo que me dijeron los chicos la publicación fue compartida entre 1200 y 1300 veces. Así que estoy realmente muy feliz, nunca pensé que esto iba a ser así”, se sinceró.

“Hay muchísimo para repartir”

Junto a su marido, uno de sus hijos y sus sobrinas que también se ofrecieron, comenzaron la recorrida este martes por la mañana.

Sin un recorrido planificado y estipulado, salieron rumbo a La Movediza, Villa Gaucho y Las Tunitas. “Mi esposo es colaborador de Conin, entonces sabemos también de varios domicilios donde podemos entregar algunas galletitas”, informó.

Asimismo, confesó que preguntó a las personas si sabían de algún merendero que no fuera de público conocimiento para colaborar: “Me gustaría llevar a los menos conocidos, donde haya una casa de familia que les dé una copa de leche a los chiquitos del barrio”.

“Hay muchísimo para repartir y de todas las variedades y sabores. Esperemos ver las caritas de los chicos”, relató Marcolongo y comentó que el lunes por la noche, cuando terminaron el recuento, redactó una nota para subir a Facebook agradeciendo a todos los que se sumaron.

“De la misma forma que se pidió, ahora va a salir todo lo que es agradecimiento y también vamos a subir fotos para que vean que la cosa funciono y que espero que por ahí me copien”, manifestó.

“La gente se sorprendió”

Si bien algunas amigas de la cumpleañera señalaron a este diario que es una persona muy solidaria, la propia Liliana declaró que la gente “estaba sorprendida” ya que, por lo general, las colectas son de arroz, azúcar o fideos, “jamás de galletitas, pero como era un cumple dijimos ‘vamos a hacer algo más dulce’”

Lo que realmente impresionó a la ideadora de esta campaña fue la gran cantidad de individuos que se acercaron hasta su domicilio, ubicado en la calle Roca al 400, para dejar su colaboración: “Un 80 por ciento de la gente que venía me tocaba timbre y se emocionaba. Es increíble lo que se logró. Incluso yo salí a hacer unos mandados y puse una caja en la puerta. Y cuando volví había galletitas”, contó.

Asimismo, informó que un hombre que debió ser trasplantado se acercó hasta su casa y le comentó que llevaría adelante una iniciativa similar pero, en lugar de galletitas, juntaría leche largavida.

“Jamás imagine esto, me pone muy contenta. Y creo que sirvió para que otros lo repliquen y hagan algo similar. Ojalá así sea”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario