Se sumó otra clausura preventiva a un geriátrico

La Dirección de Fiscalización Sanitaria del Ministerio de Salud provincial estuvieron en la ciudad. A la dueña de la casa de Pinto al 1300 le dieron cinco días, a partir del lunes, para que formule su descargo. Otra propiedad donde reside una treintena de adultos mayores también recibió la inspección.

El Eco

Luego del allanamiento realizado durante la mañana del pasado martes por el personal de la DDI Tandil, en el que se constató el funcionamiento clandestino de un geriátrico, se esperaba que durante la jornada de la víspera la casa que atendía a siete adultos mayores, pero que no contaba con ningún tipo de autorización, fuera clausurada por los funcionarios del Ministerio de Salud que recorrieron el lugar.

Sin embargo nada de eso sucedió, porque en primera instancia deben cumplimentarse los recaudos legales para luego dar curso a la clausura de un lugar, léase darle lugar a la responsable de la vivienda a que haga su descargo.

El director general de Inspecciones del Municipio, Javier Camgros, al ser consultado por El Eco de Tandil detalló que “vino la gente del Ministerio de Salud de la Provincia. Esta era una actividad que estaba prevista con anterioridad. Hace veinte días se llevó a cabo una capacitación en La Plata donde concurrimos con los dos inspectores que están en Inspección General. La parte práctica estaba programada hacerla recorriendo distintos geriátricos de Tandil, como surgió lo de este allanamiento aprovechamos para ir al lugar”.

En cuanto a qué fue lo realizado en Pinto 1354,  señaló que “el Ministerio de Salud procedió a realizar una clausura preventiva, esto significa que le marcan las distintas anomalías que tenían de acuerdo a la ley y la señora Graciela Curuchet tiene cinco días, a partir del lunes, para presentar un descargo. Según lo que presente, la Provincia accede o no a otorgarle el plazo que la mujer pedirá para cumplimentar las distintas cosas que se le indicaron en el acta realizada”.

“No tiene nada”

El funcionario municipal habló sobre qué cosas debe hacer y presentar Curuchet para poder sostener el geriátrico que tiene de manera clandestina y que pasaría a estar habilitado. Al respecto señaló que “deberá realizar el trámite de habilitación porque no tiene nada. Contar con un médico; con las historias clínicas actualizadas; elementos de seguridad; adecuar las habitaciones y la parte de los residuos patogénicos. Tendrá que cumplimentar con todos los requisitos”.

Detalló que “la gente del Ministerio al igual que lo había hecho el médico de la policía, observaron que el estado de salud de los siete abuelos era bueno”.

Marcó que “el descargo se presentará en La Plata y puede hacerlo personalmente o mediante un abogado con un escrito”.

Sin traslados

Asimismo se indicó  que por ahora los abuelos permanecerán en Pinto 1354 ya que al ser clausura preventiva significa que no pueden ingresar más adultos mayores de los siete que ya hay en el lugar. Camgros detalló que “si Curuchet no cumplimenta el descargo y la Provincia determina la clausura definitiva del sitio en ese momento hay que proceder al traslado de los abuelos, previo comunicarse con los familiares para que retornen a su domicilio o sean derivados a otro geriátrico. Por ahora y en los próximos días permanecerán en la mencionada dirección”.

Otra propiedad en la

que residen 31 internos

En la recorrida realizada en la jornada de ayer también recibió la clausura preventiva el geriátrico denominado “Santa Trinidad” que funciona en avenida Machado 106, entre avenida Colón y 4 de Abril.

En el lugar se albergan 31 adultos mayores y la inspección llevada a cabo en forma conjunta por el Ministerio de Salud y el Municipio, encontró distintas anomalías dentro de una construcción por demás añeja y con escasas reformas.

Sobre este geriátrico,  Camgros indicó que “también recibió la clausura preventiva, pero a diferencia de lo acontecido en calle Pinto al 1300, este sí contaba con un inicio de trámite para su habilitación y también tiene un médico responsable”.

Sobre qué fue lo señalado por el Ministerio y qué deberá realizar dijo que “hay algunas deficiencias edilicias en las que se deberá trabajar y mejorar; existe falta de personal con relación al que tendría que tener de acuerdo a la cantidad de abuelos ya que son 31 los que están. También deben incorporar elementos de seguridad”.

El personal del Ministerio de Salud le dio el plazo de cinco días que comenzará a regir desde el lunes para presentar el descargo. En caso de no presentar nada, Provincia informará al Municipio los pasos a seguir”.

Otros dos

También hubo recorrida en otros dos geriátricos y si bien se les marcaron algunas cosas a realizar no recibieron ningún tipo de clausura por parte del organismo provincial.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario