Siete establecimientos de alojamiento turístico fueron categorizados

Destacó que esta acción resulta importante para los prestadores, quienes obtienen un marco legal para las estrellas
que se le atribuyen. Asimismo, resulta de relevancia para los turistas, quienes acceden a la ciudad y tienen garantizados los servicios contratados.

Rivera reconoció que Tandil se destaca en la modalidad de cabañas y que ha avanzado enormemente en la calidad del servicio que brinda. Además, resaltó la buena voluntad de los prestadores para acogerse al registro, con el objetivo de brindar un mejor servicio, cuidar al turista y generar mayor cantidad de flujo turístico.

Explicó que el trámite es simple, ya que se le solicita a los propietarios de los alojamientos acreditar su habilitación municipal y la titularidad sobre la propiedad, para que luego un equipo de la subsecretaría los recorra, verifique los servicios y determine la categoría correspondiente a cada lugar. De esta manera, ya no son más los prestadores quienes determinan su categoría, sino que responden a un standard que le garantiza al huésped ciertas prestaciones. Al mismo tiempo, este trámite permite que, luego de adquirir la categorización el establecimiento figure en la base de datos de la subsecretaría y turistas de cualquier parte del mundo accedan a la información de su servicio.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario