fbpx Aguardan por recursos que permitan restaurar el edificio de Rectorado – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Aguardan por recursos que permitan restaurar el edificio de Rectorado

El edificio ubicado en Pinto y Chacabuco fue declarado en 2016 Bien de Interés Histórico Nacional. Con esa calificación, la gestión de Roberto Tassara dio un nuevo impulso al proyecto para obtener recursos de distintos programas que permitan su puesta en valor.

El Eco

La Universidad Nacional del Centro aún mantiene vigente el proyecto de recuperación del edificio de Pinto y Chacabuco donde funciona rectorado y cuya adquisición marcó un hito fundamental en la constitución de la casa de altos estudios.

Sin plazos y sin certezas sobre el encuadre presupuestario que podría tener la puesta en valor del inmueble, se mantiene la estructura que rodea la histórica esquina para proteger a los transeúntes sobre posibles desprendimientos, especialmente en el último nivel.

Se trata de un proyecto que comenzó a gestarse hace varios años y que, tras la declaración como Bien de Interés Histórico Nacional, tomó un nuevo impulso en la búsqueda de líneas de financiamiento estatales relativas a edificios históricos.

El secretario general de la Unicen, Guillermo Corres, aseguró ante El Eco de Tandil que se mantienen las gestiones para lograr apoyo estatal y recuperar la fachada. “Somos optimistas que en algún momento esta obra quedará alcanzada por un programa de recuperación edilicia”, expresó.

En la espera

“Seguimos a la espera, pero no se puede remover la estructura por una cuestión de seguridad de los peatones”, ratificó.

Para Corres, la declaración como Bien de Interés Histórico Nacional fue “de gran ayuda” para poder acceder a programas vinculados al recuperar este tipo de inmuebles.

La puesta en valor del inmueble que se destaca por su arquitectura y antigüedad se encuentra en la agenda de la gestión, que aún no encuentra dónde canalizar la iniciativa ante la falta de líneas presupuestarias. “Es una de las obras pedidas y que están en el Ministerio del Interior y en la Secretaría de Cultura”, explicó el secretario general de la Unicen.

 

Presupuesto y prioridades

En tanto, el presupuesto con que cuenta la Universidad es destinado a cubrir otras demandas, que se presentan como prioritarias ante la reparación de la fachada. En ese sentido, detalló que la institución cuenta con “80 mil metros cuadrados construidos en edificios nuevos y en otros que tienen más de tres décadas; hay una cantidad enorme entre Tandil, Olavarría, Azul y Quequén”.

Entonces el mantenimiento con la actual situación presupuestaria “insume mucho más de lo posible”, con lo cual “obras de mucha envergadura siempre son postergadas por alguna otra prioridad absoluta”.

A más datos indicó que está en carpeta el recambio del techo de una de las estructuras de la Facultad de Agronomía y que, ante el crecimiento “enorme” de la Escuela Superior de Salud (Olavarría) este año “hubo que construir dos aulas con recursos propios porque ya no era posible con la infraestructura actual contener esa cantidad de gente”.

“Siempre hay cosas para ir sosteniendo; y en la jerarquía de las prioridades no hemos podido afrontar la mejora de la fachada del rectorado”, señaló ante el abordaje de una obra “importante” dadas sus características arquitectónicas.

El proyecto

En 2010 la Secretaría de Relaciones Institucionales comenzó a desarrollar un ambicioso proyecto que apuntó inicialmente a que el emblemático inmueble que hoy es sede del rectorado de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires fuera incluido en la categoría de Monumento Histórico Nacional.

Este proceso concluyó con la sanción de la Ley 27.298, el 19 de octubre de 2016, por la cual el edificio fue declarado Bien de Interés Histórico Nacional.

El objetivo central fue el de preservar el patrimonio arquitectónico y cultural, que conlleva un valor significativo para toda la población de la provincia de Buenos Aires y que debe ser valorado en toda su magnitud.

El emblemático inmueble fue en sus comienzos inaugurado como el Hotel Palace en 1919 y, desde la década del ’70, es ocupado por la Universidad con un fuerte contenido educativo y social que impacta en toda la comunidad.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario