Sin acuerdo, se pasó a un cuarto intermedio por Control Urbano y los inspectores siguen de paro

El Eco

Trabajadores de la Dirección de Control Urbano Vehicular iniciaron ayer un paro de actividades por tiempo indeterminado, sin concurrencia a los lugares de trabajo, en rechazo a la última oferta acercada desde el Departamento Ejecutivo en relación al pago de bonificaciones por los operativos nocturnos y la actividad en calle.

Como parte de la protesta, se movilizaron al Municipio junto a dirigentes del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil. Luego de una ruidosa manifestación en el hall principal del histórico inmueble de calle Belgrano al 500, fueron recibidos por funcionarios comunales, con quienes mantuvieron dos reuniones en pos de destrabar el conflicto.

Sin embargo, los resultados no fueron favorables y las partes resolvieron pasar a un nuevo cuarto intermedio, a la espera de volver a ser convocados con una propuesta superadora.

Cabe consignar que la medida de fuerza había sido resuelta el jueves pasado, en una asamblea que mantuvieron los representantes gremiales con los inspectores de tránsito, donde decidieron rechazar la contraoferta acercada por el Ejecutivo respecto a la actualización de la bonificación que vienen cobrando por la tarea que realizan en calle y el cobro de un plus por los operativos nocturnos.

La movilización

Aún sin resolución, entonces, decidieron iniciar ayer un paro por tiempo indeterminado, sin asistencia a los lugares de trabajo, medida que incluyó además una movilización al Municipio que arrancó alrededor de las 10 desde la dependencia de calle Belgrano al 900.

Acompañados por los dirigentes del gremio, los trabajadores marcharon con sus respectivos uniformes y distintas banderas para visibilizar su reclamo.

Arribaron a la comuna minutos antes de las 10.30 y rápidamente ingresaron al histórico inmueble, donde encabezaron una ruidosa protesta que además de los bombos y redoblantes característicos en este tipo de protestas, incluyó bengalas, lo que despertó quejas de quienes se encontraban trabajando en el lugar, como así también de quienes entraban y salían del edificio.

En las puertas de la Municipalidad y en los parquímetros de la cuadra, además, colocaron un cartel para notificar a automovilistas y vecinos sobre la medida que están llevando adelante. “Paro de Control Urbano Vehicular. Estacionamiento libre, los inspectores no vamos a salir a controlar”, informaron en el escrito.

El reclamo

En medio de la protesta, la secretaria adjunta del gremio, Cecilia Soto, dialogó con El Eco de Tandil y explicó que el reclamo del sector surgió “del pedido de la bonificación que cobran los inspectores, que siempre se fueron postergando por aumentos salariales y creemos que ahora es el momento, ya que se están arreglando bonificaciones en otras áreas y en Control Urbano todavía no”.

Confirmó luego que “el tema de la cobertura de los cargos de encargados del área ya se trabajó y también se hizo entrega de la ropa. Ahora quedó todo lo monetario y es la segunda vez que se rechazan ofertas insuficientes por el tema de los operativos”.

Al respecto, Soto precisó que desde el Departamento Ejecutivo “se ofreció un 4,3 por ciento si hacen hasta dos operativos; y un 5,75 a partir del tercero. El problema que tenemos es que ya hace dos meses que no se hacen operativos nocturnos y dependemos siempre de que el director del área los haga. Entonces, dejamos de lado lo que es operativos y vamos por la bonificación de calle que ellos están cobrando”.

La reunión

Tras algunos minutos, los dirigentes del gremio fueron convocados a una reunión, de la cual participaron Soto; el delegado del área, Alejandro Saco; el subsecretario de Gobierno, Miguel Lunghi (h) y el director de Recursos Humanos, Mauricio Baldovino.

En el encuentro, los funcionarios acercaron una nueva propuesta sobre las bonificaciones en discusión que fue posteriormente analizada por el plantel, que consideró insuficiente el monto ofrecido y decidió mantener el paro. Se pasó entonces a un cuarto intermedio hasta tanto volver a ser convocados.

“Hubo un ofrecimiento del Departamento Ejecutivo retrotrayendo la oferta del jueves pasado a un esquema similar al que se venía trabajando anteriormente, sin garantizar la implementación de los operativos con lo que significa para los compañeros. Es menos dinero del que se ofrecía y, al no garantizar los operativos, los trabajadores no saben con certeza cuánto va a valer su trabajo”, confirmó por su parte el secretario de Organización gremial, David Marconi.

En efecto, confirmó por último que se pasó a un cuarto intermedio, a la espera de volver a ser convocados con una propuesta superadora, manteniendo la medida de fuerza iniciada por tiempo indeterminado y en estado de alerta, movilización y asamblea permanente.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario