Suplentes del Procrear que quedaron afuera del sorteo piden prioridad para las casas remanentes

Un grupo de veinte familias que no fueron incluidas en el último sorteo solicita acceder a las 48 viviendas que quedan sin habitar. Consideran que es una “pena” que las propiedades que ya están terminadas se arruinan mientras hay gente esperando por ellas.

Mariano Leunda

Unas veinte familias del grupo de suplentes del desarrollo urbanístico Procrear que quedaron afuera en el último sorteo piden tener prioridad en las 48 casas que quedan sin adjudicar, es decir, que se las ofrezcan antes de abrir el proceso a la comunidad en general.

Laura Goicochea, una de las suplentes que espera desde 2015 por la posibilidad de acceder a una vivienda, explicó que en el sorteo que se hizo entre suplentes el 12 de julio ellos quedaron afuera por diferentes motivos.

Indicó que algunos no accedieron a participar porque no recibieron el mail para hacer la inscripción para el nuevo sorteo, otros lo recibieron y nunca les mandaron el mail con el número de bolilla y otros fueron dados de baja por causas que desconocen.

Esteban Frechero indicó que en su caso, recibió el mail, mandó el formulario y nunca le mandaron el mail con el número de bolilla. “Me enteré de casualidad que el sorteo fue 12 de julio, me sorprendí y ahí empecé a averiguar y formamos el grupo para empezar el reclamo”, señaló.

Otros no se inscribieron porque no llegaban a los nuevos montos requeridos.

Laura explicó que “nos parece una pena que luego de 20 meses de que las casas están listas, el barrio todo terminado y a las viviendas se les están rompiendo los vidrios. Nos da mucha pena, somos todos gente de trabajo que quiere tener su casa”.

Reuniones

“La situación de la vivienda en Tandil es sumamente compleja, y los alquileres son absolutamente elevados. Más allá de que las condiciones ahora del Procrear sean con crédito UVA, estamos dispuestos a afrontarlo, porque estamos pagando alquileres más caros que lo que implicaría una cuota. Queremos no perder nuestra calidad de suplentes. Elevamos cartas a el secretario de Vivienda del Ministerio de Interior de la Nación, Iván Kerr, estuvimos con el gerente del Banco Hipotecario y le escribimos a la supervisora de Promoción y Comunicación de Procrear Paola Tepper”, manifestó.

En tanto, contó que el sábado se reunieron con el jefe de Gabinete Julio Elichiribehety y la concejal Marcela Vairo, que les ayudaron a iniciar gestiones para tener una entrevista con autoridades del Procrear cuando vengan a Tandil a entregar las casas a las familias que salieron sorteadas.

En definitiva, van a solicitar que una vez que se abra la inscripción nueva para que toda la comunidad participe en el sorteo, hagan algún tipo de excepción y revisen la situación de los suplentes, para que aquellos que cumplan con los requisitos puedan tener prioridad, ya que igualmente, como son 48 casas y sólo 20 suplentes, van a seguir sobrando.

Daniel Forni admitió que “estamos dispuestos la mayoría a hacer el esfuerzo para poder pagarlas. En mi caso tengo el sueldo mío y el de mi señora, estamos en condiciones de acceder”.

Laura Goicochea expuso la dificultad que tienen para encontrar alguna autoridad con la cual hablar y que les den una respuesta. Y destacó la buena voluntad del Municipio para ayudarlos a gestionar en ese sentido.

“Tepper nos contestó que no iba a haber otro sorteo, y luego anunciaron que sí iba a haber otro pero abierto a la comunidad”, sostuvo.

Ana Salduna afirmó que “es una pena porque tantas casas terminadas desocupadas se van a terminar estropeando y que no le den la posibilidad a la gente de acceder”.

Adelantaron que van a elevar una carta a través del Municipio y que van a seguir adelante con el reclamo hasta que alguien los escuche.

Por otra parte, contaron que se suponía que a los suplentes que habían salido sorteados a fines de septiembre ya les estarían entregando las casas, y recién ahora están siendo llamados y están yendo a las entrevistas en el banco para ver su situación financiera, para arreglar los papeles y demás.

“Son dos meses de turnos, así que hay que esperar a que pase eso y que vengan a entregar las casas. No se sabe si la gente que salió sorteada puede acceder o no, así que puede quedar alguna casa más libre”, indicaron.

Laura Goicochea cuestionó que “todo viene con muchísima lentitud y burocracia, no solamente para nosotros sino también para aquellos que tienen casa ya adjudicada. Es extraño que tarden tanto tiempo en entregar casas que están listas, y que solamente tienen que evaluar a las personas, lo cual debería ser ágil. El Municipio logró que se hiciera este sorteo, y la insistencia del grupo”.

“Queremos tener nuestra casa. Es nuestra única oportunidad porque no accederíamos a un crédito de otra manera”, resaltó.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario