fbpx Temas y lectores – El Eco

Temas y lectores

Navidad en el Hogar Adderly

Señor Director:

El pasado 24 de diciembre, a pocas horas de conmemorarse el nacimiento del Niño Jesús, tuvo lugar una reunión celebratoria de tan magno acontecimiento y, como no podía ser de otra manera, lo recordamos con una riquísima comida debida a las diestras manos de la jefa de Cocina, señora Silvia.

Pero “el plato fuerte” de la noche le estaba reservado a Norma Bilbao, coordinadora de la Institución, quien tuvo a su cargo pronunciar unas palabras alusivas y proponer los brindis de rigor, los que fueron acompañados por generosas porciones de un exquisito budín que ella misma había elaborado. En resumen, una celebración austera y cordial, no exenta de lo que se ha dado en llamar espíritu navideño.

Tal vez lo comentado parezca algo rutinario y sin mayor importancia. Por el contrario,  la tiene y mucha, si consideramos que con esa demostración, tanto la Fundación como el Municipio ponen de manifiesto su celo en cuidar no sólo la salud física sino también mental de quienes, en el ocaso de la existencia, podemos comprobar una vez más que no estamos solos.

Hoy levantamos una copa imaginaria para agradecer la atención y también para  augurar a directivos y personal de la Fundación, toda clase de venturas para el nuevo año iniciado.

Miguel Miqueo

¿Cómo avanzar si estamos detenidos por la grieta?

Señor Director:

Triste y desesperanzado de mi país. El nuestro. No es necesario repetir que nos sobran recursos materiales para salir adelante. Pero no caben dudan de que hay un malestar social que nos ha envenenado las ganas y las posibilidades: el enfrentamiento. Y ya no importa de dónde nació, de quiénes nació este mal casi endémico.

Todos somos responsables. No tiene sentido a esta altura saber qué es primero: si el huevo o la gallina. Es una dialéctica de locos. Para despegar tenemos que construir sin echar culpas al otro. Hay que parar las agresiones, insultos y autodefensa. Y leo en las redes sociales cantidades de maltratos y falta total de diálogo. ¿Cómo construir si todo el tiempo estamos en la pelea? ¿Cómo avanzar si estamos detenidos en chicanas e insultos? Estamos en emergencia social, cultural, educativa, económica y no importa el porqué, sino cómo salimos de lo que nos sucede.

Agoniza el país en un deterioro alarmante hace años, en donde la inseguridad es moneda corriente. Y no sólo la física y de nuestras pertenencias. Es la inseguridad como Nación, como república, como institución democrática.

Bien vale recordar a Ortega y Gaset que nos decía desde una conferencia en La Plata: “¡Argentinos a las cosas! No presumen ustedes el brinco magnífico que daría este país el día que sus hombres se resuelvan de una vez, bravamente, a abrirse el pecho a las cosas, a ocuparse y preocuparse de ellas directamente y sin más, en vez de vivir a la defensiva, de tener trabadas y paralizadas sus potencias espirituales, que son egregias (meritorias), su curiosidad”.

Y sufro al recordar esta verdadera e impecable reflexión de 1939. De comprobar que tiene mucho de cierto. Casi todo. Esperemos un mejor año a pesar de los pesimismos de siempre, cuidando la institucionalidad democrática.

Jorge Luque

DNI 4.375.215

A pesar de todo, brindemos por el año nuevo

Señor Director:

En estas Fiestas, un brindis y la copa en alto por la entereza de los argentinos, a pesar de los duros desafíos diarios. Una copa en alto que nos haga reflexionar sobre nuestra identidad, revalorizándonos por ser capaces de construir una patria particular, llena de defectos pero con especiales características: solidaridad, amistad, el contacto desinteresado, ausente de provecho personal.

Virtudes que nos diferencian de otras sociedades, más frías e indiferentes. Por eso el argentino en el exterior se destaca y progresa, pero extraña el calor humano de su tierra. No perdamos el hábito de tener el reconocido humor argentino.

Para hacer más soportable nuestras miserias e infortunios que nos regalan nuestra sociedad argentina. Humor cargado de ironía, de constraste absurdo que desnuda hipocresías y derrumban falsas actitudes. Se le preguntó a Borges qué significa ser argentino: “Es esa cosa que no se puede definir”.

A pesar de todo, tenemos derecho a la “esperanza”. Contamos con una clase media forjadora de profesionales, hijos de inmigrantes, que infundieron con ahínco el culto al trabajo, la solidaridad y la tolerancia. Con personajes destacados en la ciencia, el deporte y el ciudadano anónimo que construye la patria con esfuerzos denodados.

Nuestros defectos también los tenemos claros; mejorarlos nos ayudará a construir una sociedad aún mejor, en una tierra bendecida por Dios y la naturaleza. Salud y felices fiestas, con los mejores deseos de prosperidad y el consecuente objetivo de construir un mundo mejor para nuestros hijos.

José Luis Castellanos

DNI 4.715.902

¿Estamos primeros en el ranking de los feriados?

Señor Director:

Haga todas las presentaciones que quiera en el exterior presidente Macri que si no reduce la cantidad de feriados absurdos, nunca vendrá nadie a invertir en nuestro país. Tampoco con semejantes huelgas y manifestaciones salvajes y violentas, que nos desprestigian en todo el mundo. Pero centrémonos en los feriados.

Fue el Día del Empleado de Comercio y no hubo ni supermercados; el Día del Bancario no funcionaron los bancos; el Día del Canillita no se editan diarios; el Día del Maestro no hay clases ni tampoco el Día del Estudiante; el Día del Empleado Judicial no funcionan juzgados ni fiscalías; y un largo etcétera.

Me pregunto si en Holanda, Canadá y Nueva Zelanda es así, o en Japón, Sudáfrica y Noruega. Sospecho que no. Agréguele las jornadas de actualización docente, los santos patronos, el Día de la Bandera, el Día del Respeto a la Diversidad Cultural, la Independencia, la Soberanía, la Virgen y otro largo etcétera, y llegará a la conclusión, estimado Presidente, que la Argentina es muy poco seria para trabajar.

¿Podrá usted dar vuelta realmente la verdadera restructuración que necesita nuestro país con la mentalidad sindical que impera? Funcionarios con los bolsillos llenos que nada han hecho para cambiar esta situación. Destino envidiado por diplomáticos de todo el mundo porque con dinero se vive de maravillas, pero para producir ¡ni loco! Eligen cualquier país vecino. ¿No amerita una reflexión?

Emanuel González

DNI 4.862.906

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario