Tomás Chiuffo, rodeado del amor de su familia y amigos, regresó a su hogar

El Eco de Tandil para contar las sensaciones de todo este tiempo y principalmente agradecer. Al ingresar al domicilio un grupo de amigos se encontraba acompañando a Tomás, los mismos que se agrupaban en las puertas del Sanatorio para tratar de estar cerca, minuto a minuto. Las sonrisas se multiplican en cada uno de los presentes, quienes sienten un gran alivio de ver la mejoría, dejando atrás todo lo feo por lo que tuvieron que pasar. “Estamos contentos, tranquilos -aseveró la mama-, los primeros días fueron difíciles, pero gracias al apoyo de la familia, amigos y de toda la gente que nos acompañó lo pudimos afrontar”. El accidente Sobre el episodio que desencadenó el accidente narró que “los chicos se dirigían rumbo al lugar asignado para la Farándula y uno de los carros se les había roto en el camino. Junto a mi marido fuimos hasta donde estaban con el carro y se solucionó el problema. Ahí los chicos venían arriba del carretón y llegando a la ciudad se empezaron a bajar. Al llegar a la calle Constitución se iban bajando pero había poco espacio entre el carro y los autos, por lo tanto lo que hicimos los padres que veníamos en caravana fue comenzar a estacionar”. Detalló que “en eso que estacionamos vemos que se empieza a amontonar todos alrededor de la carroza y a gritar porque ya había sucedido el accidente con Tomás”. Aseguró que “lo que pasó es que al bajarse la rueda del carro le ‘muerde’ el talón, pero en ese instante no lo tira. Cuando le quiere avisar a los compañeros que tuvieran cuidado al ir cerca del carro, fue ahí que se distrajo lo volvió a agarrar y se tropezó”. Añadió que “salimos corriendo con mi marido ya que todos gritaban para ver lo que había pasado. Yo lo que hacía era buscarlo a Tomás para ver si estaba parado junto a los chicos. Cuando fui llegando al lugar estaban las alpargatas de él en el piso y ahí sí fue algo terrible. Mi marido junto con otros padres levantaron el carro y lo sacaron”. Los padres contaron que “a partir de ese momento todo fue un trauma y se te paraliza todo. Si bien pensás que va a estar todo bien, tenés fe y decís que no va a pasar lo peor, pero el momento es desesperante”. web_FAMILIA Atención de primera En medio de la charla señalaron que “la atención médica fue impecable desde el Hospital Santamarina hasta el Sanatorio Tandil, donde nos trasladaron por la obra social. La ambulancia llegó muy rápido y le brindaron las primeras atenciones. Tomás estaba consciente en todos esos instantes”. Indicaron que “nosotros estamos muy agradecidos con la atención del Sanatorio Tandil, desde el primer día hasta que nos fuimos. Estaban todos al tanto de lo que ocurría, pasaban a vernos, una atención excelente”. Recordó la mamá que “a nosotros nos dieron una habitación para dormir al lado de terapia y el martes que pasó a terapia intermedia, yo estaba con dolor de panza por lo que le pedí a una enfermera si no tenía algo para tomar. Habíamos entrado a verlo, él estaba despierto y quedé muy ansiosa. Me dijo ‘entrá a verlo a Tomás de nuevo que se te va a pasar’”. Narró que “cuando volvimos a entrar el ya se comunicaba y nos dice que lo iban a pasar de habitación, cosa que no creímos y que después fue cierto”. Especificaron que “fue todo un equipo de profesionales maravillosos los que atendieron a Tomi. Cuando lo pasaron a terapia intermedia puedo decir que nos volvió el alma al cuerpo”. Vida normal Tomas Chiuffo ayer volvió al barrio, registrándose un constante movimiento en su domicilio por parte de quienes lo quieren. “Regresó para hacer vida normal, si bien tiene que usar silla de ruedas porque tiene el brazo izquierdo operado y la pierna. Después, está dado de alta con vida normal, haciendo rehabilitación con kinesiología y terminando de recuperar el pulmón que mejoró mucho estos últimos días antes de recibir el alta”. Con relación a sus estudios comentaron que “la directora de la Escuela Granja se portó muy bien con nosotros, nos acompañó en todo momento. Me hizo un llamado para que pase cuando pueda por la escuela para hablar porque ya están cerrando las notas. Las materias en las que venía bien y no tenía problemas le van a cerrar y las que tiene más bajas verán cómo las manejan. Tiene para hacer un séptimo año, que Tomi lo hará y después verá porque el mismo establecimiento cuenta con terciario y a él le encanta todo lo relacionado con el campo”. “Solo nos importaba Tomás” El encuentro mantenido en el interior del hogar de la familia Chiuffo sirvió también para aclarar algunas cuestiones que se dijeron en medio de la internación del joven accidentado. “No es que vinieron a pedir autorización, en un momento en que Tomás todavía estaba en terapia y me encontraba en la sala de espera del Sanatorio, llegó una mujer policía y preguntó por un familiar de Chiuffo o si le podían dar el parte médico”. web_AMIGOS Agregó que “estaba justo ahí y me comentó que los padres estaban manifestándose para que se hiciera la Farándula, le dije que no tenía ni idea de lo que estaban haciendo los padres y le comenté que el parte médico no se lo iban a dar en ese momento”. Casi a dúo el matrimonio aseveró que “en ningún momento nos movimos más de ahí y ni nos interesó si hacía o no la Farándula. Y si decidían hacerlo tampoco nos molestaba. Nosotros en ningún momento gastamos energías que necesitábamos para Tomi, para ver si se hacía o no la Farándula”. Contaron que “el Intendente iba todos los días a vernos y en una oportunidad le expresé que tratara de manejar el tema de la Farándula de otra manera para que no me vengan a preguntar a mí. Me dijo que no tenían por qué preguntarme, que no me preocupara y que esa situación la tenía que decidir él. Fue lo único que le comenté”. Se hace Finalmente, la Farándula se realizará ya que el propio Intendente primero se lo dijo a la familia. “Miguel Lunghi pasó a vernos y nos dijo que se iba a realizar la Farándula el 26 o 27, sin carrozas, que solo los chicos iban a realizar las coreografías y mostrar las banderas”. Sobre si Tomás acudirá a la cita dijeron “no quiere ir, le dijimos que lo llevábamos que no había problemas, pero él tomó la decisión de no estar”. Por último, Tomás Chiuffo que pidió no hablar en la entrevista, sí quiso dejar un agradecimiento. Dijo: “Quiero agradecerle a los médicos, a todos los que me atendieron y a mis amigos que me acompañaron. Sentí el cariño de la gente que me cuidó y me sacó adelante. A todos muchas gracias”. ]]>

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario