Trabajadores de casinos realizan un paro y denuncian intención de “privatización”

Internet

Trabajadores de casinos bonaerenses realizan un cese de actividades en todas las casas de juego de la Provincia en rechazo a las medidas anunciadas la semana pasada por la gobernadora María Eugenia Vidal, que buscan combatir el juego ilegal y a reducir la oferta de juego legal.

En ese contexto, los trabajadores denunciaron que esas decisiones “esconden la idea de avanzar en un proceso de privatización”.

“Creemos que están decididos a iniciar un proceso de privatización”, aseveró el secretario general del sindicato de trabajadores de casinos en la provincia de Buenos Aires, Roberto Páez.

En ese sentido, el dirigente sindical afirmó que “el titular del Instituto de Lotería y Casinos (Matías Lanusse) dijo a un canal de televisión que la idea es dejar sin efecto el artículo 37 de la Constitución provincial, donde se prohíbe la privatización de los casinos”.

“Dijo que se puede dejar sin efecto mediante un mecanismo legislativo. Creemos que están decididos a iniciar un proceso de privatización”, continuó Páez y apuntó que “los trabajadores entendemos que ello no es necesario y que es el Estado el que debe manejar el juego”.

Además, entendió que “se quiere beneficiar a los bingos por sobre los casinos porque tanto en Mar de Ajó como en Necochea hay salas que continúan abiertas, cuando la gobernadora dijo que cerraba las salas de casino para ayudar a los ludópatas”.

Así lo expresó en declaraciones formuladas esta mañana a Télam Radio, en las que precisó que paro iniciado a las 6 “tiene una adhesión total” y es una “respuesta a los anuncios que hizo la gobernadora” la semana pasada.

“Hay falta de claridad con respecto al futuro de los compañeros que trabajan en esos casinos: hasta ahora sólo hablamos con funcionarios de segunda o tercera línea que únicamente nos dicen que está garantizada la fuente laboral”, detalló Páez.

En este sentido, planteó que “hay compañeros que serán trasladados desde Mar de Ajó al casino de Pinamar, y son 60 kilómetros”.

“En el caso de Necochea, deberán trasladarse al de Miramar, que está a 70 kilómetros, con lo cual pretenden saber cómo será el futuro laboral”, completó.

 

Aclaración desde el gobierno provincial

Fuentes provinciales aseguraron que los casinos no serán privatizados, según lo manifestado por los representantes de las asociaciones Gremiales. Asimismo, aclararon que, según lo anunciado días atrás, las acciones llevadas a cabo tienen el único objetivo de desalentar la oferta de Juego en el Territorio Provincial e implementar una licitación por la administración de las máquinas tragamonedas en la salas de casinos. Dicha licitación permitirá, luego de más de 20 años de regirse por contrataciones directas, la implementación de un proceso formal y transparente para la elección de los adjudicatarios futuros.

El Instituto cuenta con más de 2800 empleados, de los cuáles serán trasladados unos 80 que deberán cobrar desarraigo para trasladarse. Vale destacar que actualmente ya son más de 600 los empleados de casinos que se trasladan todos los años y cobran el desarraigo.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario