Trabajadores del casino protestaron por el cierre de tres salas de juegos

En medio del paro, los empleados del casino se manifestaron anoche por el cierre de distintas salas de juegos.

El Eco

Anoche en la puerta del Casino de Tandil, los trabajadores de los gremios de juego, gastronomía y administración, visualizaron el paro de actividades llevado a cabo como protesta al cierre de tres casinos que propulsó la gobernadora María Eugenia Vidal.

Los pacíficos manifestantes colgaron banderas, aplaudieron al ritmo del sonido de bombos y redoblantes para intentar ser escuchados y mostrase en contra a lo acontecido con las salas de juegos que cesaron con su actividad.

Ricardo Lisi, delegado de base de la parte administrativa, al ser consultado señaló que “se determinó este paro por el cierre de tres casinos cuyo personal tiene que trasladarse a otras ciudades para no perder su empleo, cosa que no creo que todos puedan hacer 140 kilómetros, entre ida y vuelta”.

Aseveró que “tratamos de buscar un diálogo para saber cómo se puede solucionar esta problemática. Lamentablemente según nos han informado todavía no se produjo el diálogo que se pretende”.

Detalló que “también han salido por distintos medios hablando de querer modificar el artículo 37 de la Constitución Provincial, que determina que los casinos tienen que estar en manos del Estado y pretenden que pase a los privados”.

Remarcó que “este tipo de protestas se hicieron en todas las ciudades donde hay casinos y el sábado habrá una manifestación en el casino de Mar de Ajó. Hablan de la ludopatía pero parece que solo la generan los casinos y no los bingos”.

Pablo Acosta opinó que “el tema es una implementación de políticas que van en contra y en desmedro de lo que es el juego. La Gobernadora en los anuncios que hizo estableció una confusión que está dada en la clandestinidad del juego, la ludopatía y en realidad nada de eso es. Acá el artículo 37 de la Constitución Provincial dice que hay una obligación por parte del Estado de implementar políticas públicas a los efectos satisfacer los intereses de los ciudadanos bonaerenses”.

Agregó que “lejos de desarrollar eso, lo que está haciendo es cercenar fuentes de trabajo. El tema de la ludopatía es un ínfimo porcentaje que está con esa problemática, pero hay que mencionar que no hay fondos para estos espacios para asistir a los que padecen esa enfermedad”.

Provincia

Si bien no hubo diálogo, fuentes provinciales se expresaron del tema y señalaron que “con respecto a los trascendidos manifestados por los representantes de las asociaciones gremiales, que se encuentran realizando un cese de actividades en los casinos provinciales, es oportuno dejar en claro que en ningún momento desde el Instituto de Lotería se realizó alguna acción tendiente a privatizar el juego en la Provincia de Buenos Aires”.

Detallaron que “las acciones llevadas a cabo tienen como único objetivo el desalentar la oferta de juego en el territorio provincial, y el tener en circulación una licitación por la administración de las máquinas tragamonedas en la salas de casinos. Licitación que permitirá, luego de más de 20 años de regirse por contrataciones directas, un proceso formal y transparente para la elección de los adjudicatarios futuros, como debería haber sido desde siempre”.

En relación al cierre de los tres casinos y la posibilidad de cerrar más bingos, señalaron “los bingos se les da una licencia para que la explote un operador privado (ley 13063) y los casinos son provinciales (ley 11536) y lo que se licitan son las máquinas tragamonedas, no el paño que es provincial y está en el artículo 37 de la Constitución Provincial. Las licencias de los bingos fueron adjudicadas por el gobierno de Scioli hasta 2021. La única licencia de bingo que venció durante la gestión actual fue el de Temperley y por eso se decidió cerrarlo. Los bingos de Mar de Ajó y Necochea, donde se cerraron los casinos, vencen en 2021 y 2029 respectivamente”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario