fbpx Trabajadores municipales concretaron el segundo día de paro y volvieron a marchar hasta el Municipio – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Trabajadores municipales concretaron el segundo día de paro y volvieron a marchar hasta el Municipio

Los trabajadores del sector volvieron a parar y se movilizaron a la sede del Gobierno comunal para exigir la recomposición salarial pretendida. Ratificaron la medida de fuerza para hoy e insistieron en que el Municipio cuenta con los recursos para cubrir a la brevedad el incremento del 20 por ciento por el que pugnan. Al mediodía habrá una audiencia entre las partes en la sede del Ministerio de Trabajo provincial.

El Eco

Una populosa columna conformada por empleados municipales distribuidos a lo largo de dos cuadras, marchó ayer por el centro de la ciudad hasta arribar a la sede del Poder Ejecutivo. En el marco de la segunda jornada de paro, de las tres decretadas, los trabajadores ingresaron al Palacio Municipal con banderas, cánticos y redoblantes para hacer oír el reclamo que brega por la recomposición salarial del sector.

En la antesala de la movilización, realizaron una asamblea en el local del Sindicato de Trabajadores Municipales, sito en Yrigoyen al 1000, en la cual se analizó si avanzar con un paro por tiempo indeterminado o solicitar un nuevo porcentaje de aumento salarial para el resto del año. Por mayoría, decidieron insistir en proseguir peticionando el 20 por ciento de aumento en dos tramos.

La  amplia convocatoria reunió a más de 600 empleados de todas las áreas -inclusive de recolección de residuos, que se sumó a media mañana-,  que se movilizaron para exponer su pedido mientras sostienen la medida de fuerza. La manifestación partió antes del mediodía de la sede sindical y se desplazó por la calle Rodríguez, hasta desembocar en el edificio comunal.

“Saquen las cuentas, queremos que nos paguen lo que nos corresponde. Quedan 24 horas, señor Intendente, para ponernos de acuerdo. Vamos a seguir reclamando salarios dignos, estamos presentes y lo seguiremos estando”, anunció Roberto Martínez Lastra, el titular del sindicato, al dirigirse a los cientos de compañeros que inundaron el hall del Municipio.

Permanecieron en el interior del mismo durante aproximadamente 15 minutos, irrumpiendo en el normal funcionamiento de las dependencias y pronunciando consignas que exaltaban el espíritu de unidad que los había llevado hasta el lugar. Posteriormente, abandonaron la municipalidad y se desconcentraron de forma pacífica.

El motivo del conflicto

En la última mesa de negociación, celebrada el 23 de octubre, el ofrecimiento del Ejecutivo buscaba adicionar a la paritaria 2018 un 12 por ciento más a cobrar en dos tramos, a percibir un siete por ciento en noviembre, más otro cinco que se sumaría al básico de enero. Contemplaba, además, el compromiso de iniciar en febrero la paritaria 2019. Pero la oferta -que ronda en total el 35 por ciento de aumento- que llegó al Sindicato no resultó suficiente para los trabajadores, por lo que realizaron una contrapropuesta a modo de comenzar el diálogo. Fue entonces que Martínez Lastra solicitó a cambio, un incremento del 10 por ciento en noviembre y otro porcentaje igual en enero, para llegar al 20, pero fue desestimado inmediatamente por las autoridades comunales.

En medio del conflicto, el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi, afirmó que comprenden el reclamo expuesto, sin embargo no entienden la medida de fuerza, aunque ellos mismos la hayan catalogado como legítima. “Porque estando en pleno diálogo y habiendo un reconocimiento de la parte patronal de la necesidad de un aumento, una paro de 72 horas nos parece excesivo”, indicó y sostuvo que “la oferta tiene que ser acorde a las posibilidades que el Municipio tiene dentro de su presupuesto”.

La continuidad de la medida

Sin mediar cambios  dentro de las acciones previstas, en el día de la fecha los trabajadores se aprestarán a cumplir efectivamente con las últimas 24 horas de paro anunciadas.

David Marconi, otra de las autoridades gremiales que encabezó la movilización, le confirmó  a El Eco de Tandil que hoy al mediodía se celebrará una audiencia entre las partes para intentar acercar posiciones que contribuyan a destrabar el conflicto en boga. La misma tendrá lugar en la repartición local del Ministerio de Trabajo bonaerense.

“Los compañeros se sumaron más que en la jornada de ayer, con participación de todas las áreas, compañeros profesionales, médicos, compañeras que se han sumado. Hay una buena expectativa en cuanto a la participación”, señaló Marconi, quien estimó que la adhesión fue cercana al 85 por ciento.

El referente gremial lamentó que los días trascurridos desde el anuncio de la medida de fuerza no hayan sido aprovechados por los funcionarios para acercar una oferta superadora, evitando así llegar al paro de actividades, con los consabidos perjuicios que ello ocasiona. También depositó la responsabilidad de la continuidad de la medida en el Ejecutivo, “quienes son los únicos que tienen la capacidad de desactivar el conflicto”.

Al respecto de la mencionada citación a la reunión de conciliación  en la cartera laboral, enfatizó que “si realmente hay voluntad, ya deberíamos habernos sentado mucho antes. Hay que recordar que el secretario de Gobierno dice que el paro es irracional y sorpresivo. La irracionalidad está en quienes nos gobiernan y nos han llevado a esta situación”.

Números que cierran

Para los trabajadores y la representación sindical, los números cierran y el Gobierno está en condiciones de afrontar un incremento del tenor que solicitan. Marconi cargó las tintas contra la otra parte involucrada y expuso que, aún siendo previsores al comienzo de la paritaria 2018, el costo de vida se disparó más de lo que estimaban y los haberes de los empleados quedaron 20 puntos por debajo de la inflación, con una devaluación salarial sindicada en los márgenes del 50 por ciento.

“Cuando nos sentamos a negociar lo hacemos de buena voluntad, puede haber un punto intermedio entre lo que pretendemos -que sería  lo mínimo ideal- y lo que ofrece el Departamento Ejecutivo, siempre hay un punto de encuentro, pero deberá haber  una nueva oferta, superadora de la anterior, porque de otra manera será difícil llegar a un acuerdo”, puntualizó, haciendo hincapié en que le diálogo es fundamental para acordar un porcentaje que en el que converjan ambos interés para satisfacer las necesidades de los trabajadores.

El dirigente aseguró que el Estado municipal viola la ley 14656 que rige para las paritarias de los trabajadores municipales de la Provincia de Buenos Aires, porque no cumplimentan lo consignado en el  art. 57 de la mencionada normativa, de cuyos incisos se desprende que deben proporcionar la información pertinente para que poder llevar adelante la negociación salarial.

Además, indicó que sólo cuentan con los datos aportados por los concejales opositores y agregó que “la recaudación del Ejecutivo local fue debatida en el seno de la Comisión de Economía y Administración del Concejo, participaron todas las bancadas y nadie desmintió que los montos producto de la coparticipación, no eran mayores”.

El edil de Unidad Ciudadana Darío Méndez, puso oportunamente a disposición del Sindicato Municipal información sobre los ingresos actuales del Municipio, que están en alrededor de 79 millones de pesos por encima de lo presupuestado, exceptuando los fondos de Nación y Provincia que son para obras públicas y ya están afectados. Con respecto a esto, informaron que existe un margen para discutir más allá de los 16 millones de pesos que pone a consideración el Ejecutivo. “Por eso insistimos en el fundamento que tenemos: hagan los números, entendemos que plata hay”, concluyó Marconi.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario