Tras el paso del tornado por Fulton, pedirán que se declare la emergencia o desastre agropecuario

El tornado que se originó el viernes pasado en cercanías de Fulton dejó casas, galpones, silos cerealeros y máquinas agrícolas destruidas y afectó cultivos y hacienda. Frente a este escenario, el miércoles se reunió la Comisión Local de Emergencia Agropecuaria para gestionar respuestas que permitan afrontar de mejor modo la situación a los productores afectados por el fenómeno meteorológico.

Así, representantes del Ministerio de Asuntos Agrario de la Provincia, del Municipio, de la Federación Agraria, de la Sociedad Rural, del INTA, se juntaron para evaluar el estado de situación y acordaron elevar un pedido para declarar la emergencia o desastre agropecuario a la zona.

En ese marco la búsqueda de los elementos probatorios, como imágenes o videos captadas por los testigos del hecho, será fundamental para sustentar la solicitud enviada desde Tandil a la Mesa Provincial y que posteriormente se resuelva otorgar algún beneficio.

En diálogo con El Eco de Tandil, el subdirector de Asuntos Agropecuarios de la comuna, Francisco Gándara, señaló que “decidimos pedir la emergencia para Fulton y ver la posibilidad de otorgar algún subsidio para ayudar a los productores ante semejante desastre”.

Las gestiones

A partir de allí se contactaron con los responsables de los emprendimientos afectados, alrededor de seis, para establecer el nivel de daños en cada caso y “elevamos un acta a la Mesa Provincial”, que si considera genuino el pedido, lo remite a la Nación donde se toma la decisión final.

Tras repasar el mecanismo, el funcionario precisó que la convocatoria del espacio se gestó a partir de lo sucedido el viernes pasado y de inquietudes que se canalizaron a través de las entidades involucradas. “Y nos reunimos lo antes posible, con todo el material que reunimos”, remarcó.

Luego explicó que la emergencia agropecuaria se otorga cuando el campo “tiene un 80 por ciento de afectación en caso de inundación o sequía”, mientras que el desastre se aplica cuando “supera” ese porcentaje.

A la hora de encuadrar la problemática que generó el fenómeno climático en la zona de Fulton, Gándara indicó que “el daño no se puede cuantificar” ya que “ha volado casas, galpones, molinos, pérdida de hacienda y cultivos”, por lo cual será necesario evaluar cada uno de los casos.

Lograr una
respuesta

Por su parte, el presidente de la delegación local de la Federación Agraria, Dardo Alonso, dimensionó el impacto del tornado al graficar que en unos de los campos “una máquina agrícola quedó arriba de una planta de eucaliptus de ocho o diez metros y otra quedó con las ruedas para arriba”.

En tanto, reclamó una modificación en la reglamentación en cuanto a los plazos para definir la declaración y ejemplificó que en septiembre elevaron una solicitud por las inundaciones en campos de la zona “y todavía no la otorgaron”.

En el caso de los productores de Fulton alertó que “los primeros días del mes de enero tienen que empezar a pagar los impuestos municipales y en marzo los provinciales pero hace tres meses que la Mesa de Emergencia de la Provincia de Buenos Aires que no se reúne”.

A la espera de alcanzar éxito en las gestiones, ratificó que trabajan en la búsqueda de más información para remitirla junto con el pedido “lo más rápido posible”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario