fbpx Tras el reclamo de los vecinos de Del Libertador, el Municipio se comprometió a retomar la obra – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Tras el reclamo de los vecinos de Del Libertador, el Municipio se comprometió a retomar la obra

El subsecretario de Obras Públicas Luciano Lafosse explicó que debieron suspender los trabajos en su momento debido a que los recursos del Gobierno nacional no alcanzaron para cubrir la inversión, por la inflación y la suba del dólar. Ahora el Municipio pavimentará las tres cuadras que quedaron sin hacer con fondos propios, lo que le demandará más de 2 millones de pesos. La semana próxima comenzarían a ejecutar la obra y en un plazo máximo de un mes estaría finalizada.

El Eco

Luego de que los vecinos de Del Libertador y Cacheuta, en Villa del Parque, salieran a reclamar mediante una nota publicada por El Eco de Tandil que se terminara la obra inconclusa de asfalto en Del Libertador, desde el Municipio salieron a explicar lo que sucedió y se comprometieron a finalizar los trabajos en un plazo máximo de un mes.

Cabe recordar que la obra de pavimentación de Del Libertador se frenó en agosto del año pasado. Los trabajos habían llegado de Paso de los Andes hasta Potrerillos y quedaron pendientes tres cuadras, hasta De los Granaderos. La obra pertenece al plan para pavimentar y repavimentar 33 cuadras en el marco de un convenio firmado con Estado nacional que se anunció en 2016 y se licitó en febrero de 2017.

La obra tuvo serios inconvenientes en cuanto a la llegada de los recursos, que derivaron en una importante erogación de dinero por parte del Municipio, ante el incumplimiento del Gobierno nacional en enviar los fondos. Además, la inflación hizo estragos en el presupuesto, con lo cual el monto previsto inicialmente no alcanzó para la totalidad de la obra.

Ante las demoras y con las tareas inconclusas, los vecinos expusieron su enojo por los serios trastornos que padecen con la arteria que se encuentra intransitable.

Las razones del freno de la obra

El subsecretario de Obras Públicas del Municipio Luciano Lafosse explicó que la obra se frenó “fundamentalmente por cuestiones presupuestarias, tuvimos un presupuesto que terminó siendo devaluado. Nosotros hicimos una previsión de un 15 por ciento de inflación y con un dólar que estaba a alrededor de 18 ó 20 pesos. Terminamos el año pasado con un dólar a 37, 38 y no hubo forma de sostener la construcción de obra pública que está altamente dolarizada”.

“A su vez tuvimos un proceso de renegociación con la empresa para ver cuáles eran los costos que había que pagar por esa obra. Pero ahora se retomarán los trabajos con otra constructora, que es la empresa Galizio”, detalló.

El dinero que falta para concluir los trabajos deberá ser aportado por las arcas municipales. Lafosse estimó que para finalizar esas tres cuadras (desde Potrerillos hasta De los Granaderos) requerirán de alrededor de 2 millones 165 mil pesos.

“Era una obra de Nación que contemplaba también otras cuadras y en el momento de la redeterminación de precios hubo que plantear quién terminaba poniendo los fondos y tuvo que ser el Municipio, así que tendremos que poner recursos municipales”, afirmó.

El compromiso

Aseguró que a principio de la semana que viene “estarán las máquinas ahí trabajando”. Agregó que también se va a pavimentar De los Granaderos entre Juldain y Uspallata, que si bien forma parte de nuevas obras anunciadas para este año, se va a trabajar todo integralmente con las que quedaron en Del Libertador.

“Estamos en un promedio de dos cuadras por semana, en ese lugar puntual es más crítico por los afloramientos rocosos y por la aparición de manantiales, que puede llegar a atrasar, así que estimo que entre tres semanas y un mes estarán esas cuadras pavimentadas, en la medida que no surjan inconvenientes”, afirmó.

Lo que ocurrió con Del Libertador sobre los fondos enviados por Nación, que debido a la inflación no alcanzaron para finalizar los trabajos, sucedió con otras calles pertenecientes al mismo plan de 33 cuadras y el Municipio debió inyectar fondos propios para concluirlas. Fue el caso de Figueroa, que se está llevando adelante en este momento, y también del barrio 17 de Agosto y algunas calles cerca de la Terminal.

“Era un plan de 33 cuadras que lo financiaba Nación, cuando se renegoció el contrato, nos permitió continuar con las obras de Figueroa con fondos municipales porque el Ministerio del Interior no admitía ningún tipo de redeterminación de precios. La otra opción era dejar la obra inconclusa”, finalizó.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario