fbpx Fonbec consiguió ayuda para que una niña continúe sus estudios – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Fonbec consiguió ayuda para que una niña continúe sus estudios

El caso de Florencia -una chica de primer año de secundaria que necesitaba ayuda para solventar sus gastos de estudio- trascendió públicamente y movió una importante oleada de gente dispuesta a colaborar no sólo con ella, sino con la ONG que apadrina a alumnos para evitar la deserción escolar.

El Eco

FonBec Tandil (Fondo de Becas para Estudiantes), una fundación que busca posibilitar que estudiantes tandilenses destacados continúen sus estudios evitando la deserción por faltas de medios económicos, realizó la semana pasada una publicación en su perfil de Facebook que rápidamente se viralizó y tuvo resultados positivos.

El posteo en cuestión era una carta de puño y letra escrita por Florencia, una chica que está en primer año de secundaria y que requiere apoyo para poder continuar su aprendizaje. Entre los elementos solicitados había una remera para la clase de educación física y libros necesarios para abordar los contenidos curriculares de las materias.  A raíz de la difusión del caso, muchas personas se contactaron con los voluntarios de la entidad para ofrecer su colaboración. La repercusión los sorprendió y lograron articular de manera exitosa la voluntad de los vecinos.

Verónica Flores, coordinadora de la propuesta, conversó con El Eco de Tandil e informó que la mayor parte de la gente se comunicó por el tema de los libros, que fue solucionado. Una señora se encargó de pedirlos y comprarlos, y una mujer que se dedica a la confección se ocupó de la prenda de vestir.

Además, detalló que en los próximos días tendrán una entrevista con una persona dispuesta a apadrinar a Florencia para que pueda completar su trayecto escolar sin sobresaltos económicos.

Solidaridad horizontal

Si bien Fonbec es una fundación que nació en Córdoba, ya tienen 15 filiales en todo el país más otras dos delegaciones en Bolivia. La asociación está en Tandil desde 2015, y arribó aquí porque notaron un gran potencial de gente que podía ayudar y de jóvenes necesitados.

“Estoy desde febrero como coordinadora, hemos crecido más de lo que esperábamos, con el tema de la carta de Flor mucha gente nos ha conocido y se comunica con nosotros”, apuntó.

El desconocimiento es un factor que juega en contra, por eso desde la ONG apuntan a la publicidad de su trabajo para llegar a la mayor cantidad de público posible, para de este modo multiplicar sus chances de obtener padrinos y colaboración.

En este sentido, Flores reconoció que “nos escribieron también por el tema de apadrinar y esta semana tenemos varias reuniones para informar y charlar con los interesados, y ver qué se concreta”.

En la actualidad, el programa apadrina a 43 chicos y hay 12 más en lista de espera. Las becas comprenden un universo de alumnos de primario, secundario y nivel superior, cuyos estipendios son de 1.200 pesos mensuales para los alumnos de nivel primario y medio, y de 1.600 pesos para quienes cursan estudios universitarios o terciarios.

Las tareas no se agotan en las acciones de padrinazgo, sino que también es posible colaborar en casos puntuales que requieran un desembolso de dinero que excede el monto de la beca, cuyos recursos deben repartirse entre diferentes áreas: vestimenta, transporte, materiales, libros, fotocopias, etc.

Al respecto, Verónica contó que esta semana se publicará una lista de materiales que Florencia –la alumna en cuestión- necesita para los talleres de la escuela y se elaborará una lista de personas que estén dispuestas a ayudar ante un pedido puntual o en las colectas que suelen llevar a cabo.

Todo a pulmón 

Fonbec trabaja con ocho voluntarios, estudiantes y graduados universitarios que tienen sus empleos y dedican parte de su tiempo a la fundación de manera desinteresada, con el objetivo de crecer y ofrecer mejores herramientas educativas ante la vacancia estatal y la compleja coyuntura económica.

“Estamos siempre abiertos a tomar chicos, como van apareciendo padrinos la lista de espera se va achicando”, señaló la referente.

Desde la entidad sostienen que cualquiera que tenga ganas de ayudar puede ser padrino, ya sea un individuo, un grupo de amigos o una empresa. Ser padrino consiste efectivamente en dar un monto de dinero, a la vez que se tiene la posibilidad de entablar un vínculo con el apadrinado y verlo cuando quiera.

Asimismo, vale destacar que localmente no tienen ninguna relación con el Estado, ni reciben subsidios, aunque sí tienen vínculos con otras instituciones que comparten el objetivo de facilitarles a los chicos la continuidad de sus estudios.

Tanto los alumnos que precisen algún tipo de impulso económico o material, como las personas que deseen ser padrinos, pueden contactarse a través de Facebook o Instagram con Fonbec Tandil, por correo electrónico ([email protected]) o por teléfono (0249-433-5298).

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario