Tras los reclamos por el cierre del bachillerato de adultos de María Ignacia, autorizaron su apertura

La comunidad de María Ignacia logró mediante sus reclamos que se reabra el bachillerato de adultos.

El Eco

Luego de días de gran incertidumbre para la comunidad de la vecina localidad de María Ignacia, ante la medida tomada por el Gobierno provincial de cerrar los bachilleratos de adultos, y tras el reclamo formal pidiendo que se revirtiera esa medida, las autdades accedieron a reabrir los primeros años.

Cabe recordar que el gobierno provincial decidió cerrar los bachilleratos de adultos que funcionaban en las escuelas secundarias, razón por la cual esa oferta educativa solo sería ofrecida por los CENS a partir de este año. Eso desencadenó reclamos en diversos establecimientos educativos, pero principalmente en María Ignacia, cuya única alternativa de bachillerato de adultos era el que se dictaba en la Escuela de Educación Secundaria 5, ya que no cuentan con CENS en la localidad.

Ante tal situación los alumnos de primero a sexto año de la Escuela Secundaria 5 hicieron afiches para empapelar toda la localidad. También colocaron tres banderas, dos en el acceso y una en el arco de entrada.

Además realizaron un petitorio formal acompañado de firmas de los velenses que se envió al director de Cultura y Educación de la provincia Gabriel Sánchez Zinny, en la cual le transmitían su preocupación por el cierre de la modalidad bachillerato de adultos.

Allí explicaban que “María Ignacia-Vela es un pueblo ubicado a 60 kilómetros de la ciudad de Tandil, con un acceso de 17 kilómetros que distan de la Ruta Provincial 74. El mismo cuenta con aproximadamente 3000 habitantes, un jardín de infantes, una escuela de educación primaria y una de educación secundaria en la cual durante el turno tarde se dicta el Bachillerato de Adultos desde el año 1982. Al momento los inscriptos para primer año son 32 alumnos y cuenta con una matrícula de 45 alumnos entre segundo y tercer año”.

“Al cerrarlo, se está vulnerando el derecho a la educación de muchas personas del pueblo quienes no han tenido la posibilidad de culminar sus estudios por diversas causas. Otro motivo importante a destacar es la movilidad. En este momento tenemos en el pueblo un único colectivo que viene cada 12 horas y el costo del mismo es muy elevado, aproximadamente 200 pesos, a lo cual hay que sumarle el tiempo que se tarda en llegar a la ciudad más próxima que es de 1 (una) hora”, expusieron en la misiva.

En ese contexto, solicitaron la suspensión de la medida y exigieron que se tengan en cuenta, al momento de tomar decisiones, las particularidades del pueblo para no vulnerar aún más las trayectorias educativas de los alumnos.

Se revierte
la medida

El director de la Escuela Secundaria 5 de María Ignacia, Rafael Consigliere, explicó mediante un comunicado que finalmente los jefes distritales autorizaron a que los alumnos de primer año del bachillerato de adultos, mayores de 18 años, inicien las clases y los chicos ya han comenzado a cursar.

También indicaron que la sección de primer año de bachillerato seguirá dependiendo de la escuela Secundaria 5 hasta que se abra un CENS propio para la localidad y pase entonces a depender de la modalidad de Adultos.

“En este punto se estaría dando respuesta a la demanda de la comunidad de que los adultos tengan una oferta educativa en reemplazo del Bachillerato, si este se cerrara”, indicó.

En cuanto a los alumnos de 15 a 17 años que cursaban con adultos por estar fuera del sistema o haber repetido en reiteradas ocasiones, al igual que en el resto de las escuelas de Tandil y la provincia, se otorgaría un formato a ciclo cerrado denominado aula de aceleración.

“Desde la institución ya lo hemos solicitado, acercando también otras posibles propuestas que contemplan a esta franja etaria y que han sido evaluadas y avaladas por las autoridades distritales, en espera del aval definitivo de las autoridades del nivel central”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario