Tras reunión de la Comisión, Tandil quedó incluida entre los partidos declarados en emergencia por sequía

“Lo más importante es que con el certificado los productores puedan acceder a créditos con tasas bonificadas a dos o tres años de plazo para poder arrancar la próxima campaña”, aseguró Dardo Alonso de Federación Agraria.

El Eco

La Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario de la Provincia de Buenos Aires (Cedaba) volvió a reunirse ayer y finalmente Tandil quedó dentro de las localidades amparadas con un 30 por ciento de sus campos afectados.

En el encuentro estuvo presente Dardo Alonso, director del Consejo Directivo Central de Federación Agraria, quien pujó por la inclusión de esta localidad en la lista. Más allá de la buena noticia, el productor lamentó que se hayan perdido 14 días “valiosos” debido al error administrativo detectado en el trámite presentado anteriormente, que casi deja afuera a los agrarios zonales.

Según informó, lo que quería la provincia era prorrogar la emergencia por 120 días y se logró hacerlo por 180. Lo más importante es que con el certificado puedan acceder a créditos con tasas bonificadas a dos o tres años de plazo para poder arrancar la próxima campaña.

Son 51 los distritos, de los 128 que tienen actividad agroindustrial, los que componen el 40 por ciento del territorio de la Provincia de Buenos Aires afectado por esta condición.

Los 24 Partidos recientemente agregados son Roque Pérez, Cañuelas, Las Heras, Luján, Laprida, Lobos, Benito Juárez, San Antonio de Areco, General Viamonte, Tapalqué, Tandil, Marcos Paz, Chacabuco, Gonzales Chaves, Trenque Lauquen, Arrecifes, Zárate, Monte, Lincoln, San Pedro, Pellegrini, San Vicente, San Cayetano y Salto.

De acuerdo a lo que contó el representante local, se intentó que todos los requerimientos fueran aprobados, sin embargo algunos no lograron acceder a la emergencia por contar con un bajo porcentaje de tierra afectada, menos del 10 por ciento.

Alonso recomendó a todos los productores que no se demoren en descargar de internet el modelo de declaración jurada porque “los tiempos son perentorios” y el plazo de presentación de las mismas se mantiene hasta el 30 de mayo. Deberán acercarla al Municipio, donde desde Desarrollo Local se ocuparán del trámite correspondiente.

Aunque la tendencia pareciera estar cambiando con la llegada de las lluvias, que además se estiman que continuarán, la cosecha ya cerró y los granos fueron levantados en condiciones que no resultaron las mejores. “Pueden empezar a mejorar un poco los verdeos, aunque lleva tiempo”, advirtió Alonso.

Los pormenores

El planteo comenzó el 27 de marzo pasado cuando la mesa de emergencia local se reunió en pos de pedir la declaración de emergencia o desastre agropecuario por sequía para estas tierras, basándose en los “importantes perjuicios provocados por la falta de precipitaciones” a productores que quedaron “muy afectados”.

A posterior enviaron una nota, con el aval de los integrantes del espacio, en la que solicitaron al Gobierno local que remita a la Provincia el certificado para la adhesión al programa.

En respuesta, primero el Municipio despachó un mail con la documentación requerida pero que no contaba con la firma del intendente Miguel Lunghi, por lo que carecía de validez. Luego, para subsanar ese error, el viernes 6 de este mes se mandó el certificado por correo privado. Sin embargo, los plazos corrían y la certificación no encontraba destino. Los dirigentes del sector advirtieron el inconveniente y activaron los canales correspondientes para subsanar el problema y que se agilice el trámite para evitar que los productores pierdan esa herramienta que les permitiría atenuar el impacto de las condiciones climáticas sobre la producción.

Finalmente ayer lograron incluir a Tandil en la emergencia agropecuaria.

Los beneficios

El otorgamiento de un plan de ayuda se da en dos casos. Cuando al menos el 50 por ciento de la producción o de la capacidad productiva se encuentre afectada, la empresa obtendrá un certificado individual declarándola en estado de “emergencia agropecuaria”. Pero, si este porcentaje es mayor y alcanza un 80 por ciento de afección, se la declara en zona de “desastre agropecuario”.

La CEDABA va tratando todos los pedidos, y cuando saca alguna resolución indican el período de fecha que abarca, en este caso se logró que sea por 180 días, entonces el productor que tiene sus plazos dentro de ese período se ve beneficiado. Algunas veces sucede que, si se ha pagado algún impuesto provincial que tenía su vencimiento dentro del lapso remarcado, puede ser compensando con otro posterior. Con el mismo fin, vale recordar que siempre hay disponible beneficios con créditos por parte de los bancos.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario