Tras semanas sin agua caliente, cambiaron caños y calderas del Hospital para resolver el problema

Trabajadores reflejaron el malestar por la falta de agua caliente, en un inconveniente que se mantuvo durante “cinco o seis meses”, indicaron. Desde el Sistema Integrado de Salud repasaron las mejoras realizadas que permitieron ayer regularizar la provisión. A las 16.30 “probamos todos los sectores y tienen agua caliente perfectamente”, garantizó Marta de Rico.

Hospital Ramón Santamarina

El Eco

Concluida la obra de recambio del caño troncal de la red de gas en el Hospital Municipal “Ramón Santamarina”, y mientras se aguardan avances con los ascensores camilleros, los inconvenientes que se presentaron en la provisión de agua caliente en distintos sectores del antiguo edificio obligaron a impulsar obras de infraestructura para reemplazar el viejo sistema.

El reclamo fue presentado por trabajadores del servicio de traumatología y cirugía, ubicado en el segundo piso del centro asistencial, que trasmitieron a este Diario su preocupación por la falta del servicio y las complicaciones que genera en la atención de los pacientes.

“Hace cinco o seis meses que estamos sin agua caliente”, precisó una de las enfermeras, que reflejó las quejas que reciben por parte de las personas que están alojadas en el servicio. “Son pacientes que en su mayoría se movilizan pero para los que están postrados calentamos agua para bañarlos”, describió.

Desde el Sistema Integrado de Salud Pública explicaron que, por la acumulación de sarro, se avanzó en el recambio del tendido de la red interna y de una caldera que abastece a determinados sectores.

La responsable de infraestructura del Sistema Integrado de Salud Pública, Marta de Rico, garantizó que ayer a las 16.30 “probamos todos los sectores y tienen agua caliente perfectamente” debido a la instalación y puesta en funcionamiento de la nueva caldera y el reemplazo de los caños. “Está todo terminado”.

Sobre la situación en el office de enfermería del segundo piso, otro de los reclamos de los trabajadores del sector, precisó que se cambió la columna principal de agua caliente que atraviesa el espacio y que eso “ya se terminó”, y que si el problema subsiste es porque resta reemplazar una canilla pero que “las habitaciones de los enfermos y los baños tienen agua caliente”.

Las tareas fueron realizadas en el marco de un plan de obras que lleva adelante el sistema sanitario para atender las falencias que presenta la antigua estructura, en función de la disponibilidad presupuestaria.

 

Problemas y soluciones

En diálogo con El Eco de Tandil Marta de Rico compartió los detalles de las obras iniciadas y concluidas y la inversión realizada para resolver los inconvenientes, que fue de 270 mil pesos en total para el recambio de los caños y de las calderas para abastecer de agua caliente a distintos sectores. En tanto, con la calefacción “no estamos teniendo problemas en ningún lado”.

Contextualizó que la “deficiencia” con la provisión de agua caliente está vigente desde hace “varias semanas” debido a que las cañerías que transportan ese recurso desde el subsuelo hasta el último piso presentaban una importante acumulación de sarro.

Al detectar la falla se trabajó en el recambio de “todo el troncal”, en una tarea que llevó adelante personal de mantenimiento del Hospital y que se extendió a lo largo del último mes y que ayer “terminaron”.

Según de Rico se trató de una obra “bastante lenta” por todas sus derivaciones pero que era necesaria realizar “porque la sección del caño estaba totalmente tapada de sarro y a veces había y otras veces no”.

Por las calderas

Por otro lado, explicó que para el abastecimiento de agua caliente del servicio de maternidad, sala quinta y un sector de la guardia había dos calderas que hace 15 años que estaban en funcionamiento y que ya se encontraban en condiciones de ser cambiadas.

“La última dejó de funcionar y el lunes pusimos un nuevo sistema con una máquina italiana, que calienta el agua de un tanque acumulador del mismo origen”, detalló.

En definitiva, son dos aparatos que reemplazan “con mucha tecnología, menor tamaño y más eficiencia” el viejo sistema, que ya resultaba obsoleto.

La responsable de infraestructura precisó que los problemas se registraron en las áreas mencionadas, mientras que las salas tercera y cuarta, además de los servicios de quirófano y terapia intensiva tienen sistemas independientes.

Para finalizar de Rico sostuvo que se encuentran abocados al desarrollo de un plan de obras de infraestructura para el próximo ejercicio, que se enfocará en mejoras de los desagües pluviales y de la red cloacal.

“Son obras que son necesarias para mejorar el funcionamiento del Hospital; ahora estamos bien pero con eso queremos mejorar”, concluyó.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario