Vecinos de Bulewski y Aguilera aseguran que están “olvidados” y reclaman servicios básicos

Además de la necesidad de contar con los servicios básicos, los vecinos piden que se ensanche y arreglen las calles Aguilera y Bulewski porque resulta muy difícil transitar por las mismas.

El Eco

Vecinos de Aguilera y Bulewski, en el barrio Los Charitos, alzaron su voz para reclamar servicios básicos como agua y luz, entre otras problemáticas que los afectan, e invitaron a los funcionarios a acercarse a conocer el barrio para dejar de sentirse “olvidados”.

Oscar Echazarreta, uno de los vecinos, explicó que una de las múltiples problemáticas que tienen es que el Municipio nunca accedió a llevar el agua de red a todos los frentistas del barrio, por lo cual hay gran cantidad de familias conectadas a la manguera de uno de los vecinos. Eso significa que en verano se quedan por horas e incluso días sin el servicio, porque la manguera no alcanza para abastecerlos a todos.

Calles intransitables

En otro orden, Echazarreta planteó la necesidad de que se ensanchen las calles Aguilera y Bulewski porque son tan angostas que es muy difícil circular con los vehículos.

Además, tienen el problema de que en esa esquina hay una cava que los vecinos reclamaron innumerable cantidad de veces que el Municipio la tape porque de ahí salen víboras, alacranes y todo tipo de insectos.

Natalia Gosk contó que encontró en su casa alacranes y víboras en varias oportunidades, la última de ellas llevó el alacrán a Bromatología a analizar y allí le informaron que se trataba de una especie venenosa. Eso desató mayor alarma por el peligro que estos arácnidos, teniendo en cuenta la cantidad de niños pequeños que viven en el barrio.
“Parece que estamos en la selva, en mi casa he encontrado alacranes, víboras, y yo tengo criaturas. Es un peligro”, manifestó.

Y agregó que “yo vivo por Aguilera donde la calle se corta y nosotros la abrimos pero no nos quieren sacar una piedra que está obstruyendo la calle en dirección a Pierrone. La gente que tiene auto acá no puede pasar por Aguilera, directamente tiene que dar la vuelta por Warcalde, la piedra obstruye la entrada de Pierrone y Aguilera”.

Además de la necesidad de contar con los servicios básicos, los vecinos piden que se ensanche y arreglen las calles Aguilera y Bulewski porque resulta muy difícil transitar por las mismas.

Sin agua ni luz

“No tenemos ni agua ni luz, tenemos que estar pidiendo luz y agua a los vecinos. Yo hace dos años que vivo acá y estoy luchando por esto. He ido a reclamar por todas partes donde me han mandado pero me dicen que no pueden porque la calle es chica, hemos pagado pala particular para agrandarla, pero siempre tienen una excusa”, lamentó la frentista.

Echazarreta aseguró que hace una semana que está sin agua y reclamó que “queremos que nos den la red de agua como corresponde porque es un servicio básico”.

Gosk afirmó que “no podemos estar plantando un palo y pidiendo por favor que nos tiren un cable para poder tener la luz. Yo estoy pagando la mitad con la persona que me da la luz y pago 500 pesos por tres cosas: heladera, televisión y foco, nada más. Yo quiero tener mi propia luz y agua, cuando en muchos lugares que no se necesita, están”.

“Nos dicen que no conectan la luz porque no tenemos la calle en condiciones y que encima no está definida o que el camión no entra o que hay que ver cómo hacer desde el último poste. Directamente ni vienen, sacan sus propias conclusiones desde la oficina”, cuestionó.

Y añadió que “por una foto no se van a guiar, tienen que venir a ver. La calle la mantenemos nosotros, mis vecinos y yo. Pasamos la pala, sacamos las piedras, cuando llueve que se hacen canaletas las tapamos nosotros, porque de otra forma no podemos sacar los vehículos. Mi marido tiene que dejar el vehículo en la casa de mi hermano por Pierrone, y cuando llueve es imposible pasar”.

Olvidados

Por su lado, Claudio Casas explicó que “los recolectores llegan a la esquina solamente, pero dos veces por semana, nada más. No sabemos cuál será el motivo pero nosotros la mugre la tenemos que sacar porque sino se llena de ratas e insectos. Pedimos un granito de arena, un poco de esfuerzo como nos piden ellos a nosotros con los impuestos, no estamos pidiendo nada loco, solo que hagan lo que corresponde”.

Claudio Casas, Oscar Echazarreta y Natalia Gosk pidieron que algún funcionario se acerque para ver las condiciones en las que viven.

“La luminaria también es muy floja. Viene todo para pagar, pero no tenemos nada. El agua es algo esencial, aparte hay muchos chicos, queremos que los funcionarios se acerquen, que charlen, que den la cara, que sean sociables, que nos pregunten qué nos pasa”, manifestó.

Y añadió que “no pedimos nada que no corresponda, ni siquiera estamos pidiendo que nos bajen los impuestos, los servicios, estoy pidiendo que nos den lo que nos corresponde”.

“Por lo menos queremos que nos conozcan, no queremos seguir siendo vecinos olvidados, porque somos ciudadanos, y somos como ellos de carne y hueso, trabajamos, tenemos familia, necesidades”, sostuvo.

Y aseguraron que tienen reclamos hechos al Municipio desde el año 2012 en adelante, siempre sin respuesta.
Echazarreta contó que “cuando vine a vivir traje el agua de Warcalde, que le estoy dando a la mayoría de los vecinos, no les puedo decir que no, de mi red tienen los vecinos, ellos necesitan el agua”.

Y Gosk agregó que “somos muchos y al ser una sola manguera lamentablemente nos da muy poca agua. Es algo que tiene que tener toda familia, pero lamentablemente no viene nadie. Yo he hecho hasta carta documento, me he presentado en todas partes, he tenido reuniones pero todo fue en vano porque dicen que van a venir, pero es el día de hoy que nadie vino”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario