Vecinos de El Tropezón que quedaron excluidos de la urbanización reclaman que los tengan en cuenta

Los vecinos se reunieron con funcionarios y concejales para plantear sus reclamos.

El Eco

Ayer en horas de la noche un grupo de vecinos de El Tropezón se reunió con funcionarios y concejales para plantear su preocupación porque quedaron excluidos de los planes de urbanización integral, a pesar de que hace muchos años que vienen solicitando los servicios y mejoras en el barrio.

En el encuentro, que se llevó adelante en Navarro al 500, estuvieron presentes el director de Obras Sanitarias del Municipio Guillermo Allasia, la directora de Obras Públicas María Riestra, el director de Pavimentación y Desagües Pluviales Sergio Vergara y los concejales del PJ-FPV Ariel Risso y Rogelio Iparraguirre.

Los vecinos que reclaman viven entre las calles Lunghi, Salta, Azucena y Chaperouge y quedaron fuera de las urbanizaciones integrales de El Tropezón, Maggiori y La Movediza.

Eva Atteret, una de las vecinas, lamentó que los hayan dejado afuera de los planes de urbanización y recordó que vienen reclamando aproximadamente desde 2014 cuando habían logrado el compromiso de funcionarios para conectar los servicios, pero eso nunca se concretó.

Un largo
reclamo

Explicó que además de que las calles están “intransitables”, la ausencia de servicios es un trastorno muy grande.
“Hay gente que pone un fuentón para ducharse porque no tiene espacio donde hacer un pozo, además de los elevados costos que vaciar el pozo representa dada la situación económica”, sostuvo.

A eso se suman las “exorbitantes facturas de luz que están viniendo porque los vecinos tienen que calefaccionarse de alguna forma”.

Contó que convocaron a los funcionarios para plantearles la problemática y esperarán respuestas.

Pero cuestionó que “alguien sentado desde un escritorio ha decidido que justamente nuestra zona no estuviera incluida en el dinero que mandaron Nación y Provincia, entonces queremos que se hagan responsables”.

“Las garrafas, la leña, están carísimas. Hay gente que no tiene trabajo, no tiene para comer, está de más decir la situación que está pasando el país. Hay gente que no tiene gas y sus hijos tienen serios problemas de salud y les llegan facturas de la Usina de 2.800, 3.500 pesos”, remarcó.

Consideró fundamental entonces que “de una buena vez el Gobierno comunal tenga en cuenta esta zona, que se acerque y vea en qué condiciones están viviendo los vecinos. Todos están pagando los impuestos”.

Explicó también que en las reuniones suelen participan de 70 vecinos en adelante y que están conformando una comisión vecinal porque saben que si no están juntos “es muy difícil lograr algo”.

“Nosotros la venimos peleando hace muchísimo tiempo y no entendemos por qué se han generado los servicios en otros lados cuando esta zona era la principal y la primera. Había planos aprobados, había un compromiso por parte del Gobierno comunal, en ese entonces estaba Mario Civalleri a cargo de Obras Públicas, así que esperemos que realmente esa palabra no haya sido olvidada”, manifestó.

Por su lado, Mariela Borda consideró que “por lo menos que vengan y participen de la reunión es un pasito, pero esperamos que concreten las obras también.

En tanto, Amalia Andersen hace 40 años que vive en el barrio, a dos cuadras de Lunghi. Lamentó que hayan “dividido el barrio El Tropezón en dos” y a ellos los hayan dejado “afuera”.

“Yo tengo mi marido hemipléjico hace 12 años y a esta altura tenemos que bañarnos con un fuentón, me parece que no es justo. La leña está muy cara, las garrafas también, estamos pagando mucho por la luz”, manifestó.

Y criticó que “los barrios nuevos buscaron la vuelta para que tengan todos los servicios. Yo estoy viviendo a dos cuadras de la avenida Lunghi y no tengo nada, ningún servicio. Sale alrededor de mil pesos para vaciar el pozo”.

“Soy jubilada, cobro la mínima y no me alcanza. Mi hija vive al fondo y tiene siete chiquitos, necesitamos que nos escuchen porque hace mucho que venimos con la lucha. Maggiori, La Movediza, todos los barrios nuevos tienen todo y nosotros quedamos en el medio sin nada, nos pasan de largo. No podemos seguir esperando”, remarcó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario