Vecinos de Piedrabuena al 200 exigen el asfalto tras un reclamo de años sin respuestas

Es la única cuadra que quedó sin pavimentar. Sienten que siempre los excluyen del presupuesto. Aseguran que hay mucho tráfico que dobla desde la avenida Falucho, incluidos camiones que andan a gran velocidad, por lo que viven en una nube de polvo. Además, temen por la seguridad, por eso solicitan, al menos, dos lomos de burro.

Mariano Leunda

Vecinos de Piedrabuena al 200, entre Falucho y Rosalía de Castro, dieron a conocer su reclamo que viene desde hace años sin respuesta. Es que es la única cuadra que quedó sin asfaltar y ahora no logran que la pavimenten porque las empresas no quieren hacerse cargo de una obra de pocos metros.

Adriana Franco, una de las frentistas, expuso que “esto parece tierra de nadie porque se hicieron varios reclamos a través del Municipio, fuimos a Obras Públicas y se nos dijo en su momento que eleváramos una nota para poder obtener el asfalto. Lo hicimos en 2016, pero anteriormente hubo otras, con el reclamo y la firma de cada uno de los vecinos pero realmente esta cuadra está olvidada por todos”.

“Cuando el Intendente estuvo haciendo campaña vino hasta la avenida Falucho. Yo me enteré que estaba ahí, lo fui a buscar y lo invité a visitar Piedrabuena para ver si podíamos tener el asfalto. Civalleri anotó nuestra inquietud, pero nunca vinieron”, lamentó.

Excluidos

Le volvieron a pedir que elevara una nota firmada por todos los vecinos y así lo hicieron. Pero la semana pasada les informaron que si bien en su momento había presupuesto de Provincia para realizar la obra, “aparentemente ahora no hay más, no le mandan partidas de dinero, entonces esta cuadra va a quedar sin asfaltar. Nunca estuvo incluida en el presupuesto”.

“La semana pasada yo fui y hablé con la secretaria de Obras Públicas y me dijo que había una partida de Nación pero no quieren cuadras individuales, simplemente buscan que haya 5 ó 6 cuadras sin asfaltar porque a las empresas no les conviene hacer el trabajo por una sola cuadra, y realmente por eso decidimos hacerlo público”, manifestó.

Por su lado, Elvira Corsi aseguró que “viendo y considerando que el asfalto no se va a hacer, por lo menos en 2018, reclamamos que al menos hagan dos lomos de burro porque hay horarios pico en que los camiones con acoplado doblan a una velocidad terrible. Nos tapan en tierra”.

Lomo de burro

Además, recalcó que se trata de un barrio donde viven muchos niños que “los papás ya no los dejan salir porque es peligroso, lo es para nosotros también, y lo que más nos duele es que yo soy jubilada, gano la mínima de 7 mil pesos, pago los impuestos porque es la única propiedad que tengo y debo cuidarla, pero no veo que haya ninguna mejora en la calle, mínimamente un lomo de burro”.

Ismael Azcazuri explicó que viven con “una polvareda terrible, tenemos que estar permanentemente con las puertas cerradas porque no se puede estar. Yo también pago todos los impuestos, pero no tenemos respuestas”.

“Por el Cementerio, que no hay casas, pavimentaron y acá que está lleno de vecinos no”, cuestionó.

Adriana Franco indicó que hasta el año pasado de vez en cuando pasaba el regador, pero “ahora me dijeron que este año no va a pasar porque en realidad no es una calle que pasen colectivos, no hay escuelas, pero en determinados horarios pasan continuamente vehículos, necesitamos que nos escuchen”.

“Los vecinos en verano andan con las mangueras porque es desesperante, vivimos tapados de esta tierra, este polvo blanco y no sabemos qué hacer. Nos han cobrado multas porque no se puede tirar agua, pero no nos queda otra”, sostuvo.

Por su lado, Alicia Aranda cuestionó que “dicen que hay que cuidar el agua pero a nosotros no nos queda otra porque las casas se llenan de tierra constantemente. Los autos pasan a gran velocidad, esquivando el semáforo, doblan como vienen y el otro día un auto chocó a una moto en la esquina”.

En tanto, contaron que intentaron realizar la obra en forma privada, pero no pudieron porque hay mucha gente que no puede pagar en forma particular.

Franco sostuvo que cuando asfaltaron Rosalía de Castro tenían la esperanza de estar incluidos, pero no fue así. “El tránsito cambió muchísimo desde que yo me vine a vivir hace 25 años, porque esquivan el semáforo y vienen todos por acá, a gran velocidad”, expuso.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario