Vecinos del Procrear están alertas por robos que hubo en el barrio en pocos días

El Eco

Vecinos del desarrollo urbanístico Procrear plantearon su preocupación por robos domiciliarios que sucedieron en pocos días. Aseguran que los autores fueron obreros que se encontraban trabajando en casas aledañas. A una de las vecinas le robaron todo el dinero de su salario, además de diversos objetos.

Mariana Aguerriberry, integrante de la asociación civil del barrio, explicó que en ambos casos, que se registraron durante el mes de marzo, ingresaron a robar a las casas mientras sus moradores estaban trabajando.

En uno de los casos se llevaron todo el dinero correspondiente al sueldo de la propietaria de la vivienda, y sustrajeron también computadoras, tablets y celulares.

“En las dos viviendas entraron con la misma metodología, por una de las ventanas traseras que da a los patios de las casas. Las dos vecinas habían dejado la ventana abierta del patio de la parte de atrás, que es una ventana alta e ingresaron por ahí”, detalló en diálogo con El Eco de Tandil.

Afirmó que están “bastante seguros de que fue alguien del barrio, “calculamos que no es un vecino sino algún trabajador porque el sector de arriba son todas casas que se comunican los patios, y las únicas que tienen ingreso al exterior de las viviendas son las cuatro esquinas de viviendas de dos dormitorios, el resto hay un patio delantero, un patio trasero y no hay acceso”.

“Para poder entrar por ahí tuvieron que estar del lado de adentro de las casas. Las cuatro viviendas de las esquinas del primer caso estaban cerradas con paredón por lo tanto no tienen ingreso desde las calles por eso suponemos que es alguien que estaba dentro de los patios y por otro lado estaba trabajando gente de la empresa en el patio de la vecina de al lado y ella al tener que irse a trabajar dejo abierto el portón para que pudieran salir”, indicó.

Huellas

Aguerriberry sostuvo que “lo decimos abiertamente porque ya hemos hablado con gente de la empresa también, y de hecho en ambos casos había huellas de un calzado de seguridad, que se usa para trabajar en la construcción. Estaban bien marcadas en las escaleras, hay fotos”.

“Desde la empresa dijeron que al no tener pruebas contundentes no pueden culpar a ninguno de los dos trabajadores que estaban ese día puntualmente”, afirmó.

Por su parte, Romina Bruni aseguró que habló con una de las arquitectas “por un tema particular que me faltaron un par de cosas de la habitación que da al patio, y cuando le comenté la situación me nombró a la persona que había ido a trabajar con duda de que no era la primera vez que le planteaban algo así. Me contestó que no tiene personal que pueda estar controlando que no toquen nada que no les corresponda. Esto es solamente en el sector de Riva”.

“Hay casas que están entregadas y siguen haciendo arreglos mientras la gente está viviendo. Los patios se comunican, entonces es muy fácil acceder a una casa”, manifestó.

Y Aguerriberry agregó que “lo que tomaron por metodología es que a partir de ese momento no vaya la gente a trabajar cuando la vivienda está sola”.

“Por nuestro lado, nos solidarizamos con los vecinos, hicimos una colecta los del sector para tratar de ayudar un poco porque a la primera vecina le robaron el sueldo completo, así que los ayudamos para tratar de resolver la situación inicial que era preocupante”, contó.

Y añadió que “hay manzanas que están completas, todas habitadas, pero el problema son las manzanas que tienen algunas casas habitadas y otras no, entonces ellos tienen acceso. Así que estamos todos teniendo más cuidado en la prevención, en no dejar una ventana abierta o algo al alcance. Estábamos confiados y hoy estamos más alertas”.

En tanto, recordó que también hubo casos de robos de bicicletas y un caso de inseguridad en el cual ingresaron un par de personas a un patio, pero un vecino los vio y activó una alarma vecinal que poseen, lo cual los ahuyentó y se evitó el robo.

Patrullaje y cámaras

“La manera de estar alertas es que entre los vecinos nos vamos comunicando todo lo raro que vamos viendo”, indicó.

Por otro lado, consideran que el patrullaje es “una cuestión pendiente” porque casi nunca ven móviles policiales en la zona y aseguran que necesitan “más prevención”.

Además, buscan conocer si las cámaras de seguridad que hay en el barrio están en funcionamiento.

Actividades

Por otra parte los vecinos destacaron que desde la asociación buscan acercar actividades que hacen al resto de los barrios aledaños, tal como la feria que comenzaron a realizaron algunos fines de semana.

Gabriela Villarreal explicó que “en principio el objetivo fue que pudieran participar vecinos del barrio que tienen actividad de feriantes o actividad mercantil, y fue creciendo, ha sido un éxito, seguimos apostando a eso”.

Agua e infraestructura

En cuanto a la obra de agua que debe hacerse en el barrio para que no tenga problema el tanque para abastecer a toda la zona, debía comenzar en enero y aún no empezó.

“Tenían tiempo hasta fines de enero y no comenzaron las tareas. Disminuyeron los cortes pero no está la solución definitiva que estamos esperando”, afirmó.

En cuanto a los problemas de infraestructura, contó que van a hacer “una recorrida con Obras Públicas, Privadas, Espacios Verdes, para hacer relevamiento de todas las deficiencias que hay que pedirle al fideicomiso que solucione cuanto antes”.

Entre ellas, explicaron que hay cosas que se rompieron y otras que hicieron mal desde el principio.

Entre ellos, cordones cuneta, rampas para discapacitados, lomas de burro en lugares inapropiados, un poste de luz en medio de una entrada de auto.

Además, hay veredas con hundimientos, cordones rotos, las rampas para discapacitados las hicieron muy pequeñas, no pasa una silla de ruedas.

“Queremos hacer la recorrida con ellos para que detectemos todas las falencias, el fideicomiso debe resolver estos problemas”, concluyó.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario