Vecinos del Procrear le pidieron a Lunghi mejoras en el barrio y gestiones por el agua

Lunghi, Guadagna y María Victoria Deguer se reunieron con vecinos del Procrear.

El Eco

Mientras esperan que se solucione el problema del agua, vecinos del Procrear pidieron a Lunghi mejoras en el barrio y aprovecharon para solicitarle ayuda en las gestiones con el fideicomiso ante las demoradas obras de agua.

Ayer a las 13 un grupo de vecinos del barrio Procrear se reunió con el intendente Miguel Lunghi, el secretario de Obras Públicas Roberto Guadagna y la directora de Desarrollo Urbano María Victoria Deguer.

En el encuentro, los frentistas plantearon la necesidad de contar con un espacio para la sociedad de fomento que piensan formar, considerando que cuando se construyó el barrio la esquina de Pujol y Quintana siempre estuvo pensada para hacer algún espacio destinado a la comunidad.

En ese contexto, le solicitaron a Lunghi que se pueda hacer un SUM que y utilizarlo para talleres y actividades culturales.

Al respecto, los funcionarios les informaron que están preparando un proyecto para ese espacio que se va a dividir en dos partes, por un lado un SUM en el cual podría funcionar la sociedad de fomento y por otro algo más grande para la comunidad en general que aún no saben qué será.

Se comprometieron a tener finalizado el proyecto entre mayo y agosto y que buscarán recursos provinciales o nacionales para el emprendimiento.

A su vez, los vecinos buscan conformar una asociación civil con el fin de tener sus propios recursos también.

El agua

Aprovechando el encuentro, los frentistas le solicitaron a los funcionarios que los sigan ayudando con las gestiones por la obra de agua que aún no comenzó.

Sucede que desde el fideicomiso del banco Hipotecario se habían comprometido a finalizar la primera etapa de la obra de agua, que consistía en mejorar la comunicación de la cisterna al tanque para fines de enero y todavía no comenzó.

La segunda etapa implica la parte eléctrica con la colocación de un generador.

De acuerdo a la información que les pudo aportar Guadagna, en comunicación con funcionarios del fideicomiso le indicaron que tienen todos los materiales comprados pero se retrasó la obra porque faltan unas firmas y estimaban que en febrero van a comenzar con esa primera etapa.

En tanto, los vecinos le solicitaron a Lunghi que hagan un relevamiento de las falencias en cuanto a infraestructura que tiene el barrio, como lomos de burros mal hechos, desagües, y rampas para hacer una queja a las empresas.

Además, pidieron que al menos cuatro veces al año los incluyan en actividades que hagan desde el Municipio.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario