Villa Gaucho busca transformar el dolor por la muerte de Romanela en mejoras para el tránsito

Organizaciones que trabajan en prevención y seguridad vial se reunieron en la Casa del Bicentenario.

El Eco

Vecinos de Villa Gaucho, conmovidos por la muerte de Romanela Ruiz Sánchez, realizaron una jornada en la Casa del Bicentenario, sobre “Duelo por accidentes de tránsito: del dolor a la oportunidad de ayudar”. En el marco de los Puntos de Extensión Territoriales (PET) que impulsa la Unicén, reunieron al equipo de ONGs que trabaja en prevención y seguridad vial con el objetivo de plantear las problemáticas de la barriada y traducirlas en acciones concretas. Fue la primera vez que participó el Municipio en estos encuentros, a través de la Secretaría de Protección Ciudadana.

Romanela Ruiz Sánchez, la joven de 23 años que murió cuando un auto la embistió en Marconi y Roca, era vecina de Villa Gaucho. La víctima era egresada de la Escuela 14 y sus hijos asisten al Jardín de Infantes 926. La noticia de su tragedia sacudió a la barriada, que ahora busca convertir el duelo en acciones para mejorar la seguridad vial.

“Todo el barrio está hoy absolutamente conmovido y sentido por la pérdida de una chica muy joven en un accidente de tránsito. Creíamos que era más que necesario hablar de este tema. Vimos oportuno darle la posibilidad a la gente que sintiera la necesidad de hablar de esta angustia, la tristeza de la pérdida y poder transformar ese dolor en algo positivo, sumarse al proyecto, hacer propuestas. Esa es la idea”, anticipó María Cecilia Astigueta, coordinadora de proyectos de la secretaría de extensión de la Unicen.

El diagnóstico

Por otro lado, explicó que el año pasado, a partir de un trabajo del PET Villa Gaucho se Mueve con alumnos y docentes de la Escuela 14, detectaron que “el tránsito es uno de los temas más urgentes la agenda del barrio”.
En ese marco, los integrantes de la comunidad se mostraron preocupados por la falta de sentido de circulación de las calles y de señalización, la carencia y el estado de las veredas, el cruce de la Ruta 226, la ausencia de demarcación, entre otras demandas.

“Están muy cerca de la ruta, entonces muchos chicos contaban las dificultades para acceder al otro lado de la ciudad, lo riesgoso que era eso cuando querían cruzar con sus familias. Pedían acciones concretas”, señaló Astigueta.

La licenciada en comunicación agregó que “la circulación de las motos es un tema y está acrecentada porque tienen que cruzar la ruta, entonces todo lo que tiene que ver con las luces, las características de los vehículos y su estado, el acceso a determinado tipo de vehículos para poder circular”.

Además, en el contexto actual, se conjugan cuestiones socioeconómicas, ya que muchas familias no tienen otra alternativa que movilizarse en vehículos que no están en condiciones o no cuentan con casco para todos sus integrantes porque cuestan dinero.

En otros casos, desde las organizaciones observan que algunos conductores tal vez no disponen de los dispositivos de seguridad como el casco, pero tienen un teléfono celular de última generación. Por eso, uno de los objetivos es concientizar para establecer prioridades, es de decir, que aquel que anda todo el día en moto pueda darle importancia al casco. “Son cuestiones con las que tenemos que trabajar porque es un cambio cultural”, explicó la representante de la Unicen.

María Cecilia Astigueta, coordinadora de proyectos de la secretaría de extensión de la Unicén.

Un abordaje
amplio

Por otra parte, Cecilia Astigueta informó que “en la secretaría de extensión, venimos trabajando desde hace seis años en tránsito en Tandil, en muchas organizaciones, pero siempre las actividades las hacíamos en el Centro Cultural Universitario. Nos acompañaba Jefatura Distrital de Educación y llevábamos estudiantes de secundarias, primarias, jardín, con eventos muy masivos. Esta es la primera vez que movemos todo el equipo de trabajo que tenemos a un barrio”.

Integran el grupo Tránsito entre Todos, Cruz Roja Argentina filial Tandil, Estrellas Amarillas Tandil, Cuidame Cuidate, Agrupación Motosierras Tandil, Iván Martínez (triatleta preocupado por la seguridad vial de los deportistas), Círculo de Antiguos Scouts y la Facultad de Ciencias Humanas de la Unicén. El principal objetivo de estos actores es prevenir y generar políticas públicas para mejorar el tránsito.

“Empezamos a pensar en el tránsito de la manera más amplia que alguien pueda pensarlo. Nos dimos cuenta de que había diversas maneras y eso es lo que estamos haciendo”, precisó la licenciada Astigueta.

En esa línea, sostuvo que “el tránsito requiere un cambio de hábito más allá de las políticas públicas que son muy importantes. Por eso hoy celebramos la participación de la Secretaría de Protección Ciudadana del Municipio que se suma a partir de ahora a estas actividades. Para nosotros es genial”.

Y valoró que “es una gran apertura generar esta línea de trabajo dentro de la Municipalidad, la Secretaría de Protección Ciudadana, abrirse a un trabajo en equipo con todas las organizaciones que estamos en el proyecto. Creo que tiene que ver con una apertura y empezar a repensar las políticas en la ciudad, y nosotros celebramos eso y lo queremos aprovechar, por supuesto, para poder pensar todos cuáles son las cuestiones más óptimas y más urgentes a proponer para que se puedan resolver”.

En acción

La intención de la intervención en el barrio es generar políticas para que las evalúe el Municipio y se puedan implementar. “Incluso, vamos a empezar a hacer una actividad en la escuela y en el jardín. La idea es retomar ahí algunas demandas y poder acompañar las gestiones. Después quedará en manos de los funcionarios la resolución”, indicó.

Agregó que las organizaciones están comprometidas para acompañar los pedidos del barrio, a partir de las gestiones que puedan realizar, para que no recaiga todo en el Estado y así favorecer la integración social.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario