Andrés Manuel López Obrador asume la presidencia de México

El dirigente izquierdista Andrés Manuel López Obrador asumirá hoy como presidente de México para un mandato de seis años, con el declarado objetivo de combatir la pobreza y la corrupción que asola al país.

Para la “toma de protesta” -como se llama en México a la jura- está confirmada la presencia de más de un centenar de representantes de unos 50 países, entre los que habrá una veintena de jefes de Estado y de Gobierno.

Especialmente destacada será la presencia de líderes iberoamericanos, como el rey Felipe VI de España, el presidente de Colombia, Iván Duque; el de Venezuela, Nicolás Maduro; el de Cuba, Miguel Díaz-Canel; el de Bolivia, Evo Morales; el de Ecuador, Lenín Moreno, o el de Perú, Martín Vizcarra Cornejo.

Argentina estará representada por la vicepresidenta Gabriela Michetti, porque el presidente Mauricio Macri está presidiendo en Buenos Aires la cumbre del G20.

La delegación más grande será la Estados Unidos, encabezada por el vicepresidente Mike Pence; el secretario de Estado, Mike Pompeo; la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen; así como varios gobernadores y alcaldes.

También viajará a México Ivanka Trump, la hija del presidente estadounidense Donald Trump y esposa de Jared Kushner, quien fue condecorado por el Gobierno mexicano por su contribución en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que se firmó ayer en Buenos Aires.

 

Intención transformadora

 

López Obrador, exalcalde de la ciudad de México (2000-2005), aseguró durante la campaña electoral que hará una transformación radical y pacífica del país.

Prometió reformas comparables con los tres mayores hitos de la historia del país desde el siglo XIX, la independencia, la Reforma y la Revolución Mexicana.

Además sostuvo que se propone acabar con la corrupción, ejercer un gobierno austero, sin lujos ni privilegios, y establecer una “democracia auténtica”.

México, la segunda economía de América latina después de Brasil, tiene altos niveles de inseguridad e impunidad, severos problemas con el narcotráfico, desigualdad social, tensiones migratorias con Estados Unidos y un crecimiento económico modesto.

Uno de los más ambiciosos proyectos de López Obrador es el llamado Tren Maya, una ruta ferroviaria que recorrerá 1.500 kilómetros para unir las costas del océano Pacífico con las del Atlántico.

También prevé un programa de becas de estudio para 2,6 millones de jóvenes y empleos como aprendices en empresas.

En cuanto a la inseguridad que asola el país, con más de 29 mil asesinatos el año pasado, cientos de fosas clandestinas y unos 35 mil desaparecidos, López Obrador se propone crear una Guardia Nacional.

El presidente electo ganó las elecciones del pasado primero de julio, con más del 53 por ciento de los votos, y su partido, Morena (que no existía en las elecciones de 2012), tendrá mayoría en ambas cámaras del Congreso. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario