Bolsonaro pidió retirar a Brasil como sede de la cumbre del clima

El presidente electo de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, admitió que participó en la decisión del actual gobierno de retirar a Brasil como sede de la próxima cumbre mundial del clima COP25 en 2019 y volvió a poner en duda la permanencia de su país en el Acuerdo de París.

“Hubo participación mía en esa decisión. A nuestro futuro ministro le recomendé que evitase la realización de ese evento aquí en Brasil”, anunció Bolsonaro, un crítico con las causas ambientales.

El actual gobierno del conservador Michel Temer desistió de albergar la cumbre climática del año que viene alegando “restricciones fiscales y presupuestarias” y “el proceso de transición de la administración recién elegida” de Bolsonaro, que asumirá el próximo 1° de enero.

El anuncio ocurre a pocos días del inicio de la cumbre COP24 en Katowice, Polonia. La cumbre de 2019 debe llevarse a cabo entre el 11 y el 22 de noviembre.

Tras participar en Brasilia de reuniones para elegir a su equipo de gobierno, Bolsonaro volvió a cuestionar la continuidad de Brasil, líder en la lucha contra el calentamiento global, en el acuerdo climático de París, cuya implementación debe ser debatida en esa cumbre.

Según él, en ese acuerdo está “en juego” la soberanía brasileña de una región de 136 millones de hectáreas denominada “Triple A”, que va desde Los Andes al océano Atlántico, atravesando la Amazonia.

Una iniciativa planteada por una organización de defensa del medio ambiente y apoyada durante su mandato por el presidente colombiano Juan Manuel Santos proponía crear en esos territorios una amplia zona de protección ambiental con parques naturales, reservas indígenas y espacios con alto índice de biodiversidad.

“Quiero dejar bien claro como futuro presidente, que si ese fuera el contrapeso, nosotros tendremos una posición que puede contrariar a mucha gente, pero que va a estar de acuerdo con el pensamiento nacional”, subrayó. “No quiero anunciar una posible ruptura (del acuerdo) dentro de Brasil”, agregó.

Para el presidente electo, algunas normas ambientales actuales no tienen justificación y lo que hacen es asfixiar al importante rubro del agronegocio como motor de la economía local.

Bolsonaro ha nombrado ya a la mayoría de sus ministros, pero aún está pendiente el de Medio Ambiente, debido a que están buscando “un nombre que haga una política que mire al medio ambiente pero también a los intereses nacionales”. AFP-NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario