Buscan vicepresidente ideal para Brasil

Los candidatos a la presidencia de Brasil buscan con dificultad a un compañero de fórmula que les garantice votos, recursos y espacios en la televisión y aleje el fantasma del impeachment en 2016 de la presidenta Dilma Rousseff, enfrentada a su vice y sustituto Michel Temer.

La opción por un vicepresidente “es producto de una estrategia de equilibrio de la chapa [binomio] y de búsqueda de votos (…), es una ecuación compleja”, dijo a la AFP Ricardo Caldas, politólogo de la universidad de Brasilia.

De los presidenciables que lideran las encuestas, el ultraderechista Jair Bolsonaro y el centro-izquierdista Ciro Gomes oficializaron sus candidaturas sin un vicepresidente a su lado; y la ecologista Marina Silva y el centro-derechista Geraldo Alckmin van por el mismo rumbo.

Caldas sostiene que las “indefiniciones” se deben en parte a la situación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, líder en las encuestas, que purga más de 12 años de cárcel por corrupción. El Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) mantiene su candidatura, aunque ésta deba ser invalidada por la justicia electoral.

La postura del PT “genera indefiniciones muy grandes en todo el escenario electoral”, afirma Caldas.

Además, “los candidatos tienen dificultades para encontrar un nombre que no solo les aporte tiempo de televisión y los fondos” que la ley electoral distribuye entre los partidos, “sino también que les traiga votos”, apunta el analista Everaldo Moraes.

Los partidos apuran negociaciones -hasta con fuerzas ideológicamente opuestas- para lograr alianzas antes del 5 de agosto, cuando vence el plazo para decidir las candidaturas en unas elecciones que se proyectan como las más inciertas y polarizadas desde el retorno de la democracia en 1985. AFP-NA

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario