Combates sin tregua en Yemen

Los combates en tierra y los ataques aéreos continuaron alrededor de la ciudad portuaria de Hodeida, en manos de los rebeldes hutíes en el oeste de Yemen, a pesar de que la coalición que lucha contra ellos, liderada por Arabia Saudita, negó que busque una “escalada”.

Esta coalición que interviene en Yemen desde 2015, liderada por Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, apoya a las fuerzas progubernamentales yemeníes, en guerra con los rebeldes hutíes, a su vez apoyados por Irán, y que controlan el puerto de Hodeida, en el mar Rojo.

Anoche, los combates que se registran desde el jueves bajaron de intensidad pero no cesaban, según indicaron fuentes militares.

Según dos médicos de Hodeida, los cadáveres de 74 combatientes hutíes fueron llevados a hospitales de la ciudad en las últimas 24 horas. Además, 15 combatientes progubernamentales resultaron muertos en los enfrentamientos, según fuentes médicas yemeníes.

La organización Save the Children informó el lunes que sus integrantes en Hodeida observaron al menos un centenar de bombardeos aéreos durante el fin de semana, lo que representa “cinco veces más que en la primera semana de octubre”.

“Esta escalada en los alrededores de uno de los puertos más importantes del Yemen puede comportar que miles de niños queden bajo línea de fuego e impedir la distribución de alimentos y medicamentos en un país donde la hambruna extrema y las enfermedades matan una media de cien niños cada día”, advirtió la organización humanitaria.

 

Esfuerzos de la ONU

 

Una fuente de la coalición afirmó que esta alianza antirrebelde “apoya” los esfuerzos de la ONU para reactivar el proceso de paz y no busca una “escalada”, pese a las operaciones en curso.

No se trata “de operaciones ofensivas”, sino de despliegues para “proteger a nuestras tropas y ampliar los perímetros de seguridad en ciertas zonas”, declaró a la AFP la fuente de la coalición que solicitó el anonimato.

“La coalición se comprometió a hacer que se reduzcan las hostilidades en Yemen y apoya firmemente el proceso político”, que busca relanzar el enviado especial de la ONU, agregó.

No obstante, “si los hutíes no acuden a las negociaciones de paz, eso podría conducir a que se reanude la ofensiva sobre Hodeida”, precisó.

“La situación humanitaria en Yemen es inaceptable” y “nosotros nos comprometemos a poner fin al conflicto lo antes posible” y a “mantener el puerto de Hodeida abierto”, aseguró esta fuente.

El viernes, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, pidió el fin “inmediato” de la “violencia” en Yemen para evitar que el país caiga en un “precipicio”, con la mitad de su población amenazada por la hambruna.

El 30 de octubre, cuando Arabia Saudita estaba a la defensiva por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, el secretario de Estado Mike Pompeo y el ministro estadounidense de Defensa Jim Mattis exigieron el final de la guerra en Yemen y la apertura de negociaciones en un plazo de 30 días.

El centro de análisis Soufan consideró que el gobierno estadounidense estaba haciendo mucho “ruido” a causa de la presión del Congreso, pero que las “acciones concretas” no se concretaban.

Mientras, en Arabia Saudita, la agencia oficial SPA informó que durante esta semana de combates, murieron seis soldados sauditas “cerca de la frontera meridional”, que es la frontera con Yemen, pero no precisó las circunstancias. AFP-NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario