El crecimiento está amenazado por las tensiones comerciales

Las controversias comerciales entre Estados Unidos y sus socios pueden dañar a corto plazo la economía global dijo ayer el FMI al confirmar que espera para 2018 un crecimiento mundial de 3,9 por ciento.

“El riesgo de que las tensiones comerciales actuales se intensifiquen y que impacten negativamente en la confianza y en la inversión representa la mayor amenaza para el crecimiento mundial en el corto plazo”, dijo Maurice Obstfeld, economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para el año próximo el FMI también mantuvo la previsión expresada en abril, de un crecimiento de 3,9 por ciento.

Pero “evitar medidas proteccionistas y encontrar una solución cooperativa, que promueva el crecimiento del comercio de bienes y servicios, sigue siendo esencial para preservar la expansión global”, apuntó el organismo.

En medio del conflicto comercial, el FMI ha revisado a la baja el crecimiento del volumen del intercambio de mercancías.

La actualización publicada ayer, sin embargo, revisó a la baja las expectativas de varios países europeos y también de América Latina.

De acuerdo con el FMI, América Latina y el Caribe crecerán 1,6 por ciento en 2018, aunque en abril había manifestado una expectativa de avance de 2,0 por ciento. Para 2019, el FMI espera de la región un crecimiento de 2,6 por ciento, 0,2 puntos porcentuales menos que en abril.

 

Incertidumbres

 

El Fondo apuntó que esa reducción es reflejo de la necesidad de ajustes en Argentina, un escenario de incertidumbres políticas en Brasil y tensiones comerciales aún sin resolver entre México y Estados Unidos.

Argentina fue sacudida por una aguda crisis financiera en el primer semestre de este año que forzó al gobierno a una reorganización de su gabinete y a recurrir al FMI, que le otorgó un crédito de 50 mil millones de dólares.

Sin embargo, el país continúa con una elevada inflación y una tasa básica de interés de 40 por ciento, una de las más elevadas del mundo.

En el caso de Brasil, las perspectivas de crecimiento son “poco inspiradoras”, según el FMI.

“La economía tiene un desempeño por debajo de su potencial, la deuda pública es alta y en aumento, y, aún más importante, las perspectivas de crecimiento de medio plazo permanecen poco inspiradoras”, apuntó la entidad.

Para el año 2018, el FMI espera en Brasil un crecimiento de 1,8 por ciento, lo que implica un recorte de medio punto porcentual respecto a la estimación de abril.

Con relación a México, el FMI mantuvo en 2,3% su expectativa de crecimiento aunque recortó levemente la previsión para 2019, de 3,0% a 2,7%.

Con relación a México, Obstfeld dijo que “hemos incluido la incertidumbre” sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en la previsión, aunque añadió que el Fondo asume que las negociaciones para la renovación del acuerdo “estén concluidas al fin de 2019”.

En conferencia de prensa, Obstfeld dijo que resulta “difícil exagerar” la gravedad de la situación económica en Venezuela, aunque no adelantó números sobre el desempeño esperado de ese país este año. AFP-NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario